Irlanda, euroescepticismo… ¿eurodemocrático?

Artículo publicado el 13 de Junio de 2008
Artículo publicado el 13 de Junio de 2008

Atención, este artículo no ha sido revisado ni publicado en ningún grupo

Ha sido por poco, pero la victoria del no en Irlanda plantea muchas cuestiones sobre hacia dónde va la UE. Esto y mucho más, en nuestros repasos semanales de lo último desde Bruselas.

¿Democracia?

Menos de la mitad de los posibles votantes irlandeses acudieron a las urnas. En otras palabras: 1,5 millones de ciudadanos han decidido sobre el futuro de 500 millones. ¿Es eso democracia? El no ha prevalecido con un 53,43% de los votos y el Gobierno se enfrenta a lo inevitable. El Tratado de Lisboa ha sido ya ratificado en 18 países miembro y continúan las discusiones sobre qué hacer tras este contratiempo. ¿Es solo una batalla o está el tratado herido de muerte?

La UE fija las horas de trabajo

Después de más de una década de estancamiento, los ministros de empleo de la UE han acordado reformas laborales incluyendo un aumento de las horas laborales de la semana. El Reino Unido ha conseguido cambiar el máximo de horas semanales establecido (48), que ahora puede llegar hasta las 65 en casos especiales. España, Grecia o Bélgica se oponen. Los sindicatos, contentos con el aumento de los derechos de los trabajadores temporales que contempla esta directiva, igualándolos a los de sus colegas fijos en muchos campos. De todas formas, con muchos europarlamentarios en contra, el debate continuará.

Alemania y Francia contra la contaminación

El Presidente francés, Nicolas Sarkozy, y su homóloga alemana Angela Merkel, han anunciado importantes medidas para la reducción de las emisiones en coches desde los niveles actuales, 160/km, hasta los 120 g/km en 2012. El objetivo es conseguir vehículos más eficientes y de peso más reducido. Greenpeace ha criticado a Merkel por considerar que ha cedido a las presiones de la industria automovilística alemana, ya que la propuesta original presentada por la Comisión Europea establecía unos objetivos mucho más estrictos.

El petróleo sube que sube

A unos días de la cumbre de la UE en Bruselas, la Comisión Europea intenta guardar la calma ante el pánico generado por el aumento de los precios del petróleo. La manifestación de granjeros de la semana pasada, junto con pescadores y camioneros, por toda Europa, convirtieron la reunión del ECOFIN (Consejo de Asuntos Económicos y Financieros Europeo) en un escenario de luchas. La Comisión Europea ha anunciado planes para reducir los impuestos y otros incentivos para ayudar al sector a medio y largo plazo. A corto plazo, los países de la UE deben arreglárselas para ayudar de forma dirigida a los trabajadores más pobres con medidas “temporales, que no distorsionen y que no impidan ajustes a largo plazo con el aumento de precios”.