Irakli Berulava, periodista: “Georgia perdió la oportunidad que la Revolución había creado”

Artículo publicado el 8 de Noviembre de 2011
Artículo publicado el 8 de Noviembre de 2011
Triste. Así es como el corresponsal de Reporteros Sin Fronteras (RSF) en Georgia describe la situación de los medios de comunicación en la región del Cáucaso Sur. “Tras la Revolución de las Rosas (2003), el periodismo se vio afectado por la autocensura, las presiones gubernamentales y la regresión democrática”, afirma el periodista Irakli Berulava, también bloguero, director de cine y productor.

cafebabel.com: ¿A qué problemas se enfrentan los medios de comunicación de la era postsoviética?

Irakli Berulava: En primer lugar, está la autocensura editorial. La mayoría de los editores intentan mantener buenas relaciones con las autoridades y no permiten a los periodistas que escriban sobre algo que pueda resultar “interesante”. A los periodistas no les queda otra opción que trabajar de esta manera sino quieren acabar en el paro. Los bajos salarios que reciben constituyen también un problema, ya que se reduce la calidad del contenido.

“Incluso cuando alguno de sus compañeros sufre un ataque, la mayoría de los periodistas prefiere guardar silencio”

Por otra parte, las sociedades del Cáucaso poseen una mentalidad cerrada y conservadora. Los periodistas prefieren escribir sobre la religión en lugar de la violencia hacia ciudadanos inconformistas cuyas voces permanecen en silencio. Recientemente, los medios ignoraron un caso en el que un fotógrafo fue arrestado y no dieron muestras de solidaridad. Incluso cuando alguno de sus compañeros sufre un ataque, la mayoría de los periodistas prefiere guardar silencio. Por último, están los grupos de presión y la falta de transparencia de los medios. En este sentido, los medios de comunicación se han convertido en organismos cerrados en los que trabaja el mismo personal desde hace décadas. Las nuevas caras suelen ser amigos o parientes de redactores de periódicos o de directores de televisión. Con este panorama, los sectores más vulnerables de la población, como las minorías culturales, no tienen la oportunidad de hacerse oír.

cafebabel.com: ¿La Revolución de las Rosas de 2003 mejoró la libertad de expresión en Georgia?

Irakli Berulava: Georgia perdió la oportunidad que la Revolución había creado y en la libertad de expresión se dieron pasos hacia atrás. A partir de 2003, por ejemplo, las cadenas de televisión de la oposición se volvieron progubernamentales y otros medios de comunicación cerraron. Esta situación solo podría cambiar llegasen nuevas personas al gobierno. Si este tuviera una mentalidad más abierta, los jóvenes y talentosos periodistas tendrían más oportunidades de trabajar.

cafebabel.com: Para finalizar, ¿cómo ves el futuro del periodismo en el Cáucaso Sur?

Irakli Berulava: En Georgia, Armenia o Azerbaiyán siempre ha habido una minoría de estudiantes con una buena formación y de mentes abiertas, también llamados “liberales”. Algunos de ellos estudiaron en universidades de Occidente. Si hubiera un cambio, estos veinteañeros tendrían la oportunidad de modificar el sistema, todo depende de quienes sustituyan a los antiguos periodistas. El actual sistema no debería continuar existiendo. 

Por Hrant Mikaelian. Este es el tercer artículo de la serie publicada por los colaboradores de cafebabel.com EuroCaucasus News, este otoño. El proyecto de periodismo, multimedia y Europa para estudiantes de Armenia, Azerbaijan y Georgia está organizado por el Canal France International (CFI). Leer más información en el blog.

(Foto: © Nicolas Froehner)