Jorge Semprún y Dominique de Villepin publican juntos

Artículo publicado el 14 de Diciembre de 2006
Artículo publicado el 14 de Diciembre de 2006

Atención, este artículo no ha sido revisado ni publicado en ningún grupo

El Primer Ministro francés, Dominique de Villepin, y el autor y ex ministro de Cultura español, Jorge Semprún, publican un interesante libro sobre Europa.

Helmut Kohl lo hizo, Jacques Delors también, por supuesto: escribir prominentes libros acerca de Europa no es nada especial. Y aun así, el libro El hombre europeo (Espasa Calpe, 2006, 19.90€) del escritor y ex ministro español, Jorge Semprún, y el Primer Ministro francés Dominique de Villepin es más que un simple trabajo destinado a criar polvo en la congestionada biblioteca europea. Sin la alegría de detalle léxico de colecciones científicas como la de Landwehr/Stockhorst, sin la complejidad intelectual de los ensayos ganadores de premios acerca de las raíces europeas de Edgard Morin, ni tan radical como los Ensayos Ketzerianos del filósofo checo Jan Patocka, sí es, no obstante, un libro a tener en cuenta en un momento importante para Europa.

Nada de frases hechas

Desde el fracaso del referendo de la Constitución en Francia y los Países Bajos, el proceso de unificación europeo entró en crisis. Se ha alejado de los ciudadanos europeos.

¿Qué aporta realmente Europa? ¿Es el rechazo a la Constitución una claudicación de los pensamientos europeístas? En su libro, Semprún y de Villepin van en busca de respuestas. Aun teniendo diferentes nacionalidades, desean trabajar por una idea europea común.

El libro parece una continuación del diálogo entre el autor alemán Günter Grass y la publicista Francoise Giroud, quien publicó la correspondencia entre ambos sobre cuestiones europeas en 1989. Una continuación con distinto cariz, pues en 1989 el proyecto europeo brillaba con más fuerza que nunca. Hoy, su estrella se ha nublado. El ensayo de Semprún y de Villepin no lo oculta y es ahí donde radica su fuerza: nada de obstinaciones y de “¡Continuemos como hasta ahora!”.

Aprender del pasado

Los miedos y dudas de los ciudadanos europeos son tomados en serio. De modo constructivo, claro y creíble: tanto los peligros del capitalismo como la hiper-burocratización de la organización de la UE. Un libro que resalta los colores de Europa sin escaquearse sobre sus fracasos.

Para construir el futuro, hay que mirar al pasado y preguntarse qué significa, pues, “ser un europeo”. Para Semprún y de Villepin se trata de un tema, que hay que tomarse en serio; un tema para el que hay que tener en cuenta la evolución de la UE y su acervo cultural.

En sus capítulos sobre Historia y fronteras europeas aparecen autores y testigos de la Historia como Jacques Delors o Voltaire, y cuentan anécdotas históricas. Ello, les permite abordar los grandes problemas de los pensamientos europeos: el Elitismo (Semprún) y la Estatalidad Nacional (de Villepin), de la que ambos -en su propia perspectiva narrativa- no se pueden separar por completo.

En su totalidad El hombre europeo es un libro comprensible para todos los europeos. Una buena guía para no iniciados con un tenor inequívoco: no trata polémicas en pro y en contra de la construcción europea. Los autores no dudan de que lo que nos da Europa son valores y libertades. La posibilidad y la voluntad, desde hace mas de 60 años de vivir en paz y democracia es lo que nos hace europeos.

Foto portada: Dominique de Villepin (Comisión Europea)