Kataryna, la revolución (anónima) de la blogosfera polaca

Artículo publicado el 10 de Septiembre de 2010
Artículo publicado el 10 de Septiembre de 2010
En 2009, vio cómo su anonimato en la red desaparecía después de que un grupo de periodistas revelasen su identidad. Entre sus detractores, hay quien incluso la acusó de tener una visión masculina de la realidad y de entremeterse en los escándalos políticos del país.
Entrevista exclusiva con esta mujer que, a sus treinta y tantos y además de dirigir una ONG, es en uno de los personajes de la blogosfera más importantes de Polonia

El escándalo Rywin fue su bautismo de fuego. En el año 2004, una mujer conocida como Kataryna empezó su andadura como bloguera durante el mayor caso de corrupción que ha vivido Polonia. En mayo de 2009, Andrzej Czuma, el hijo del ministro de Justicia, Krzysztof Czuma, amenazó con llevar a juicio a la plataforma que albergaba su bitácora, Salon24, ya que no podía acusar a la bloguera de difamar a su padre (a quien Kataryna había acusado de, presuntamente, estar involucrado en sobornos durante un viaje oficial a Estados Unidos), sin tener su verdadero nombre. En una entrevista radiofónica, Czuma calificó a la bloguera como una "mala arpía" (wrednymi babami), mientras su padre comentaba que no era un término "lo suficientemente fuerte para describirla". Un mes después, el tema de la identidad de los blogueros también llegó a los tribunales en Reino Unido, tal y como informó The Times, tras varios casos polémicos, como el de un policía que revelaba datos de casos que aún estaban en investigación amparado en su anonimato en la red. Para Kataryna, sin embargo, la cosa no quedó ahí. En julio de 2010, la red social Facebookeliminó su cuenta por publicarse bajo un pseudónimo. Hoy, su blog se encuentra en dos servidores, el mismo Salon24 y blogs.pl (propiedad de Gazeta.pl, edición internet de Gazeta Wyborcza).

cafebabel.com: Su blog tiene un gran número de lectores y sus comentarios son citados a menudo por los medios de comunicación y los políticos. ¿Cuál es la diferencia entre ser una bloguera o una periodista especializada en política?

Kataryna: Antes que nada, no me importa si alguien quiere pagarme por escribir, o si lo que escribo va a influir mi carrera en los medios. La mayor diferencia entre tener un blog y ser un periodista especializado en política es que, yo, precisamente, no sé nada sobre lo que comento. Mi conocimiento base viene de los políticos y los medios de comunicación. Escribo sobre lo que leo; es obvio que mis comentarios están basados en información básica.

cafebabel.com: En este caso, ¿cuál es el valor de su blog?

Kataryna: Por un lado, no tengo relación, positiva o negativa, con la gente de la que hablo (principalmente políticos y periodistas). Por otra parte, me puedo equivocar en mis análisis y evaluaciones. Así que dejo a mis lectores decidir qué merece la pena más allá de la cortina de humo.

Lee la carta enviada por la agencia Associated Press a sus periodistas: Los blogueros son fuentes de información

cafebabel.com: En 2009 criticó a los periodistas de Dziennik, uno de los periódicos más importantes de Polonia, y ellos terminaron haciendo pública su verdadera identidad. Como reacción, usted escribió en su bitácora: "¿Así que Doña Nadie amenaza al señor Gran Periodista?"

Kataryna: Cuanto más sé sobre el problema con Dziennik, más cuenta me doy de que se trata de un conflicto personal, no profesional. Muchos periodistas, incluso aquellos a los que he criticado, estaban de mi lado entonces. Eso no significa que no haya un conflicto entre el entorno periodístico y el de los blogueros en general. Lo hay y está empeorando. Los blogueros acusan a los periodistas de ser parciales, tendenciosos y poco fiables. Los periodistas consideran que los blogueros se creen unos 'tíos listos'. De todas formas, es difícil generalizar.

¿Los blogueros deben escribir con su nombre real?

cafebabel.com: Los blogueros más famosos en Francia y España son periodistas o políticos (en España, el blog más seguido sobre política es escolar.net, del ex director de Público hasta comienzos de 2009, Ignacio Escolar). Todo el mundo conoce su identidad. ¿Por qué usted cuidó tanto su anonimato?

Kataryna: Polonia no es Francia o España. Desgraciadamente, en dos décadas de libertad no hemos aprendido aún a respetarnos los unos a los otros. Me gustaría poder hablar de política en mi blog sin que eso afectara a mi vida personal, sin tenerme que preocupar lo que digo tendrá consecuencias en mi ámbito profesional y privado. Además, no me importa hacerme un nombre en el periodismo.

cafebabel.com: Pero la actividad de los blogueros está muy relacionada con el periodismo. En Italia, la ex presentadora de televisión y parlamentaria Gabriella Carlucci tanteó la idea de una ley que prohibiría el anonimato en la red. Y en Francia se llevó a cabo una discusión similar.

Kataryna: Es una mala idea que los blogueros que escriben sobre política no puedan mantener su identidad en el anonimato. Sin embargo, buscar que tengan las mismas obligaciones y derechos que un periodista no está tan mal.

cafebabel.com: ¿Por qué?

Kataryna: Incluso si algo así se hiciera realidad, los blogueros no reemplazarían a los periodistas. La esencia de esa profesión es buscar y proporcionar información. Puedes realizar comentarios sobre política después del trabajo, durante horas, pero eso no te hace un periodista.

cafebabel.com: Durante el debate sobre su identidad, un periodista de Gazeta Wyborcza, Pawel Wronski, dijo que pensaba que usted era "un tío o, al menos, alguien con una visión masculina del mundo". ¿Cree que hay una visión femenina y otra masculina de la política y una forma diferente de escribir sobre ella?

Kataryna: Lamento que Pawel Wronski no explicara bien lo que dijo y qué es tan masculino en mi forma de escribir o mi visión sobre la política. Es fascinante. Decir algo así es como decir que un sexo es mejor en política que otro. Por otra parte, si tuviese que elegir, diría que mi estilo es, sobre todo, femenino, porque me centro en las emociones, en las mías propias y en las de la gente sobre la que escribo.

cafebabel.com: Según los rankings alemanes de bitácoras sobre política, la mayor parte de sus responsables son hombres, al menos los más importantes...

Kataryna: El sexo no tiene ninguna importancia para el lector. Quizá, saberlo hace que la elección del insulto sea un poco más fácil. Es bastante posible que un blog publicado de manera anónima por una mujer sea más sencillo de vender que el equivalente escrito por un hombre famoso. Humildemente, tengo que admitir que parte de mi popularidad es gracias a este hecho. Lamentablemente.

cafebabel.com: ¿Cuál es el papel de un blog sobre política?

Kataryna: Es algo que me pregunto a menudo y nunca encuentro la respuesta. Quisiera que un blog sobre política fuese una plataforma para la discusión, sin tener que pensar en lo políticamente correcto que predomina en el discurso oficial. Ese es el caso. La única cuestión es si esta discusión no se está llevando a cabo con esa gente apasionada que no necesita los blog para saber más sobre política. Tal vez un blog político solo es un lugar para que los blogueros se aseguren de no que están solos en sus obsesiones.