La democracia y el islam son compatibles

Artículo publicado el 30 de Septiembre de 2005
Artículo publicado el 30 de Septiembre de 2005

Atención, este artículo no ha sido revisado ni publicado en ningún grupo

El europarlamentario Cem Ozdemir sugiere que la adhesión turca a la UE ayudará a los inmigrantes turcos a superar los problemas de integración que tienen en Alemania –donde cada vez son más numerosos- y en los demás Estados miembro.

Cem Özdemir aboga por una próxima entrada de Turquía en la Unión europea. La integración de Turquía sería especialmente esencial para los casi 4 millones de turcos que están en la UE. Sin embargo, no todos los turcos que están en la UE apoyan las negociaciones de entrada: las organizaciones turco-nacionales que se encuentran en Alemania critican el cambio en Turquía.

¿A qué se debe que muchos turcos que viven en Alemania estén todavía relativamente mal integrados en la sociedad?

Los motivos de ello se han de buscar tanto en la sociedad alemana como en los inmigrantes. Para unos hay poca permeabilidad social en la sociedad alemana. Un motivo importante de esto radica en el sistema escolar; según ha señalado también el estudio PISA. Por otro lado, los inmigrantes han desaprovechado el poder crear nuevas estructuras que les pudieran permitir integrarse mejor en la sociedad. Pero también existen muchos signos que indican que la situación mejora. Por ejemplo, en el tema cultural y también con las mujeres. Nuestra meta ha de ser crear una sociedad en la que los inmigrantes sean representados proporcionadamente en todos los grupos de la población como en Estados Unidos, ¡no porque sean inmigrantes sino porque tengan las mismas credenciales que los demás!

¿Qué esperan los alemanes de ascendencia turca de la entrada de Turquía en la UE?

La entrada en la UE tendría, ante todo, unas ventajas muy prácticas para los alemanes de procedencia turca: por ejemplo, el derecho a participar en las elecciones municipales y más facilidades para viajar. A muchos inmigrantes turcos de la primera generación les gustaría regresar a Turquía. La calidad de miembro de la UE podría hacerlo realidad, sin ella, deberían renunciar a su unión con Alemania. Turquía podría además conseguir su entrada en la UE más fácilmente como socio en el problema de integración: el problema también reside en los intereses de los turcos que han tenido éxito en Alemania. Por último, la entrada en la UE tendría una influencia inmediata en la imagen de los turcos en Alemania y en Europa. Sin embargo, no todos los turcos que viven en Alemania están a favor de su ingreso en la UE. Algunos se pronuncian en contra de ésta porque tienen dificultades con el cambio en Turquía.

¿Cómo han recibido los alemanes de ascendencia turca la decisión de entablar negociaciones con Turquía para la entrada de ésta en la UE?

La mayoría de ellos positivamente. Sin embargo, ya hay grupos de presión en Alemania, apoyados por Turquía, que se muestran escépticos puesto que se ajustan a lo nacional. Opinan que la UE ha hecho una promesa a Turquía que no quiere cumplir en absoluto. También critican a Turquía por ser demasiado deferente. En cierto modo, fue algo para ver que las organizaciones financiadas por Turquía no representaran en absoluto los intereses verdaderos de los turcos. Mientras que Turquía reconoce que se tiene que reformar, estas organizaciones niegan cualquier tipo de necesidad de reforma.

¿Podría la entrada en la UE ayudar a largo plazo a resolver los problemas de identidad de los emigrantes turcos, quienes se sienten frecuentemente separados tanto del país en el que viven como de la tierra natal de sus antepasados?

Ese sería naturalmente el caso ideal. Alemania tiene dificultades con su identidad, al contrario que los franceses a los que les gusta que se les reconozca por sus orígenes. En efecto, Europa podría encontrarse en un momento en el que está formando su identidad. Sería también más fácil establecer un entendimiento con los europeos turco-alemanes.

¿Podría mejorarse la situación de otros musulmanes gracias a la entrada de Turquía en la UE?

No se pueden exagerar los efectos, pero seguramente la entrada de Turquía sería una señal importante de que el Islam será tratado de una manera semejante y correcta y de que no reinará una doble moral. Al mismo tiempo, se irradiaría el mensaje de que la democracia y el Islam son compatibles entre ellos.

¿Qué piensa de la propuesta de convocar un referéndum para la entrada de Turquía?

Para temas europeos se debería votar también a nivel europeo. Sería absurdo que Malta decidiera sobre la entrada de Turquía en la UE. Si se elige el convocar un referéndum, entonces ha de ser válido el principio de la mayoría doble, es decir, mayoría tanto de países como de votos. ¡Y deberían votar asimismo los países candidatos.

Publicado el 25 de febrero en la sección Orient Espresso