Juan Francisco Casas y el arte, el porno, las redes sociales

Artículo publicado el 12 de Abril de 2011
Artículo publicado el 12 de Abril de 2011
El arte del español Juan Francisco Casas no tiene sitio en las redes sociales. El contenido erótico de sus dibujos, que retratan la juventud y desafían el convencionalismo, ha chocado con las normas de webs tan populares como Facebook o Youtube. El debate está servido, ¿son tan libres como creemos las redes sociales?

“La verdad es que es un poco indignante que en 2011 un pecho insinuante sea escandaloso”, se lamenta el artista andaluz Juan Francisco Casas, cuya obra, representada en un vídeo, fue censurada en Youtube. Realizado por la web cultural Café Dada, la pieza recoge el particular estilo de Casas que, utilizando como herramienta un simple bolígrafo azul, realiza impactantes retratos de jóvenes en momentos de diversión (con desnudos incluidos). Pero el artista ya no se sorprende. “No sé si decir que me estoy acostumbrando; también me quitaron la cuenta de Facebook".

Ver en Café Dada el video censurado

El pintor Juan Francisco Casas retrata los momentos íntimos de la vida cotidiana con un simple bolígrafo azul

Estilo bíblico contra erotismo

A Savannah Spirit, comisaria de la explícita exposición 'Hotter than July: a Sexploration', que se exhibió a principios de año en Nueva York, también le cancelaron su cuenta en la popular red social. Su pecado: compartir imágenes de la citada muestra, que se presentaba en su web recordando que “todo arte es erótico”, como le gustaba decir a Gustav Klimt.

“La cultura judeocristiana nos mantiene aún con cierto miedo al sexo y no a la violencia. En Youtube hay imágenes brutales y las puede ver cualquier niño".

Tanto Youtube como Facebook son claros. El primero establece en sus normas de la comunidad que no se trata de una web "destinada a la publicación de contenido pornográfico o sexualmente explícito". Facebook va incluso más lejos y mezcla en una misma advertencia sexo y violencia, con una redacción al estilo de los diez mandamientos: "No publicarás contenido que resulte hiriente, intimidatorio o pornográfico, que incite a la violencia o que contenga desnudos o violencia gráfica o injustificada". Casas declara al respecto que "la cultura judeocristiana nos mantiene aún con un cierto miedo al sexo y luego no pasa lo mismo con la violencia. En el mismo Youtube hay imágenes de cosas brutales y las puede ver cualquier niño de diez años".

Gusto por los pequeños momentos

El pintor también inmortaliza a sus amigos en óleoPor otro lado, en obras como la suya es habitual que la carne distraiga la intención artística. De Casas se ha destacado, entre otras cosas, que es un retratista de una juventud abandonada al placer. "No creo que lo sea", responde el pintor. "Yo veo las fotos de mis padres y a lo mejor alguien dice que ahí no hay un desnudo, pero son más o menos las mismas". En contraste con los lienzos de gran tamaño de otras épocas, ocupados por grandes momentos políticos, el artista dedica su atención a los detalles cotidianos.

Inspirado por fotografías tomadas en su entorno más cercano, la misma herramienta que utiliza el pintor, un humilde pero eficaz bolígrafo, simboliza su desacomplejada visión del arte. Pero, además, la obra de Casas y la de otros artistas vetados en algunas redes sociales nos llevan a paradojas inesperadas. ¿Cabe el arte sin censura en Youtube y Facebook? Y más allá: ¿podría ser que la realidad de los jóvenes (el público que impulsa con más fuerza estos espacios de relación y libertad en Internet) no sea completamente bienvenida en estas redes?

Pinturas y dibujos:  ©Juan Francisco Casas