La antigua dama de georgia da el "sí quiero" 

Artículo publicado el 29 de Noviembre de 2013
Artículo publicado el 29 de Noviembre de 2013

Atención, este artículo no ha sido revisado ni publicado en ningún grupo

El 17 de no­viem­bre, el día en que Gior­gi Marg­ve­lash­vi­li fue ele­gi­do pre­si­den­te de Geor­gia, San­dra Eli­za­beth Roe­lofs (mujer de Mikheil Saa­kash­vi­li, el ter­cer pre­si­den­te de Geor­gia) se des­pi­dió de los geor­gia­nos. San­dra pu­bli­có en su pá­gi­na de Fa­ce­book un pe­que­ño trozo de un poema lla­ma­do Sí quie­ro”, que des­cri­bía breve y con­ci­sa­men­te su ex­pe­rien­cia como mujer de Saa­kash­vi­li y como Pri­me­ra Dama de Geor­gia du­ran­te los úl­ti­mos 20 años. Se puede di­vi­dir su des­pe­di­da en tres par­tes: Hace vein­te años, hace diez años y ahora.

"Hace vein­te años,

el 17 de no­viem­bre,

un día nor­mal y co­rrien­te, 

con ropa de todos los días, 

le di a Misha el "Sí, quie­ro"

mien­tras su­je­ta­ba una rosa en mi mano".

San­dra y Mikheil se co­no­cie­ron en Es­tras­bur­go en 1993 cuan­do ella asis­tió a un curso sobre de­re­chos hu­ma­nos. Poco des­pués, se mu­da­ron a Nueva York. En su libro au­to­bio­grá­fi­co "La his­to­ria de una idea­lis­ta", Roe­lofs re­cur­da cuan­do ella y Saa­kash­vi­li se hi­cie­ron una foto fren­te a la en­tra­da prin­ci­pal del ayun­ta­mien­to de Nueva York tras ca­sar­se; ambos iban de blan­co y negro, y ella su­je­ta­ba una rosa roja. En 1966, la pa­re­ja se mudó a Geor­gia y San­dra em­pe­zó a tra­ba­jar en el Co­mi­té In­ter­na­cio­nal de la Cruz Roja y el Con­su­la­do del Reino de los Paí­ses Bajos en Tbi­li­si. Desde 1997 hasta 2004, tam­bién fue co­rres­pon­sal para la radio ho­lan­de­sa que cubre la po­lí­ti­ca de Geor­gia y el pai­sa­je so­cio-eco­nó­mi­co del país. 

Mikheil   Saa­kash­vi­li  que­ría hacer algo gran­de en Geor­gia, y en 2001 creó el Mo­vi­mien­to Na­cio­nal-De­mó­cra­ta. En 2003, Saa­kash­vi­li se con­vir­tió en el líder de las ma­si­vas ma­ni­fes­ta­cio­nes (co­no­ci­das ahora como la Re­vo­lu­ción de las Rosas) que forzó la di­mi­sión del pre­si­den­te Eduard She­vard­nad­ze. En 2004, con más del 96% de los votos a su favor, Saa­kash­vi­li ganó las elec­cio­nes pre­si­den­cia­les y se con­vir­tió en el pre­si­den­te más joven de Eu­ro­pa, y San­dra, "una mujer joven nor­mal y co­rrien­te" de los Paí­ses Bajos, se con­vir­tió en la Pri­me­ra Dama de Geor­gia. A ella le gus­ta­ba Geor­gia y a la gente del país tam­bién le gus­ta­ba ella. 

 “Hace diez años, 

en no­viem­bre de 2003,

le di a Geor­gi el "Sí quie­ro",

una mujer nor­mal y co­rrien­te

junto a un hom­bre ex­tra­or­di­na­rio, 

y fuera donde fuera, 

re­ci­bía rosas".

