Karl Marx... ¿Un manga?

Artículo publicado el 9 de Marzo de 2009
Artículo publicado el 9 de Marzo de 2009
Ahora que la crisis económica ha insuflado una nueva vida a El Capital, cuyas ventas aumentan, una editorial de Tokio acaba de publicar una versión manga de la obra del padre del socialismo. Un regalo de cumpleaños para Marx, que nació el 14 de marzo de 1883

Si dejo que mi fantasía vuele libremente, algunos títulos me parecen fáciles de dibujar. En el catálogo de la editorial East Press de Tokio, que ha lanzado una colección de 28 mangas consagrada a los grandes nombres de la literatura europea y japonesa, encontramos por ejemplo El rey Lear de Shakespeare o Guerra y Paz de Tolstói. Las imágenes evocadas por esas obras desfilan rápidamente por mi espíritu. Sin embargo, si empiezo a pensar en Kierkegaard, el maestro danés del existencialismo, cuyo libro La enfermedad mortal (o Tratado de la desesperación) también forma parte de la colección, se me atasca la máquina. ¿Existe algún relato más difícil de dibujar que el del autor danés? Puede que sí: El Capital de Marx.

El Führer asoma la nariz

Sin embargo, bajo los trazos cautivadores del álbum de 190 páginas, la transposición de la obra El Capital, clásico de la economía conocida sin embargo por su difícil lectura, es fascinante. Kosuke Maruo, director de la colección, asegura que cada texto ha sido cuidadosamente estudiado para así captar el espíritu original del libro, sin renunciar por tanto a una narración atractiva. Más allá de las intenciones puramente didácticas, el cómic incita al lector a descubrir el libro original. 

Entre los títulos de la colección encontramos también Mein Kampf (Mi lucha) de Hitler. "Nuestra intención no es promover la ideología nazi, pero creo que es importante comprender los fundamentos del pensamiento de Hitler", precisa Kosku Maruo. Según el editor japonés, la controvertida obra del dictador es únicamente una proposición como las demás para que el público japonés comprenda una época de la Historia europea. "Como editor, no publicaría jamás ese texto", responde Marcello Lupoi, responsable de las publicaciones y las licencias de Panini Comics, una de las editoriales de cómics más grandes de Europa. Y continúa: "A mí me parece que hay que dejar que los libros que han hecho tanto daño caigan en el olvido de la Historia".

Los mangas en el colegio

"Kanikosen (el barco fábrica) de Takiji Kobayashi es el título más vendido, seguido por Los hermanos Karamázov de Dostoyevski, aunque las ventas del álbum de Marx son prometedoras y podrían superar las del álbum de Kobayashi", precisa Maruo. East Press dice estar satisfecho de las ventas y de la reacción del público. "Algunos títulos de la colección van a ser usados como material didáctico de apoyo en los colegios. Incluso las bibliotecas empiezan a ser más sensibles a este tipo de productos educativos de estilo manga", añade Maruo. "Una iniciativa así no es nueva, en Italia también ha tenido lugar, aunque no estoy seguro del lugar que se le reservaría a tales productos en el 2009", constata Lupoi.

Hace varios años, por ejemplo, el italiano Renato Polese ya había aceptado el desafío de transformar ciertas obras de Julio Verne y de Herman Melville al cómic. "Hoy en día no me sorprendería encontrar iniciativas parecidas en España y en Francia, países que se interesan más por el cómic que nosotros", concluye Lupoi. Además de los autores que ya hemos citado, los demás europeos presentes en la colección son Goethe, Maquiavelo, Nietzsche, Stendhal, Saint-Exupéry y Víctor Hugo. A aquellos lectores que estén interesados en descubrir los clásicos japoneses, Kosuke Maruo les aconseja La decadencia de un hombre, de Osamu Dazai, y El pobre corazón de los hombres, de Soseki Natsume. "Son obras muy populares y que evocan algunos de los rasgos más profundos del alma japonesa".