Irlanda: El paraíso fiscal de Apple 

Artículo publicado el 6 de Septiembre de 2016
Artículo publicado el 6 de Septiembre de 2016

Atención, este artículo no ha sido revisado ni publicado en ningún grupo

Tras la decisión acordada por la Comisión Europea el martes 30 de agosto, la multinacional estadounidense Apple tendrá que pagar hasta 13.000 millones de euros en impuestos a Irlanda. Apple e Irlanda han decidido, de inmediato, recurrir tal decisión. ¿Entonces qué, partimos la manzana de la discordia en dos?   

Suiza - Tages-Anzeiger: La UE resiste la presión de EE.UU.

La Comisión Europea ha resistido la presión estadounidense convirtiéndose así en un ejemplo para otras zonas del planeta, noticia que celebra el diario suizo Tages-Anzeiger: "Países de Africa, de Oriente Próximo e India pueden apoyarse a partir de ahora en la decisión de la Comisión Europea y presentar una denuncia, puesto que esos países se han visto privados también de ingresos fiscales como consecuencia de la localización de la sede fiscal de Apple en Irlanda. Pero en lo que más duramente tendría que repercutir esta decisión es en las relaciones con Estados Unidos. Washington ha amenazado recientemente a la UE con declararle la guerra fiscas y le ha exigido que no meta las narices en las ganancias de sus multinacionales en Europa. Da la sensación de que el Departamento del Tesoro estadounidense se ha convertido en el portavoz de las multinacionales y que quiere impedir la armonización internacional en lo que a impuestos sobre las empresas se refiere. La decisión puede parecer errónea pero, con su decisión, la Comisión ha respondido de la mejor manera posible a la fantasmada estadounidense. (31 de agosto del 2016)

Eslovaquia - Pravda: ¡Ahí lo tienes!

El periódico Pravda se alegra de la multa impuesta a Apple: " 'Vamos a por vosotros'. [...] Irlanda no es un paraíso fiscal aunque tenga uno de los impuestos de sociedades más bajo. [...] Apple se ha beneficiado de ello durante años: en el 2014 solo pagó el 0,005 % de impuestos sobre sus ganancias en Europa. El enfrentamiento podría durar años pero, en este asunto, la Comisión tiene a la población europea de su parte: la empresa deberá pagar los impuestos que le correspondan, sin beneficiarse de reducción alguna, y tiene que apretarse el cinturón a la espera de tiempos mejores. Hasta ahora, los gobiernos se han convertido en rehenes de las grandes empresas, las cuales dictan sus propias leyes y sus propias reglas". (31 de agosto del 2016)

España - El Mundo: El 'caso Apple' urge a armonizar la fiscalidad en la UE 

La UE se halla en una encrucijada en materia de política fiscal, recoge El Mundo: "Los 13.000 millones de euros que, según la Comisión Europea, Apple tiene que devolver a Irlanda por no haber tributado correctamente en ese país no son solo un problema entre el Gobierno irlandés, Apple y Bruselas. Es un asunto que afecta directamente a la legislación del resto de los países miembros, algo fundamental en una unión económica como la europea: la armonización fiscal. [...] Al márgen de lo que dictamine la justicia, el caso Apple pone de manifiesto la necesidad de avanzar decididamente en la armonización fiscal europea. Porque no habrá de verdad un espacio económico común mientras que los gobiernos puedan utilizar una política de tipos bajos, sobre todo en el Impuesto de Sociedades, para atraer inversiones. Los países miembros deberían adoptar un modelo tributario con las empresas que estableciera una horquilla de tipos para evitar casos como el de Apple y otros similares. Eso o reconocer, con todas las consecuencias, la soberanía tributaria de los Estados". (31 de agosto del 2016)

Irlanda - The Irish Times: Mal asunto para el país

Este asunto siembra la duda sobre la fiabilidad y la previsibilidad de Irlanda como lugar de inversión, comenta The Irish Times: "Irlanda se ha presentado siempre como un Estado que contaba con un sistema fiscal que descansaba sobre una base legal clara, garantía de seguridad para las empresas. Con razón o sin ella, esta opinión siembra la duda sobre la forma en que hemos hecho gravar a esta gran empresa, y eso perjudicará la reputación de Irlanda. [...] El gobierno podrá aducir que las revisiones de los últimos años en materia de derecho fiscal han suprimido ciertas ventajas fiscales controvertidas de las que se beneficiaba Apple. Sin embargo, vista la importancia de las inversiones directas extranjeras para nuestra economía, el veredicto devastador de la Comisión en el caso Apple no deja otra opción a nuestro gobierno que recurrir esta decisión". (31 de agosto del 2016)

Reino Unido - Daily Telegraphe: ¿Con qué derecho?

La decisión de la Comisión es tan equivocada como presuntuosa, se queja -y mucho- The Daily Telegraph: "El trato que la Comisión Europea está dispensando a Apple e Irlanda es la ilustración de lo que no funciona bien en la UE tanto en el plano económico como en el político. Económicamente, la multa fiscal a multinacionales que hoy tributan aquí y mañana en cualquier otro lugar es una forma de automutilación: este tipo de empresas tienen la posibilidad de colocar su sede fiscal en países que no les exigirán unos tipos altos en impuestos, y seguro que lo harán. Políticamente, es una afrenta democrática que la Comisión, cuyos miembros no son elegidos por los ciudadanos, pretenda imponer al gobierno irlandés los tipos que tiene que fijar. Esta decisión no se limita solo a los países pequeños: la semana pasada, algunos líderes de la UE  invitaron al Reino Unido a no reducir más el Impuesto de Sociedades". (31 de agosto del 2016)

___

30 países - 300 medios - 1 revista. La revista euro|topics presenta los temas que afectan a Europa y refleja la diversidad de opiniones, ideas y estados de ánimo.