La corrida: el espectáculo antidemocrático por excelencia

Artículo publicado el 30 de Marzo de 2009
Artículo publicado el 30 de Marzo de 2009

Atención, este artículo no ha sido revisado ni publicado en ningún grupo

La Alianza Anticorrida envió un correo a todos los eurodiputados salientes para animarlos a pronunciarse sobre la práctica de la tauromaquia. La fundadora de esta organización expone su punto de vista sin hacer concesiones: ¿maltratar hasta la muerte por el placer de unos pocos? Un escándalo

'Abolir las corridas en Europa'. La proposición de Alliance Anticorrida aparece a la cabeza de todas la proposiciones aprobadas de momento por los ciudadanos en la web Consultas Europeas a la Ciudadanía, apadrinada por Hans-Gert Pöttering, presidente del Parlamento Europeo. Por eso, la proposición abolicionista será debatida por los 20 ciudadanos franceses elegidos al azar para participar en la Consulta Europea a la Ciudadanía que se va a celebrar los días 21 y 22 de marzo. Porque no tenemos derecho a maltratar a los animales. El amor, el 'honor' de los toros o incluso su supervivencia no pasa por la necesidad de toturarlos hasta la muerte y en público para deleite de una minoría. El hecho de que sea un un animal belicoso e indomable no le da derecho a un hombre para utilizar sus cualidades de 'guerrero' en una puesta en escena artificial. La función de un toro no es la de pelear en la arena, como tampoco lo es la de los caballos que usan los rejoneadores, a los que entrenan sin descanso hasta que muchos de ellos, al final, resultan 'inútiles'.

(anticorrida.org)

¿Combate de igual a igual?

Soy de Nimes y al igual que más de la mitad de los habitantes de esta ciudad, no me gustan las corridas. No obstante, en once departamentos del sur de Francia, entre los que está mi ciudad, es perfectamente legal maltratar novillos hasta la muerte ya que en esta zona prevalece una tradición local ininterrumpida. Tengo el derecho a montar en casa un coso improvisado, comprar algunos litros de Pastis, unas pocas salchichas tradicionales, uno o varios novillos y a vender entradas numeradas, tal y como dictan las leyes, y el espectáculo está listo. ¡Ya puede empezar la masacre, que yo (o quien sea) perpetro bajo la atenta mirada de un un individuo considerado experto!

Durante quince largos minutos el toro recibe hasta un metro y medio de armas blancas en su cuerpo, con instrumentos como la puya, la banderilla o el estoque. Más de un cuarto de los toros son mutilados y drogados con productos que inducen problemas graves de conducta, problemas de vista y cuyo uso permite manipular el comportamiento del animal. De esta manera, los toreros reducen los riesgos, pero aumentan sus beneficios: hasta 300.000 euros por una sola actuación de 90 minutos. ¿Cómo se puede seguir hablando de un combate de igual a igual?

La corrida se ha vuelto un gran negocio subvencionado por el dinero de todos los contribuyentes en la mayoría de los casos. Por medio de los poderes públicos, Francia concede subvenciones más que generosas a más de 70 colectivos, todos ellos deficitarios (en el país galo, los espectadores que frecuentan regularmente las corridas son solamente 7.000) En Europa, Alianza Anticorrida estima que las subvenciones a los criadores de toros de lidia (que se contabilizan dentro del grupo de los ganaderos bovinos) se elevan a unos 20 millones. Sin embargo, solo el 27% de los ciudadanos españoles y franceses se interesan por las corridas (según Sofres France 2003 y Gallup Espagne 2007) Por lo tanto, la corrida es el espectáculo antidemocrático por excelencia.

Sobre la utilidad de los toros de lidia

En muchos departamentos del sur de Francia se comercializa con la carne de toro de lidia sin que esté especificado en la etiqueta. Esto significa que, sin saberlo, podemos estar consumiendo un alimento con el que no estamos de acuerdo. Por no hablar de los riesgos sanitarios, ya que el nivel de toxinas que se generan supera con mucho los umbrales aceptables. Los amantes de este 'arte' aseguran que quieren a toda costa evitar el daño o la muerte del torero, pero no dejan de exponer sus cuerpos al peligro. No son, como algunos podrían pensar sin razón, 'sádicos o perversos sedientos de sangre'. A través del torero, el espectador intenta acercarse a la muerte, esa gran incógnita que le fascina. Se trata, por lo tanto, de saciar una pulsión mórbida. La corrida es altamente condenable porque alimenta esta pulsión. Entonces, ya que la violencia forma parte del ser humano, ¿es esta una razón para fomentarla?

A través del torero, el espectador intenta acercarse a la muerte, esa gran incógnita que le fascina

El kit de la cuestión está en plantearse la utilidad de los toros de lidia. Conservar este tipo de animal solo interesa a quienes hacen uso de él, que han visto en el toro una especie de panacea a la que no están dispuestos a renuncia. La siderurgia, las minas de carbón han desaparecido y nadie se ha muerto por eso... Cada día desaparecen numerosas razas de bovinos y, que yo sepa, nadie se ha indignado. Para acabar, todos conocemos la existencia de parques naturales como el parque nacional de la Camarga donde lo que se busca es la presevación de todo tipo de especies protegidas. A partir de ahora, la asociación pedirá a los candidatos que se posicionen claramente sobre estas cuestiones.