La Historia del otro: israelíes y palestinos frente a frente. En la escuela

Artículo publicado el 3 de Febrero de 2009
Artículo publicado el 3 de Febrero de 2009
Un proyecto nacido hace 5 años en el seno de una oenegé con el objetivo de enfrentar las diversas Historias nacionales de Israel y Palestina, se ha plasmado en un libro. Un grupo de profesores israelíes y palestinos han escrito un manual de Historia para gestar las bases de una convivencia común

¿Cuántas aldeas palestinas han sido arrasadas? 370, dicen los israelíes. 418, responden los palestinos. La Historia, gran escollo y punto de referencia vital en todo conflicto, hace sentir su peso todavía más en Oriente Medio. Para superar ese problema, y bajo la coordinación de Dan Bar-On (fallecido hace unos meses) y de Sami Adwan, profesores universitarios comprometidos con la PRIME (Peace Reserch Institute for the Middle Est), una oenegé con sede en Beit Jalah, Cisjordania, integrada por un grupo de profesores israelíes y palestinos (originarios de Hebrón, Belén y Jerusalén-este) han decidido “reescribir” la Historia hace cinco años. ¿Cómo? Con un manual escolar, La Historia del otro, publicado en Italia (La Storia dell’Altro) por ediciones Una Città (en alusión a la homónima publicación mensual de Forli, en Emilia-Romaña) y en francés por la editorial Liliana Levi. La versión italiana abre con una introducción de Walter Veltroini y el prefacio es del historiador francés Pierre Vidal-Naquet (también desaparecido).

Una Historia no compartida

Edizioni Una CittàEl equipo trabajó durante un año con setecientos chicos y una docena de profesores israelíes y palestinos que se prestaron a realizar un trabajo colectivo sobre su memoria nacional para contar fielmente cómo piensan sobre el pasado. En palabras de Dan Bar-On, el desafío era “desarmar la Historia, porque los textos escolares son los depositarios del saber legitimado y del conocimiento de la propia nación”. Durante el trabajo de preparación, los dos grupos –los palestinos coordinados por Adnan Musallam y los israelíes por Eyal Naveh- trabajaron por separado para una posterior puesta en común de los relatos.

La pauta a seguir era la de producir un relato del que sentirse seguro para no hacer “concesiones” al otro. Al final del trabajo, las dos versiones fueron traducidas respectivamente en árabe y en hebreo, y leídas en voz alta: “Ver la propia Historia ‘reescrita’ por otro y escucharla en voz alta fue un desafío emocional”, declaró Sami Adwan. Lo importante es la necesidad de ambas narraciones: cada grupo debe aceptar y respetar la Historia del otro. No se trata de compartir la memoria, sino de aceptarla.

Hoy, cinco años después, “el proyecto de esta doble reescritura de la PRIME sigue adelante, aunque con las huellas de la guerra en Gaza y la degradación de las relaciones entre ambas partes, la presión a la que se ven sometidos los profesores es más intensa. A pesar de todo ello, el proyecto PRIME, que ya abarca nueve periodos históricos de las relaciones palestino-israelíes, saldrá este año en forma de libro publicado en hebreo y en árabe. Y esperamos que lo haga también en inglés”, confía Bob Loeb, de la PRIME.