Interrail: descubrir Europa en tren

Artículo publicado el 12 de Agosto de 2008
Artículo publicado el 12 de Agosto de 2008
El Interrail, activo desde hace más de treinta años, sigue siendo una de las formas preferidas para viajar por el continente. Y la oferta sigue aumentando: ahora, trenes que conectan los mayores festivales de Europa

El tren, tras dejar la última ciudad, corre veloz a través del campo. La mochila es molesta y los pies están doloridos. Tus compañeros de viaje charlan incansablemente mientras tú disfrutas en silencio del viaje que has emprendido. Son estos los sentimientos que animan el espíritu del Interrail, una experiencia única y a medida de los jóvenes. Para descubrir Europa en libertad.

Un tren para Europa

Para quien no lo supiera aún, el Interrail es una de las mejores y más baratas maneras de viajar a lo largo y ancho del viejo continente. Un billete de tren especial y personal, con una duración determinada, que permite llegar a treinta países y más de 40.000 estaciones. Nació en 1972, con ocasión del 50º aniversario de la Unión Ferroviaria Internacional. Con la ampliación de las fronteras europeas hacia los países del Este, tras la caída del muro de Berlín, primero, y la ampliación de la UE después, se hizo necesaria una nueva reorganización del Interrail. En 2005, la Comunidad Interrail incluyó un nuevo país participante: Bosnia-Herzegovina.

A cada uno el suyo

La novedad de este año prevé un billete con dos opciones principales: Global Pass y One Country Pass. El Interrail Global Pass es válido para todos los ferrocarriles nacionales y algunos privados de 30 países. Se puede encontrar con distintos periodos de validez, desde 5 a 10 días (flexible) a un mes (continuo). El Interrail One Country Pass es la mejor elección si se desea visitar un solo país europeo, exceptuando el propio. El billete cubre un periodo de validez de un mes, y el precio varía según el número de días utilizables para viajar, de tres a ocho. Los precios de los billetes de Interrail varían según las exigencias y las posibilidades: el Global Pass va de 159 euros por un billete de segunda clase válido para diez días para una persona con menos de 26 años, a un máximo de 809 euros para un mes de viaje en primera clase para un adulto. En cuanto al One Pass Country, cada país adopta tarifas distintas que cambian según el número de días de utilización, hasta un máximo de 30 días. Se puede ir desde los 30 euros por un billete de segunda clase para jóvenes en Turquía, válido por tres días de viaje en un mes, hasta los 309 euros por un billete de primera clase para adultos en Austria, válido por ocho días de viaje.

No solo Europa

©Kheng Guan TohLos pases Interrail solo pueden ser utilizables por residentes europeos y de Turquía. Pero no todo está perdido: existe también el pase EuroRail. Se trata de un programa creado en 1959 que permite disfrutar de un pase para viajar por veinte países de Europa. El pase EuroRail es emitido por el grupo EuroRail, el mismo que gestiona el Interrail. EuroRail ofrece tarifas especiales para eventos que tienen lugar en Europa. Se puede llegar a la Expo de Zaragoza, al Festival Sziget (Bucarest), a la Fiesta de la Cerveza en Belgrado o al Festival de Salzburgo. 

Este año, por tercera vez, el grupo EuroRail G.I.E. ha apoyado un proyecto promovido por la asociación italiana Viajes y Libertad, del Glocal Forum y en colaboración con la UE. Se trata del Rail for Peace (Tren por la Paz), un proyecto que permite a los jóvenes provenientes de Kosovo, Bosnia-Herzegovina y Serbia conocer a compañeros europeos y viajar con ellos para descubrir el continente.

En todo caso, el Interrail continúa teniendo fans. Existen numerosos blogs de apasionados que relatan sus experiencias y dan consejos y trucos. Por ejemplo, interrail.experience.free.fr ofrece un panorama de fraudes, o de cosas para visitar en varios países, de Grecia a Italia, de Austria a Eslovaquia. ¿Y algo que no se debe olvidar nunca? Los tapones para los oídos. Ahora, solo queda preparar la mochila e ir a la estación, Europa nos espera.