Kosovo: política interactiva al servicio de los serbios

Artículo publicado el 21 de Julio de 2006
Artículo publicado el 21 de Julio de 2006

Atención, este artículo no ha sido revisado ni publicado en ningún grupo

Según se aproxima el comienzo de las negociaciones sobre el estatuto de Kosovo, un equipo de jóvenes voluntarios serbios establecidos en Bruselas y en Serbia ha desarrollado un cd-rom con el objetivo de explicar por qué la independencia de la región no es un mal acuerdo.

Más de un año de espera ha sido necesario para que un equipo de cuatro voluntarios consiguieran el producto final: un cd-rom titulado Kosovo 2006: a la espera de un acuerdo, y en cuya carátula podemos ver un huevo partido destacado dentro de la huevera decorada mitad y mitad con la bandera albanesa y serbia. Dividido en 3 partes, este cd-rom en inglés realizado con el patrocinio de Institut 4S –un instituto de pensamiento a favor de la integración serbia en la UE-, expone en primer lugar los hechos históricos hasta 1999, antes de abordar el estado de sitio de Kosovo bajo las Naciones Unidas, para terminar con un análisis de perspectivas del estatuto de Kosovo, privilegiando el establecimiento de una autonomía antes que la independencia.

Al mal tiempo buena cara

Aleksandar Mitic, el director del proyecto, no oculta que este cd-rom es ante todo Pro-serbio: “No se trata de una enciclopedia neutra. Ciertos argumentos serán con probabilidad refutados por los albaneses de Kosovo”. Se trata de presentar los argumentos serbios a favor de un estatuto de autonomía de Kosovo, con vistas a la herencia y la memoria colectiva serbia.

Después de su visionado, descubrimos que 120.000 Serbios de Kosovo viven en una especie de gueto, a menudo hostigados: de modo que los niños, sacerdotes o usuarios de los medios de transporte se verán beneficiados con una escolta militar. Los autores del DVD afirman que acordar la independencia de Kosovo equivaldría a destapar la caja de Pandora, abriendo la vía a nuevos conflictos en la región del Cáucaso. Rusia podría legitimar así la asimilación de los territorios de Abjasia, Osetia del Sur, Transdniéster y algunas partes de Kazajstán. Y perder, de igual manera, Chechenia, Daguestán u otras regiones en su mayoría musulmanas.

Este cd-rom tiene interés estratégico. En lugar de ser difundido de manera única por la web del think tank Institut4s, esta herramienta se repartirá a los actores clave de los partidos involucrados, permitiendo una práctica continua de presión ante las autoridades europeas. El cd-rom testimonia de igual manera la voluntad de los serbios de estar implicados y ser escuchados durante las negociaciones sobre el estatuto kosovar, comenzadas en febrero de 2006.

Sin embargo, esta iniciativa es calificada por algunos como propaganda. Dentro de un contexto de crisis, esto podría incluso considerarse como una provocación. Sus instigadores se justifican al invocar el aspecto informativo y pedagógico del CD-Rom.

¿Son los serbios unos incomprendidos?

Según Aleksandar Mitic, los serbios aún no han alcanzado la mayoría de edad en el arte de la comunicación, y no han conseguido llegar a exponer argumentos convincentes. Nicholas Whyte, responsable del departamento de Europa de la ONG International Crisis Group, y en la actualidad destinado en Kosovo, reconocía que los argumentos provenientes de Belgrado no ayudan al pueblo serbio que vive en Kosovo a visualizar los efectos beneficiosos de una reintegración. Por otra parte, el legado de Milosevic pesa aún sobre los serbios que no consiguen hacer escuchar su voz.

La iniciativa del cd-rom intenta reestablecer el equilibrio entre los intereses de albaneses y serbios de Kosovo dando a los representantes serbios argumentos moderados sobre la posición de su patria. Para finalizar, sus creadores esperan que esta herramienta original permita a la población serbia apropiarse del debate de una manera pedagógica y práctica.

A pesar de su juventud, los voluntarios del proyecto no son desconocidos. Aleksandar Mitic fue además el único corresponsal de la Agencia France Presse (AFP) que permaneció durante el bombardeo de la OTAN en Kosovo en 1999. Su hermano, Boris Mitic, ex periodista, es hoy en día un exitoso cineasta que acumula premios en los festivales de cine.

El tiempo dirá si esta iniciativa no se ha tomado demasiado tarde. Si los serbios están dispuestos al compromiso, como subraya Slobodan Samardzic, miembro del equipo de negociaciones y consejero del Primer Ministro serbio, Vojislav Kostunica, puede que sea porque las autoridades ven la perspectiva de un Kosovo independiente cada vez más cerca. Jan Marinus Wiersma, eurodiputado y miembro del comité de Asuntos Exteriores del Parlamento europeo, declaró que “en Serbia, los políticos están para transmitir el mensaje de que el país debe prepararse para la posibilidad de un Kosovo independiente”. Esperemos que el cd-rom ayude en el debate.