La independencia de Kosovo es legal, ¿y ahora qué?

Artículo publicado el 23 de Julio de 2010
Artículo publicado el 23 de Julio de 2010
Así lo avala jurídicamente un dictamen judicial de la Corte Internacional de Justicia de La Haya. La prensa europea examina las repercusiones que este hecho puede tener en relación con los movimientos separatistas y las posibilidades de Serbia de normalizar sus relaciones con el Estado vecino

El País - España: ¿Y qué pasa con la mitad serbia de Bosnia?

La sentencia de La Haya sobre la declaración de independencia de Kosovo puede reforzar el separatismo de otras regiones en opinión del periódico liberal de izquierda El País: "Pese a no tener carácter vinculante, la opinión de la más alta instancia judicial de la ONU está llamada a tener repercusiones importantes. Sobre todo para Serbia, que había instado al tribunal a considerar la legalidad de la secesión, y para el propio Kosovo, al que abre el camino hacia Naciones Unidas y al reconocimiento por nuevos Estados. Pero la decisión de la Corte fortalecerá presumiblemente separatismos en regiones inestables, incluyendo en la antigua Yugoslavia a la mitad serbia de una Bosnia dividida étnicamente". Artículo del 23/07/2010

Tages-Anzeiger - Suiza: Se evitan otros movimientos autonomistas

La sentencia de La Haya sobre Kosovo no da carta blanca a otros movimientos autonomistas del mundo, considera el periódico Tages-Anzeiger: "El aval resulta asombroso en cuanto a su claridad, pero no es inesperado. A diferencia de Serbia, los jueces de la ONU no cierran los ojos ante la realidad de Kosovo. Recuerdan que la fundación del Estado sólo tuvo lugar tras duras negociaciones mediadas por la ONU. El paso de los albanokosovares no fue de ningún modo unilateral. Consistió además en el resultado de la brutal política represiva de Serbia durante los años 90, que llevó a la intervención de la OTAN. Los jueces ven por ello el caso de Kosovo como único. De ahí que la Corte Internacional de Justicia no se exprese sobre la cuestión de si los albanos hubieran tenido derecho a la cesesión. Con ello, el Tribunal pretende evitar que otros movimientos autonomistas tomen Kosovo como un modelo. [...] Belgrado debería utilizar la derrota como una oportunidad para dar carpetazo a su postura frente a Kosovo, lo que también redundaría en interés de la minoría serbia [de Kosovo]". Artículo del 23/07/2010

Dnevnik - Eslovenia: "A Serbia sólo le queda regular las relaciones interestatales"

El veredicto de La Haya no supone una derrota para Serbia, escribe el diario Dnevnik, sino sólo una desilusión más: "Analizar cada párrafo y cada coma del extenso dictamen durará sin duda muchos meses, al igual que buscar los elementos más minúsculos que pudieran dar razón a la parte serbia por lo menos a efectos de política interior. Pero eso supondría una mera pérdida de tiempo y dinero. Kosovo nunca será serbio, ni en la forma de 'mayor autonomía, menor estatalidad' ni en la forma de un modelo a lo Hong Kong. El problema se remonta a las aguas políticas. Ya no existe ninguna posibilidad de que la Asamblea General de las Naciones Unidas o el Consejo de Seguridad de la ONU, la última esperanza de Serbia, modifiquen con algún tipo de declaración el estatus de Kosovo. Por este motivo, Belgrado [...] se ha quedado sin margen de acción en su objetivo de desmantelar el Estado de Kosovo. A Serbia sólo le queda regular las relaciones interestatales. Cuanto antes reconozca este hecho Belgrado, tanto mejor". Artículo del 23/07/2010

Aftonbladet - Suecia: Pacificar los Balcanes

La sentencia de La Haya ha causado decepción en Serbia. El ingreso de ésta a la UE puede pacificar el conflicto con Kosovo en opinión del periódico sensacionalista Aftonbladet: "La actitud de Belgrado consiste en que Kosovo no es un Estado independiente y nunca lo será. Sin embargo, el Gobierno ha hablado sobre las perspectivas de independencia con la condición de que la frontera septentrional se fije a la altura de Mitrovica, lo que significa en la práctica una división de Kosovo. [...] Una evolución de este tipo daría lugar [..]. a reclamos a favor de más divisiones étnicas y fronterizas, sobre todo en relación con el enclave serbio en Bosnia de la República Srpska. Eso no es una solución. Hay que basarse en el deseo de Serbia de adherirse a la UE. En la actualidad puede parecer difícil de imaginar, pero probablemente se trata de la única manera de atraer el país a la mesa de negociaciones. Ahí estriba no sólo una posible solución al problema de Kosovo, sino también la solución para un futuro pacífico y duradero en todos los Balcanes". Artículo del 23/07/2010

Hospodářské noviny - República Checa: Oportunidad de cerrar un capítulo y abrir otro

El aval de La Haya a la independencia de Kosovo ofrece a Serbia la oportunidad de dejar el pasado tras de sí según el periódico financiero Hospodářské noviny: "Los políticos serbios también llevan años reconociendo tácitamente que Kosovo está perdido para Belgrado, aunque públicamente declaren lo contrario. [...] Los serbios quieren adherirse a la UE; su reacción al veredicto de La Haya podría resultar por tanto relativamente pacífica. Desde el final del nacionalismo de Milošević, los serbios han recorrido buena parte de camino en dirección al pragmatismo. Poco después de la declaración de independencia, una mayoría ya afirmó que Kosovo resulta mucho menos interesante que la situación económica de su propia familia y del país. Los políticos serbios cuentan desde ayer con una coartada: hicimos cuanto pudimos. El fallo de La Haya no debe ser interpretado como una derrota de Belgrado, sino como una oportunidad de cerrar un capítulo de la Historia y de abrir uno nuevo, más optimista."  Artículo del 23/07/2010

28 países, 300 medios, 1 revista de prensa. La revista de prensa muestra qué temas mueven a Europa reflejando la variedad de opiniones, ideas y tesituras.

Foto: ©p2-r2/ Philipp Rümmer/ Flickr, video kosovoyoung