Jornadas Miguel Torga en París

Artículo publicado el 11 de Octubre de 2007
Publicado por la comunidad
Artículo publicado el 11 de Octubre de 2007
Un coloquio internacional y una exposición bibliográfica en torno al poeta portugués Miguel Torga tendrán lugar los días 17 y 18 de octubre, de 9.00h à 18.00h, en la Biblioteca de la Fundación Calouste Gulbenkian de París (51, avenue d'Iéna – 16ème).
Personalidades de la talla de (poeta, diputado y ex candidato a la presidencia portuguesa), , Clara Crabée Rocha (hija del poeta), Emílio Rui Vilar (director de la fundación que acoje el evento), Catherine Dumas, Maria Graciete Besse, Maria Helena Araújo Carrière, Fernando J.B.Martinho, Teresa Rita Lopes, Luís Mourão, Paulo de Medeiros (entre otros docentes e investigadores universitarios) estarán presentes para animar la iniciativa. Asimismo, las fotografías inéditas y los escritos menos difundidos de Torga serán presentados. Un evento organizado en el marco de las celebraciones por el centenario del nacimiento de Adolfo Rocha, alias Miguel Torga.

Estatua de Torga en el Parque de los Poetas de Oeira (Foto, Portuguese_eyes/flickr)Para el iberista Torga la Península Ibérica debería ser una colectividad de naciones unidas telúrica y espacialmente.Manuel AlegreEduardo Lourenço

Un paria rescatado

Nacido en 1907 en Sain Martinho da Anta, en el Portugal rural, tres años antes de la implantación de la República, Adolfo Rocha era hijo de un modesto agricultor sensible que al ver a su hijo sacar buenas notas en el colegio le regaló una mandolina con la esperanza de que la música alegrara los días del joven cuyo destino sólo podría ser dedicarse a la labor del campo o entrar en un seminario para proseguir sus estudios. Miguel Torga nació mucho más tarde: en 1934, cuando Adolfo Rocha, tras vencer a su destino, es ya estudiante de medicina en Coimbra y acaba de publicar , tras unos años viviendo con su tío en Brasil, quien financia sus estudios en la capital estudiantil portuguesa.

Tercera Voz

En su pseudónimo, "Torga" hace referencia a un arbusto salvaje muy común en tierras lusas (la torga), mientras "Miguel" es un tributo de admiración por los autores en lengua castellana Miguel de Cervantes y Unamuno. Con Miguel Torga, Adolfo Rocha se transforma en poeta y novelista. Le canta a la tierra rugosa y el clima inclemente de su país, cuna hecha de granito y caballones de tierra de labranza; le canta a las gentes que viven de surcar los campos; habla de un país sumido entonces en el último rincón del rincón de Europa, un país del que nadie quería hablar, revelando así la verdadera dimensión de la humanidad.

uno de los grandes iberistas

A lo largo de su obra, Torga va dando a conocer su iberismo acendrado: "Mi patria cívica acaba en Barca D’Alma (Portugal), (...) mi patria telúrica en los Pirineos". Perdidos para siempre los imperios coloniales portugués y español, muertas las dictaduras fascistas ibéricas, creada la Unión Europea, ¿qué relaciones esperan a estos dos Estados que siempre han compartido penas y alegrías? Ya en su día, Torga reivindicaba el legado cultural y el destino común para las patrias de Camões y Lorca, poetas que leía y admiraba. Para Torga la Península Ibérica debería ser una colectividad de naciones unidas telúrica y espacialmente. Este médico poeta solía decir: "Le llevo a la rose de Granada" y "Mientras exista la poesía, habrá un pueblo que se reconozca en Iberia." ¿Un visionario? ¿Un pro-europeo asumido!

torgas

Pesadilla De Don Quijote

Sancho: oigo una voz celestial que nos llaman… ¡¿Iberia, dices?!... ¡¿Has dicho Iberia?! Despierta, Sancho, ¡es nuestra mujer! ¡¿Quién hace ese ruidillo?! ¡¿Quién los provoca?! Ella, por supuesto, Sancho, pues en mis oídos su corazón está sufriendo. ¡Levántate, Sancho! ¡Qué molinos! ¡¿Cuáles?! ¡Ah! Pobre Sancho, no sabes distinguir entre dos molinos iguales cuál es el único que puede moler. Obras como Ansidad (1930), El otro libro de Job (1936), Orfeo rebelde (1958), La creación del mundo (1937), Poemas ibéricos (1965), Historias de la Montaña (1944), Un Reino Maravilloso (1941), Tierra Firme, Mar (1941), Animales (1940), Cuadernos secretos (en 16 volúmenes entre 1941 y 1983) y muchos otros hicieron de Torga un eterno aspirante al Nobel. Su aversión al boato de celebridades era conocido por todos y por ello le tenían por hombre hosco y poco sociable, contrario a los oropeles de la fama. Aunque rechazó en 1954 un importante premio, terminó por obtener el prestigioso Premio Camões en 1990.

La vida está hecha de nadas

De grandes montañas paralizadas Esperando el movimiento; De campos de cultivo ondulados por el viento; De hogares Derrumbados y repletos de marcas De antiguos nidos colgados A los canalones; De polvo; De la sombra de una higuera. Al mirar esta maravilla, Mi padre fue dando forma a una viña Como esa madre que le Trenza el cabello a su hija. Adolfo Rocha, el médico, el hombre que consultaba, charlaba, prescribía recetas a sus pacientes y todos los días pasaba delante de la farmacia Rodrigues Da Silva en Coimbra para saludar a su amigo João Fernandes, murió el 17 de enero de 1995 a los 87 años. Hoy, la diversidad la originalidad y el peso de su obra -700 poemas, 94 novelas, 2 volúmenes de ensayos, 15 antologías poéticas y 3 obras de teatro- hacen de Miguel Torga uno de los grandes de la literatura Ibérica y europea del siglo XX. Para más información sobre el coloquio, .

piunche aquí

Foto Estatua de Torga en el Parque de los Poetas de Oeiras: Portuguese_eyes/Flickr