Kaczyński, Cameron y Klaus: el culebrón Lisboa no ha acabado

Artículo publicado el 7 de Octubre de 2009
Artículo publicado el 7 de Octubre de 2009
Aunque el jefe de Estado polaco y euroescéptico Lech Kaczyński se dispone a firmarlo en el transcurso de los próximos días, el jefe de los conservadores británicos, David Cameron, ha vuelto a prometer a su país un referéndum sobre el Tratado si el próximo año resulta elegido primer ministro y el Tratado todavía no ha entrado en vigor.
A su vez, Václav Klaus, presidente de la República Checa, se sigue negando a suscribir el Tratado

The Irish Times - Irlanda: Cameron y el partido de los viejos

El diario liberal The Irish Times escribe acerca de la discusión de los conservadores británicos sobre el papel de Reino Unido en la UE: "La antipatía frente a todo lo europeo manifestada en la asamblea general del partido conservador celebrada en Mánchester esta semana no es solo el caso habitual de una base extremista que lleva de cabeza al cauto mundo parlamentario. Puede que los delegados, es triste decirlo, estén en una sintonía genuina con la disposición pública euroescéptica de Gran Bretaña y con la mayoría de sus ministros acerca del asunto. [...] Para los Tories, hacer del asunto [la política europea] un punto central de su campaña electoral podría significar mandar el mensaje de que no comparten el sentido de prioridades del electorado, sean cuales sean sus valores. Y que, por eso, como los laboristas tratarán de demostrar, son esencialmente el partido ideológico no reformado de los viejos y no de los pragmáticos, modernos y centristas nuevos Tories que el líder David Cameron tanto desea proyectar".

Frankfurter Allgemeine Zeitung - Alemania: Todo depende de Klaus

©http://www.flickr.com/photos/alaninbelfast/En la asamblea general de los conservadores celebrada en Mánchester, David Cameron volvió a prometer un referéndum británico sobre el Tratado de Lisboa si se convierte en el próximo primer ministro mediante una victoria electoral de los Tories en primavera y el Tratado no ha entrado en vigor hasta entonces. Horst Bacia comenta en el diario conservador Frankfurter Allgemeine Zeitung: "Cameron no puede más que desear en secreto no tener que cumplir su promesa. Si Gran Bretaña hace caer el Tratado que ya ha ratificado, supondría una ofensa a los demás Estados miembro; y seguro que un primer ministro Cameron no tendría un estreno fácil en el círculo de los demás jefes de Estado y Gobierno. Quizás Cameron prefiera ofender entonces a los opositores de la UE de sus propias filas. Que él no se encuentre ante esta elección depende paradójicamente del presidente checo [Václav] Klaus. Si él, decidido detractor del Tratado, se viera obligado a acabar firmando más pronto de lo que quisiera por la presión de las circunstancias y el Tratado entrara en vigor este mismo año, Cameron saldría del apuro".

Horst Bacia

©http://www.flickr.com/photos/tpcom/

Blog Hospodářské Noviny - República Checa: ¿Por qué poner en dificultades a Europa?

Como consecuencia del bloqueo del presidente Václav Klaus contra el Tratado de Lisboa saldría perjudicada la reputación de la República Checa, escribe Jan Macháček en el blog del periódico financiero Hospodářské Noviny: "El problema es que los checos no están en condiciones de definir con claridad sus intereses nacionales. Si dispusieran de una mejor educación, ciencia y cultura, de un mejor medio ambiente y menos corrupción, entonces estaría poco claro cómo podría perjudicar al país [el Tratado de] Lisboa. Si el interés checo consistiera en la diversificación de las fuentes energéticas y en la seguridad, entonces estaría claro que nada sería posible sin una UE fuerte. Si el interés checo consistiera en utilizar los fondos europeos de manera efectiva, entonces no estaría en absoluto claro por qué ponemos dificultades [a Europa]".

Jan Macháček

Népszava - Hungría: El pueblo comprende mejor que los políticos

El periódico Népszava saca una lección del referéndum irlandés sobre el tratado de reforma de la UE: "La pregunta que se plantea hoy no es tanto por qué los irlandeses han dicho Sí al Tratado de Lisboa sino más bien por qué dijeron No en junio del año pasado. [...] La respuesta: principalmente porque el pueblo irlandés no sabía sobre qué decidía. Eso no resulta ninguna sorpresa en tanto los líderes políticos irlandeses reconocieron entonces que ni siquiera habían leído el Tratado de Lisboa. En esas circunstancias, el primer referéndum carecía completamente de sentido. [...] Como es sabido, la incertidumbre del pueblo abre la puerta de par en par a los demagogos; estos supieron aprovechar la oportunidad entonces. [...] El pasado fin de semana, más de dos tercios de los irlandeses dieron el visto bueno al Tratado de Lisboa. ¿La lección? Quizás no se debería temer tanto a los referendos. El pueblo no es infalible, pero si se le explican las cosas suficientemente, suele tomar buenas decisiones. Mejores en todo caso que la mayoría de los políticos".

 Ferenc Kepecs