San­dra hizo la me­di­ci­na su mayor prio­ri­dad. Fundó la ins­ti­tu­ción be­né­fi­ca "SOCO", que al prin­ci­pio se cen­tró en ayu­dar a las fa­mi­lias con bajos in­gre­sos. Sin em­bar­go, en 2007 el al­can­ce de la ins­ti­tu­ción se ex­pan­dió y co­men­zó a tra­ba­jar tam­bién en el campo de la salud re­pro­duc­ti­va y la aten­ción neo­na­tal.  Hasta ahora, la ins­ti­tu­ción pro­por­cio­na con­sul­tas mé­di­cas gra­tui­tas para la po­bla­ción so­cial­men­te des­pro­te­gi­da, ayu­das a las fa­mi­lias con mu­chos hijos con ma­te­rial es­co­lar y becas, pro­mue­ve un es­ti­lo de vida sa­lu­da­ble y dota al per­so­nal mé­di­co de co­no­ci­mien­tos de salud re­pro­duc­ti­va.  

En pri­ma­ve­ra de 2009, la se­ño­ra Roe­lofs acabó un curso de tres años de en­fer­me­ría en Tbi­li­si con ma­trí­cu­la de honor, y se ofre­cía con fre­cuen­cia como vo­lun­ta­ria en hos­pi­ta­les de ma­ter­ni­dad. Ella es­tu­vo tam­bién a cargo del Mi­nis­te­rio de Salud y el Con­se­jo de Salud Re­pro­duc­ti­va y Asun­tos So­cia­les de Geor­gia, y co­men­zó a pro­mo­ver la cul­tu­ra me­dian­te el es­ta­ble­ci­mien­to en 2004 de una cen­tral de radio de mú­si­ca clá­si­ca 24 horas lla­ma­da "MUZA" (la pri­me­ra cen­tral de mú­si­ca clá­si­ca en Geor­gia). Du­ran­te este tiem­po, ella tra­ba­jó como pre­sen­ta­do­ra de radio.

La Pri­me­ra Dama su­peró mu­chas ad­ver­si­da­des con los geor­gia­nos. El pre­si­den­te Mikheil Saa­kash­vi­li tuvo mucho éxito du­ran­te la tran­si­ción de­mo­crá­ti­ca en Geor­gia, pero con los bue­nos tiem­pos vi­nie­ron tam­bién al­gu­nas di­fi­cul­ta­des.

En 2007, Geor­gia hizo fren­te a la peor cri­sis desde la Re­vo­lu­ción de las Rosas. Se desata­ron una serie de ma­ni­fes­ta­cio­nes en con­tra del go­bierno.

La gue­rra entre Rusia y Geor­gia de 2008 fue tam­bién un pe­rio­do os­cu­ro para el país. Rusia ocupó el te­rri­to­rio geor­giano, y Geor­gia per­dió el con­trol de te­rri­to­rios en Ab­ja­sia y Ose­tia del Sur. En 2008 Saa­kash­vi­li fue ele­gi­do de nuevo, y pron­to hizo fren­te a ma­ni­fes­ta­cio­nes ge­ne­ra­li­za­das de la opo­si­ción. 

En 2012, se hizo pú­bli­co un vídeo to­ma­do en la pri­sión Gl­da­ni nº 8. El vídeo, que mos­tra­ba a los pri­sio­ne­ros sien­do bru­tal­men­te gol­pea­dos y so­do­mi­za­dos, dis­mi­nu­yó la po­pu­la­ri­dad del par­ti­do de Mikheil Saa­kash­vi­li. 

Tras este even­to, el Mo­vi­mien­to Na­cio­nal-De­mó­cra­ta per­dió ambas elec­cio­nes, la par­la­men­ta­ria y la pre­si­den­cial. La coa­li­ción del mul­ti­mi­llo­na­rio Bid­zi­na Iva­nish­vi­li el Sueño de Geor­gia tomó el poder, y en 2013, el can­di­da­to al Sueño de Geor­gia Gior­gi Marg­ve­lash­vi­li se con­vir­tió en pre­si­den­te.

San­dra Eli­za­beth Roe­lofs ter­mi­nó su poema y su  man­da­to con estos ver­sos: 

“Hoy,

17 de no­viem­bre de 2013, 

nues­tro 20 aniver­sa­rio de boda

no es uno de rosas,

sino uno de es­pi­nas y lá­gri­mas.

Mien­tras me mi­ra­ba, nues­tro hijo pe­que­ño  

pre­gun­ta­ba si vol­ve­ría­mos a casa pron­to,

y de nuevo, llena de es­pe­ran­za y con­fian­za,

le dije a Ni­kus­ha: "Sí, lo ha­re­mos...".