La compra ecológica, de moda en Viena

Artículo publicado el 7 de Diciembre de 2014
Artículo publicado el 7 de Diciembre de 2014

Lunzers Maß-Greißlerei, la primera tienda de comestibles a granel que se establece en Austria, sedujo a jóvenes en busca de hábitos de consumo más sostenibles y saludables, así como a personas mayores que aún recuerdan cuando estas tiendas existían en su juventud.

Lunzers Maß-Greißlerei tiene el aspecto de una buena tienda de pueblo al estilo tradicional con sus muebles de madera oscura, sus cajas de frutas y vegetales, y sus recipientes en las estanterías. Los cereales, el arroz y la pasta están almacenados en contenedores de plástico a granel, los diferentes tipos de aceite están en barriles de metal. El diseño es elegante, el interior amplio, desprovisto de envoltorios de plástico o eslóganes publicitarios de mal gusto. Los clientes vienen a esta tienda a comprar a su aire, sin las prisas que genera la estridente música de turno o el agobio que ocasiona el interminable despliegue de mercancías industriales. Los productos que aquí se exhiben, aunque escasos en cantidad, son frescos, orgánicos y… sin envasar. Esta inusual tienda solo ofrece alimentos a granel y los clientes deben traer consigo sus propios recipientes. Las normas de la casa son muy simples: escoge, pesa y paga.

Lunzers Maß-Greißlerei ha generado expectación en Austria desde  su inauguración en  abril de 2014 en Leopoldstadt, el distrito dos y barrio de moda en Viena. La tienda fue galardonada con el Premio Medioambiental de la Ciudad de Viena 2014 incluso antes de que su fiesta de inauguración tuviera lugar. Según Elmar Schwarzlmüller, asesor para la ONG vienesa Umweltberatung en gestión de desechos, la tienda es una "formidable solución" para la reducción de desechos. "Nosotros-los austríacos-, estamos a la vanguardia en lo que a recuperación y reciclaje de embalajes se refiere. Somos buenos en la gestión de desechos, pero no en la prevención." Según una encuesta realizada por Eurostat en 2012, Austria es uno de los principales productores de desechos en Europa con 552 kilogramos de desperdicio municipal per capita, de los que se recicla el 62%. En lugar de "producir más desechos e intentar que parezca más ecológico", el asesor se decanta por el uso de embalajes reutilizables, alentar a las personas a que "adquieran artículos que no contengan envoltorios superfluos, que compren en los mercadillos y que consuman Biokistle-productos orgánicos locales que se pueden comprar en línea con entrega a domicilio-.

La Don Quijote

Lunzers Maß-Greißlerei es el final de la larga batalla que Andrea Lunzers ha librado a favor de la reducción de  residuos del embalaje. Nacida y criada en una granja orgánica en Burgenland-una región soleada de tierras llanas situada al sudeste de Austria-Lunzer-comenzó a trabajar en el comercio orgánico mientras estudiaba energías renovables y sostenibilidad en la Universidad de Viena. Su maestro y mentor, a quien debe "todo lo que sabe de comercio sostenible" fue Werner Lampert, un hombre cuya  apariencia es una sorprendente combinación entre la alegría de Papá Noel y la nobleza de Carlos Marx. Este defensor de la agricultura ecológica creó  Ja! Natürlich (¡Sí! Naturalmente), una marca de alimentos orgánicos en la cadena de supermercados Billa, y también registró Zurück zur Ursprung (De vuelta a los inicios), otra marca orgánica que proporciona a sus clientes total transparencia con respecto al origen y al proceso de producción de sus productos.

Hoy día,  Andrea Lunzer reconoce que fueron las diversas conversaciones que mantuvo con los clientes de Zurück zur Ursprung  sobre la ausencia de embalaje sostenible lo que le hizo replantear sus prioridades y montar un nuevo negocio. Convencida de que con sus habilidades y conocimientos sobre desarrollo sostenible podría "alcanzar un mejor resultado y marcar la diferencia" en lo que a  reducción de desechos se refiere, decidió dedicarse al asesoramiento ecológico. La aventura duró poco y le causó gran desilusión. "Muy pronto descubrí que a estas compañías solo les interesaba el "ecoblanqueo". Su objetivo era realizar pequeños cambios que no implicasen una gran desembolso financiero a cambio de  banderitas verdes para colgar en sus páginas de Internet."

Roma no se construyó en un día

Al final, Andrea Lunzer decidió abrir una tienda de alimentación con productos orgánicos a granel, tomando como referencia la tienda Unpackaged de Londres. Ella está convencida de que los clientes, a diferencia de las grandes compañías, sí están deseando llevar una forma de vida sostenible y quieren de verdad contribuir a la reducción de desechos. El éxito que ha alcanzado su tienda parece confirmar su intuición. Lunzers Maß-Greißlerei ofrece en la actualidad aproximadamente 400 productos orgánicos que incluyen desde vegetales y frutas frescas de temporada, mermeladas caseras y encurtidos, hasta productos lácteos y detergentes orgánicos. También cuenta con una pequeña cafetería que ofrece "aperitivos y muy buen café". En las paredes de la cafetería se pueden encontrar pequeños folletos, los llamados Zettelwirtschaften, con consejos sobre cómo almacenar los productos y algunas recetas para elaborarlos.

Con Lunzers Maß-Greißlerei, Andrea Lunzer se ha embarcado en una continua aventura que conduce a la sostenibilidad y la transparencia. El viaje puede tardar un par de años más hasta que la tienda esté totalmente operativa y cuente con el abastecimiento adecuado, pero el riesgo vale la pena. Algunos distritos vieneses y otras ciudades austríacas ya han manifestado su interés en poner el negocio de Lunzer en marcha en su localidad. Aunque esto no sea suficiente para cambiar el funcionamiento habitual de los supermercados, la propuesta de Lunzer puede servir de inspiración y como modelo de consumo sostenible.

Para más información sobre la tienda (en alemán)shop’s website

La página de Facebook: Lunzers Maß-Greißlerei facebook page

Descubre otras tiendas a granel en EuropaUnverpackt, en Alemania; Effecorta, en Italia y Granel , en España.

N.B.  La tienda Unpackaged de Catherine Conway cerró en 2013.