Italianos, universidad-aparcamiento y pucherito

Artículo publicado el 10 de Octubre de 2005
Publicado por la comunidad
Artículo publicado el 10 de Octubre de 2005

Atención, este artículo no ha sido revisado ni publicado en ningún grupo

La universidad italiana reserva un tratamiento especial a sus estudiantes: que en sus bancos transcurran todos los años previstos para conseguir una licenciatura. Si en algunos países europeos los exámenes terminan tarde, ¿por qué en Italia no terminan nunca?

Leonardo, Rocco, Bruno y Pino: cuatro estudiantes repetidores, pasados la treintena, que comparten un apartamento en Florencia y las últimas palpitaciones de una edad que se alarga siempre un poco más. Uno quiere triunfar como cabaretista, otro trabaja de guarda se seguridad, uno deja a la mujer poco después de la boda, el otro se mueve en una realidad medio burguesa sin atractivo digno de mención. Estos son los personajes de Los licenciados, película de Leonardo Pieraccioni, que dibuja el clásico cuadro italiano. ¿Y las cosas serias de la vida? Los cuatro terminan por abandonar, por turno, la universidad, la mujer y los sueños de éxito profesional. ¿Hombres sin calidad? ¿Calzonazos?

Edad media 27-28 años

La edad media de los licenciados italianos oscila entre los 27 y 28 años, valor medio que varía según la facultad escogida –los picos se encuentran entre los estudiantes de arquitectura y sociología con medias de 28,9 años y 29,7 años respectivamente- y según un conjunto de características socioeconómicas variables del país. Pero los estudiantes italianos son también muy capaces de irse de casa después de los treinta: la edad media viene a ser la de los 33,4 años según los datos de 2001 del Ministerio de Instrucción. ¿Para qué tener prisa? Los estudiantes italianos van bien despachados, tienen una preparación para la vida. El trabajo, se sabe, no lo hay. Así que más vale irse de casa lo más tarde posible: "mejor el pucherito de la mamma", dice Francesco, de 27 años y estudiante de Ciencias Naturales que no superará la media nacional porque se licencia el 21 de octubre próximo: adiós pucherito…

Repetidores: ¿son más guays?

El futuro puede esperar. De hecho ¿Quién se casa ya antes de los veinticinco años? ¿Quién ofrece un trabajo seguro después de la licenciatura? Entonces, mejor vivir tranquilos los mejores años de la vida. Mejor viajar y dedicarse a aquello que nos gusta: "después de licenciarse todo cambia", dice sonriendo Piermaria, treintatantos y todavía lejos de licenciarse en Letras, especialidad en espectáculo. Y es que el 69% se licencia después de lo previsto en el ordenamiento universitario. ¿Pero qué empuja a los estudiantes a retardar su independencia emocional y económica de la familia? Las razones de su largo aparcamiento universitario varían según las regiones italianas y en relación con las perspectivas y facilidades económicas que éstas ofrezcan. En el sur de Italia se tiende a permanecer más tiempo en casa debido a la alta tasa de desocupación (del 20% para los recién licenciados), mientras que en el norte hay posibilidades económicas que empujan a terminar antes el recorrido académico. Pero siempre permaneciendo en los bancos académicos más tiempo que casi todos los colegas europeos.

Sólo los alemanes nos superan

La edad de licenciatura en alemania supera los 29 años, ya que la selectividad se hace a los 19 años y el servicio militar obligatorio aún está vigente. Puede ser debido también a que su sistema mixto permite mezclar disciplinas aparentemente lejanas entre sí y esto entretiene. A años luz del tablón de la vejez italo-alemán se encuentran los británicos, que terminan el bachelor a los 21 ó 22 años gracias a un sistema universitario ágil de tres años (en el cual se inspira la reforma europea prevista en el Proceso de Bolonia) y, sobre todo, gracias a una economía próspera que hace del país de Tony Blair todo un El Dorado. También los franceses terminan pronto debido a un sistema que los obliga a aprobar todos los exámenes año por año (con penalización de la repetición de curso): suelen estar fuera de las aulas a los 22 ó 23 años. ¿Un espejo para Italia? Por el momento sí: y las cosas no van a cambiar: desde que la reforma europea del 3+2 se introdujo, el periodo de estudios se ha alargado aún más. Los dos años que según la unión Europea debían ser de master, en el país de la bota se han convertido en una licenciatura especializada.