La aventura Kandinsky

Artículo publicado el 1 de Septiembre de 2014
Artículo publicado el 1 de Septiembre de 2014

Atención, este artículo no ha sido revisado ni publicado en ningún grupo

Artículo de Bérénice Magloire.                 «Lo que en esta época parecía un sueño audaz pertenece a partir de ahora al pasado. Hemos vivido durante siglos. Me sorprendo a veces de que ciertas cosas puedan considerarse todavía hoy como de un tiempo "pasado"». (Carta de Wassily Kandinsky a Arnold Schönberg, fechada el 3 de julio de 1922).

No receléis de esas cosas de un tiempo pasado y seguid los consejos de CaféBabel para este puente de mayo. Os llevamos a ver el arte abstracto ruso con la exposición «Kandinsky y Rusia» en los Museos de Bellas Artes.

El miércoles me entraron unas ganas locas de hacer una pausa cultural entre el trabajo, las prácticas y las clases. Resumiendo, ¡necesito airear mi mente! Después de reflexionar un momento, me acuerdo del cartel con el famoso cuadro Composición sobre fondo blanco  anunciando la exposición «Kandinsky y Rusia». Los Museos Reales de Bellas Artes de Bélgica, que acogen la exposición, proponen precisamente una visita nocturna cada miércoles hasta las 8 de la tarde. 

Gracias a la página web, que ofrece la posibilidad de reservar en línea (on-line), podeis comprar las entradas con antelación.

A las 6 de la tarde llego a la entrada de los Bellas Artes… Las puertas están cerradas. No es posible entrar, las luces están apagadas, la taquilla vacía… Todo nos invita a darnos media vuelta. No obstante, decidida a visitar esta exposición y a disfrutar del arte abstracto ruso, trato de encontrar una solución. A lo lejos, veo una fila delante del Museo Magritte… Las visitas nocturnas de los dos museos comparten la misma entrada (si hubiera leido con más atención…) Unos minutos más tarde estaba delante de los primeros cuadros de Kandinsky provista de mi audioguía.

Desde la pintura sobre madera a los cuadros abstractos pasando por su primera pintura al óleo completamente abstracta Cuadro con un círculo (1911), «Kandinsky y Rusia» os propone un paseo entre más de 150 obras, de las que cincuenta son de Kandinsky. Podreis admirar también obras de arte popular o pinturas de Kasimir Malevitch (para admirarlas clicar aquí), Natalia Gontcharova e Ivan Bilibine entre otros. La mayoría de estas magníficas obras provienen de museos de gran renombre como el Museo ruso de San Petersburgo, el Centro Pompidou y colecciones privadas.

Independientemente de que el arte abstracto guste o no, no podemos quedarnos indiferentes delante de estos cuadros.

Kandinsky, influenciado por la música, la emoción y la percepción de la realidad, consigue hacer resurgir una expresión y una simbología tanto a nivel del color como a nivel del ritmo. Su dominio de esos dos elementos no podrá dejaros indiferentes.

La exposición os invita igualmente a viajar por la Rusia de antaño gracias a los trajes de chamán y a los diferentes objetos de época.

En conclusión, independientemente del tiempo que le dediquéis, no dudéis en  venir a dejaros sorprender por estas obras de un tiempo «pasado».  

La exposición se puede ver hasta el 30 de junio en los Museos Reales de Bellas Artes de Bélgica.

Otra ventaja: la audioguía es gratuita, con explicaciones para los adultos (contenidos serios e históricos) y para los niños (contenidos lúdicos y descriptivos). Os aconsejamos escuchar las dos para divertiros.

Entrada por el Museo Magritte a partir de las 16:30.

Para más información clicar  aquí.

Wassily Kandinsky en pocas palabras

Pintor ruso y teórico del arte del último siglo, Kandinsky no está considerado solamente como uno de los artistas más importantes del siglo XX junto a Picasso y Matisse, sino también como uno de los fundadores del arte abstracto. Su célebre acuarela pintada en 1910 y expuesta en el Centro Pompidou, sería la primera pintura abstracta.