La casualidad como protagonista: Sinestesia

Artículo publicado el 9 de Noviembre de 2010
Artículo publicado el 9 de Noviembre de 2010
Por puras coincidencias, los personajes de Sinestesia se encuentran, se estrellan, se aterrorizan y se pierden de vista. El azar hace que salgan a la luz sus mentiras, que se enamoren o que sus vidas tomen un rumbo totalmente diferente del que ellos habían planeado.

Alan, su esposa, su amante y su mejor amigo se presentan ante el espectador casi como títeres que no son dueños de su propio destino, como marionetas con las que alguien estuviera jugando con una pizca de crueldad y otro tanto de ironía.

La casualidad es el verdadero hilo conductor de la trama, que el italiano Erik Bernasconi, guionista y director de la cinta, estructura en cuatro partes centradas en el punto de vista de cada uno de los personajes. Así, desde varios ángulos, vamos destapando la verdad y descubriendo lo que realmente pasó entre los dos momentos trágicos que marcan la historia y a sus personajes.

Bernasconi, que se estrena con este film (presentado dentro de la sección First Films First del festival), consigue mantener el interés durante todo el largometraje, con momentos de drama, otros más próximos a la comedia romántica, para aligerar la tensión, e incluso alguno de película de terror. Bernasconi, con guiños y pistas falsas, maneja bien las sensaciones y la intriga del espectador en esta historia, que cierra con un epílogo del que sólo se puede sacar una conclusión sobre lo que sucede: la casualidad es lo único que explica todo... o quizás no.

Ester Araúzo