La cantante húngara Erzsi Kiss: “Mi lengua nace de la musicalidad”

Artículo publicado el 2 de Febrero de 2012
Artículo publicado el 2 de Febrero de 2012
“Es un galimatías con mucho más sentido”, afirma la cantante del grupo húngaro Egy Kiss Erzsi Zene sobre sus letras. La titiritera y música nos habla sobre cantar “en ninguna lengua”.

cafebabel.com: Erszi, tus canciones están formadas por palabras que tú creas. ¿De dónde sacaste la idea de “no lengua”?

Erzsi Kiss: No tuve un modelo para esto; es algo que viene desde mi infancia. Cuando hacía teatro, con frecuencia improvisaba o imitaba lenguas y tambores africanos . Creo que las lenguas africanas animan la percusión y con frecuencia busco ese tipo de mundo onomatopéyico. Así que tengo dos tipos de inspiración: las ideas occidentales, los elementos musicales y las canciones con las que he estado trabajando desde mi infancia, pero también estos ritmos árabes y eslavos que solía improvisar en el escenario.

cafebabel.com: ¿Qué significan las letras de tus canciones? ¿Puedes explicar el significado de la llamada “lengua kiss erzsi”?

Erzsi Kiss: Es difícil encontrar una palabra equivalente a “galimatías”. A veces se le llama así y es correcto hasta cierto punto. Sin embargo, no me gusta esta palabra porque sugiere que es algo no muy serio. Cuando veo a alguien tratando de imitar cuasi-lenguas o simplemente fingiendo hablar en una lengua inventada, puedo decir si es absurdo o no. Por el contrario, mi lengua está bastante basada en la musicalidad. Normalmente compongo las melodías junto con las palabras e ideas. La melodía resuena y la letra tiene que reflejarlo. La lengua tiene que fundirse con ese mundo musical que quiero capturar. Por ejemplo, si la canción es estilo chanson, una letra a la francesa es lo más adecuado, mientras que si la música es más cíngara, un estilo eslavo podría funcionar mejor. Dentro de esto cabe la posibilidad de expresar los sentimientos de formas diferentes, con más o menos fuerza; por ejemplo, pidiendo diferentes respuestas al oyente.

cafebabel.com: ¿Podemos encontrar significado o una historia en las letras?

Erzsi Kiss: Los significados se pueden percibir a través de las emociones. Hay palabras y sílabas que se entienden internacionalmente, como "mamá". Creo que la mayoría de centroeuropeos comprende el significado de las canciones, pero con toda probabilidad otras personas también.

cafebabel.com: ¿Escribes las letras o prefieres grabarlas y después volver a escucharlas?

Erzsi Kiss: Normalmente las grabo. Es porque quiero reproducir fielmente lo que improviso originalmente.

cafebabel.com: ¿Cómo os conocistéis todos los miembros del grupo Egy Kiss Erzsi Zene?

Erzsi Kiss: Formamos el grupo en 1996. Me sentía preparada de verdad para actuar, así que empecé a buscar a gente con la que tocar. Me puse en contacto con Csaba Hajnóczy en 1995 y estuvimos experimentando durante un año. Después él invitó a Gabi Kenderesi y, más tarde, a Árpád Vajdovich, que aún es un miembro del grupo. Con el paso de los años, el grupo cambió de miembros.

cafebabel.com: ¿Estos cambios de miembros alteraron tu estilo?

Erzsi Kiss: Por supuesto. Mi música está influida por mis propias ideas, lo que retumba en mi cabeza y por la música que me rodea. Puedes oír la influencia deHunor G. Szabó y Zoli Farkas cuando escuchas los discos.

cafebabel.com: ¿Te dedicas por completo a la música o aún haces teatro?

Erzsi Kiss: Por suerte, no tengo que separar los dos. Desde hace un tiempo he estado componiendo música para representaciones de marionetas. Mi última obra se estrenó a finales de 2010. Junto con el director belga Karel Van Ransbeeck y Ákos Futó, un titiritero de Veszprém, una ciudad al oeste de Hungría, participo en un teatro de marionetas para niños pequeños. Colaboramos con el belga Theater de Spiegel y con el Kabóca Puppet Theatre en Veszprém. En el Kolibri Festival, en septiembre, me otorgaron el premio Michel Indali por mi actuación. Disfruto mucho actuando. Cantamos para niños muy pequeños acompañados del ukulele y Ákos. Utilizamos marionetas abstractas, con formas de bolas y cubos. En el norte de Hungría tenemos tradición por lo abstracto. No hay una historia real; la obra entera consiste en pequeños sketches. Durante media hora estos diminutos niños están fascinados y miran sin llorar. Al final de la actuación pueden tocar las marionetas. Los niños del mundo digitalizado de hoy en día estiran el brazo con la boca abierta para tocar bolas de fieltro y cubos de madera. Es, sinceramente, maravilloso.

Leer el artículo completo en el blog de cafebabel.com Budapest

Fotos: © Egy Kiss Erzsi Zene/ Facebook