La Eurocopa 2012 en Polonia: visitando el campo de juego

Artículo publicado el 13 de Julio de 2010
Artículo publicado el 13 de Julio de 2010
El campeonato de fútbol de la UEFA comienza el 8 de junio del 2012 en el nuevo estadio nacional de la ciudad de Varsovia. Mientras se prepara para albergar a 100.000 fanáticos y turistas, la capital polaca está a la expectativa para demostrar al resto del mundo que tan lejos puede llegar. Reporte desde  la ciudad sede del evento, junto con Wroclaw, Gdansk y Poznan

Visiblemente ausente en la edición de 2010 del Mundial de fútbol, Polonia tendrá la oportunidad de brillar durante la Eurocopa de 2012 y lo hará conjuntamente con Ucrania y de la mano de la Unión de Europea de Federaciones de Fútbol (UEFA), lo que significa, además, la tercera vez que la copa es co-organizada por dos naciones. No hay duda que el campeonato, llevado a cabo cada cuatro años, será un triunfo para los polacos, incluso antes de alguno de los 31 encuentros que disputarán los 16 equipos clasificados. Pero, ¿a qué coste?

Varsovia 2012: entre inundaciones y problemas de infraestructura

El nuevo estadio nacional de la capital polaca, en el que se disputará el primer encuentro del torneo el 8 de junio de 2012, ocupa el lugar del estadio del Décimo Aniversario, construido en 1955 y demolido para abrirle paso al más reciente. Fiel al paisaje del distrito de Praga, en el extremo este, el antiguo estadio no fue sólo reconocido por hospedar los más grandes eventos del país, sino por ser la principal sede del partido y de las celebraciones oficiales durante la época de la Republica Popular de Polonia. De este modo, mientras se desvanece con rapidez este capítulo de la historia política del país, el nuevo estadio simboliza la renovación de la ciudad.

Se han modernizado cuatro líneas de tranvía y los trabajos continúan, ya que 740 autobuses serán reemplazados por nuevos vehículos

…Eso es si crees la información oficial, pulida y hasta quizás un tanto repetitiva sobre la competición. Con solo leer el periódico local y se puede deducir el espectáculo de siempre de los políticos a medida que se acerca la Eurocopa: injustificables ofertas de proyectos de varios millones de zloty, la moneda polaca, fechas de finalización que jamás serán cumplidas y el sentimiento general de que la ciudad estará desbordada para el momento en que 100.000 visitantes extra la recorran durante tres semanas. Por otra parte, la confianza de las autoridades es tal que el director del torneo, Adam Olkowicz, ha insistido a través de comunicados en que los proyectos de construcción no han sido retrasados debido a las inundaciones que causaron estragos en el país este año: “Incluso cuando el invierno de este año ha sido extremadamente severo, no ha habido ningún retraso en la construcción de los estadios”.

Otro caso de optimismo puesto en duda se refiere a la segunda línea del metro, que fue pensada para contribuir a la mejora del transporte durante el evento, aunque estará completamente operativa en 2013. Esto representa un ahorro de cerca de 500 millones de zloty, sin pérdida en la calidad del transporte a disposición de los seguidores y turistas. Los medios de comunicación polacos lo tildan como una organización típicamente pobre y acusan a las autoridades de realizar más cosas de las que pueden abarcar para el evento deportivo. Además, en el mismo artículo, se puede observar una férrea defensa a que la capital acoja el campeonato, un paso positivo y crucial para avanzar y apartarse de su imagen gris y de infraestructuras anticuadas.

El estadio debe estar listo para la inaguración del torneo, el 8 de junio de 2012

Optimismo y cinismo

¿Cómo puede el escepticismo y el entusiasmo aparecer en la misma frase? Bien, no lo hacen. Una moderada dosis de cinismo cívico es siempre saludable. Es muy difícil tomarse las quejas diarias en contra de las autoridades y sus formas de actuar como algo más que burlas comunes de los ciudadanos. No hay duda de los errores y desafíos en el colosal asunto que está resultando ser la preparación de la Eurocopa. Sólo hay que considerar el déficit de plazas hoteleras en la ciudad, que dispone de 30.000 lugares para los 150.000 visitantes que se esperan durante los días de partido (el vice primer ministro ucraniano, Ivan Vasiunyk, ha anunciado la rápida construcción de 20 hoteles). Pero los polacos están abriendo sus brazos a la oportunidad de modernizar su ciudad.

El director del comité de Varsovia para la Eurocopa 2012, Andrezj Cudak, es igualmente optimista, aunque su realismo refleja las mismas preocupaciones que escucho a las afueras de su lujosa oficina. Desde luego, asegurar los fondos necesarios es una batalla sin tregua. Él identifica el legado positivo que tendrá el acontecimiento de la UEFA como la principal razón de la popularidad del esfuerzo de Varsovia. Señala lo obvio: la ciudad tendrá una infraestructura mejorada con la imagen de un nuevo estadio y una carretera de circunvalación, un sistema de tranvía modernizado, nuevos autobuses, plazas públicas renovadas, más hoteles y restaurantes, ampliación del sistema de autopistas para conectar a todas las ciudades polacas e, incluso, hasta Berlín. Pero lo que es más importante es que va a desarrollar procedimientos de gestión más eficientes para la ciudad en áreas tan diversas como la gestión de crisis, centros de salud o de seguridad. “El proyecto en conjunto es mayor que la suma de cada una de las cientos de partes que la componen”, concluye. Se prevé que la economía polaca se beneficie del impulso de la Eurocopa 2012 hasta el 2020.

El campeonato europeo a nivel local

Mientras el nuevo complejo deportivo crece a diario a lo largo de la ribera este del rio Vístula, el más grande mercado al aire libre de Europa apenas sobrevive. Es poco probable que la capital se beneficie a niveles más bajos. ¿Qué sucederá con el nervio vivo de la ciudad, los vendedores callejeros, la diversidad que representa los muchos vendedores inmigrantes provenientes de Vietnam, Bulgaria o del África subsahariana, las tiendas de segunda mano y de ‘todo a 100’ donde los modernos y las abuelillas hacen juntos las compras? Una de las caras de los beneficios que prestan a una ciudad entusiasmada por su rol en el campeonato se encuentra junto al estadio nacional. Aquí, el mercado del estadio, también conocido como el mercado ruso por la nacionalidad de la multitud que supuestamente la recorre, está previsto que desaparezca en la primera semana de julio. Algo que ha sido bien recibido, ya que se considera a menudo un lugar inseguro y caldo de cultivo para el crimen en Varsovia.

Distrito de Praga

A la larga, la zona del estadio está abocada a convertirse en una reliquia turística, como el centenario bazar Rozyckiego, que se encuentra a dos calles, casi desierto excepto para los turistas. Se convertirá junto con un nuevo museo en la historia del distrito de Praga y albergará tiendas de recuerdos. El histórico estadio nacional, que se levantó como símbolo vivo de una importante parte de la historia política del país, se convertirá en una nueva versión de sí mismo, erigiéndose como el faro del futuro moderno de Polonia. Lamentar la pérdida de lo que muchos consideran una extravagancia para la ciudad es exagerado a la luz de las claras ventajas que significan hospedar la Eurocopa en dos años. Pero si la capital se resiste a beneficiarse de la mayoría de los proyectos pensados para el torneo, Varsovia y Polonia, podrían perder más que un campeonato en el 2012.

Agradecimientos a Natalia Sosin.

Fotos: principal ©s3k/ Flickr, en el texto ©Ezequiel Sacgnetti/ezequiel-scagnetti.com