La batalla contra el racismo se libra en Estrasburgo (entrevista)

Artículo publicado el 6 de Enero de 2011
Artículo publicado el 6 de Enero de 2011
Profanación de sepulturas, inglesias incendiadas, grafitis en los domicilios y vehículos de personalidades locales… Estrasburgo y su extrarradio son víctimas frecuentes de actos xenófobos y racistas desde 2010. Estos sucesos ocurren, además, en la ciudad que acoge el Consejo de Europa, la Corte Europea de Derechos del Hombre y el Parlamento Europeo.
El martes 5 de octubre, el alcalde de Estrasburgo, Roland Ries, hizo un llamamiento al frente republicano para condenar estos actos (ya se han recogido más de 6.800 firmas). En exclusiva para cafebabel.com, Ries manifiesta un deseo: el surgimiento de una opinión pública europea. 

cafebabel.com: Durante los últimos meses han tenido lugar repetidos actos de carácter racista y xenófobo en el departamento del Bajo Rin y en toda la región de Alsacia, pero especialmente en Estrasburgo. ¿Se debilita su imagen de capital europea y de los derechos del hombre?

Roland Ries: Mi sensación es que no. Los primeros resultados tras el llamamiento [a condenar estos actos] son muy alentadores. Hay numerosos ciudadanos de a pie, personalidades y políticos que apoyan nuestra iniciativa. Pienso que corresponde a una expectativa. No creo que la dimensión europea o la identidad de la ciudad se vean afectadas. Al contrario, incluso. Creo que mi teoría de que dichos actos han sido perpetrados por pequeños grupos vandálicos queda hoy más que demostrada. Lo que me preocupa es el clima general que hay en Francia y en Europa. En cierto modo buscan introducir gérmenes de odio entre las comunidades, entre individuos, quizá incluso entre naciones. Se constata una desconfianza bastante extendida en Europa con respecto a todo lo que es diferente.

Su domicilio y el de otras personalidades políticas fueron objetivos de grafitis anti-minaretes

cafebabel.com: Habla de la aparición de una situación parecida en otros países europeos. ¿Cree que diferentes movimientos extremistas pueden estar actuando de manera concertada para desestabilizar el continente?

Roland Ries: No quiero decir que haya un complot general detrás de estos actos. Pienso que las naciones europeas son naciones que envejecen y la reacción natural, con la edad, es protegerse y sentir miedo de lo ajeno. Los extremistas se aprovechan de esta reacción; alimentan este sentimiento atacando los domicilios de los políticos y de personas conocidas.

cafebabel.com: ¿Considera que la “la convivencia entre pueblos” se ha convertido en uno de los principales objetivos del proyecto de construcción europea?

Roland Ries: Creo que lo que se ha convertido en un objetivo a nivel europeo es la creación de una opinión pública europea. Espero que ésta se construya en torno a valores como el humanismo renano, la aceptación de la diferencia y la aceptación del prójimo. La democracia se sustenta siempre en una opinión pública que difiere en varias cuestiones pero que puede estar de acuerdo en este conjunto de valores que constituye nuestro bien común. Si conseguimos avanzar en esta dirección, conseguiremos a la vez que Europa avance.

cafebabel.com: Este llamamiento es la primera etapa de una movilización ciudadana. ¿Podríamos considerarla como el arranque de una iniciativa europea?

Roland Ries: Creo que movilizar a la ciudadanía por un objetivo común como defender los valores de la República y la democracia es en sí mismo algo positivo. Incluso si se discrepa sobre otro tema. Todas las familias políticas que se identifican con estos valores pueden reunirse. Es éste el objetivo de la llamada a la movilización; en Estrasburgo, en Francia y, por qué no, a nivel europeo.

Leer también : Por qué Babel Estrasburgo firma el llamamiento de Roland Ries

cafebabel.com: ¿Desearía que otras personalidades europeas se implicasen para trabajar por el mismo objetivo?

La lucha contra la xenofobia también se libra en las paredesRoland Ries: Claro que me gustaría, pero creo que mi mayor motivación (aparte de que la policía y la justicia encuentren a los culpable y los castigue) es que haya una reacción de los poderes públicos para tratar este fenómeno desde la raíz y evitar lo que ya ha ocurrido antiguamente [ndlr: la actitud pasiva de los poderes públicos respecto al aumento de fenómenos racistas y antisemitas en los años 30]; ya sabemos cómo acabo entonces. También es verdad que los tiempos no son comparables; pero afrontemos estos problemas ahora y mostremos la fuerza y la diversidad de las personas que luchan por los valores republicanos y democráticos.

El llamamiento del alcalde de Estrasburgo, Roland Ries :

¡Basta de actos xenófobos y racistas! Llamamiento a todos los republicanos de Estrasburgo y de su extrarradio.

- Grafitis "antiminaretes" en el domicilio de Roland Ries, alcalde de Estrasburgo, la noche del 9 al 10 de enero de 2010; grafitis «antiminaretes» en el vehículo de Fouad Douai, administrador de la Gran Mezquita de Estrasburgo, la noche del 11 al 12 de enero de 2010.

- Profanación del cementerio judío, el 27 de enero de 2010.

- Cruces gamadas e inscripciones en el hueco de la escalera de un edificio de la calle de Roma, el 3 de marzo de 2010.

- Agresión a un joven judío en la estación de tranvía “Homme de Fer”, el 30 de abril de 2010.

- Incendio de la iglesia protestante de Hautepierre, el 20 de mayo de 2010.

- Saqueo del altar y Biblia rasgada en la iglesia incendiada, el 20 de mayo de 2010.

- Profanación de tumbas musulmanas en el cementerio norte de Estrasburgo, la noche del 28 al 29 de junio de 2010.

- Profanación de tumbas en el cementerio de Wolfisheim, el 21 de julio de 2010.

- Grafitis racistas en la camioneta del gerente de una empresa de distribución de carne halal, la noche del 10 al 11 de septiembre.

- Ataque a Faruk Gunaltay, director de los cines L’Odysée, la noche del 20 al 21 de septiembre de 2010.

- Profanación de tumbas musulmanas en el cementerio sur de Estrasburgo, el 24 de septiembre de 2010.

- Grafitis en el domicilio de Israël Nisand, concejal de Estrasburgo y consejero de la Commune de Estrasburgo, la noche del 2 al 3 de octubre de 2010.

Estrasburgo y su extrarradio son víctimas desde hace varios meses de una serie de sucesos caracterizados por el odio y la intolerancia. Los culpables buscan nuestra división y siembran la duda en lo que respecta el conjunto de valores republicanos…

Decimos: ¡Basta ya!

Llamamos a rechazar lo inaceptable, que no siempre es una fatalidad: la democracia está fundada en el respeto del prójimo sea cual sea el origen, la religión, las opiniones, el color de piel, etc.

Debemos combatir a los enemigos de la democracia, para que sean detenidos y juzgados duramente.

Esta llamada es una primera forma de movilización ciudadana. Pedimos a todos los demócratas que nos ayuden a formar un frente republicano que rechace lo inaceptable y promueva los valores ciudadanos que son las bases para una mejor convivencia y entendimiento entre pueblos.

Pedimos por lo tanto al mayor número de nuestras conciudadanas y nuestros conciudadanos que lo firmen también.

¿Has sido testigo de actos xenófobos y racistas en otras ciudades europeas? Comparte con nosotros en el apartado de comentarios tu testimonio sobre este fenómeno y las reacciones políticas adoptadas.

Fotos: (cc) tim caynes/Flickr; Retrato de Roland Ries : (cc) cafebabel Estrasburgo