Islandia está que arde

Artículo publicado el 10 de Noviembre de 2008
Publicado por la comunidad
Artículo publicado el 10 de Noviembre de 2008
Sólveig Anspach trae a Sevilla su Back soon Con un estilo entre desenfadado y poético, hilarante e introspectivo, canalla y profundo, Anspach cuenta la necesidad existencial de renovación vital de Anna, una enclenque y enérgica poetisa islandesa que espeta a su admirador y estudiante de su obra perlas como: “los franceses deberíais hablar menos y follar más”.
Los islandeses no se conforman con ver adaptaciones de libros en las salas de cine. Sólveig Anspach, de padre americano, madre islandesa y formada en París en filosofía y psicología clínica y en la escuela de cine Fémis, forma parte del actual boom creativo de la cinematografía islandesa, a pesar de que esta cinta de la cineasta Anspach sea la única procedente de Islandia que podamos ver en esta 5ª edición del Sevilla Festival de Cine Europeo. , ya estrenada en agosto en Islandia y Francia, deja un regusto de alegría vital, como las canciones de Sigur Ròs; el mismo que hace que Anna (la actriz protagonista magistralmente interpretada por Didda Jónsdóttir) ponga un globo terráqueo sobre la mesa y decida con sus dos hijos su destino azarosamente. Pero la decisión final de liarse la manta a la cabeza no estará exenta de un truculento camino a modo de de liberación. Anna sabe que necesita un cambio, está cansada de la vida bajo cero en Reykjavik, pero antes de llegar a la decisión de salir primero tiene que desligarse de sus negocios como traficante de marihuana en medio de toda esta historia con mucho de y comedia híbrida.

Back_soon.jpgBack soonvia crucisroad movie

Un ensimismado francés estudiante de la poesía escandinava en general y de la de Anna en particular, será el compañero de andanzas de la protagonista, que tendrá que sortear situaciones comprometedoras con un humor frío y seco como recurso, entre ellas deshacerse de un ganso que se ha tragado su móvil y nadie se atreve a matar, un hombre que intenta suicidarse y después es alentado a la vida por una joven creyente en dios... En definitiva, igual de bien que los Sigur Rós saben hacerlo en música, Anspach nos invita en el cine sin demoras a la vida. 

Concha Hierro