La lentitud en aplicar las leyes no es específica de Rumania

Artículo publicado el 9 de Octubre de 2006
Artículo publicado el 9 de Octubre de 2006
Cuatro preguntas a Antonella Capelle-Pogacean, investigadora del CERI y especialista en religión y política rumana.

El informe del Consejo de Europa de 2003 - 2006 subraya que Rumania ha abordado con eficacia el problema de la corrupción durantes los últimos 15 años, pero que la sociedad asimila con dificultades estos cambios. ¿Qué piensa de estas conclusiones?

No pienso que debamos describir la situación en estos términos: durante las sesiones del congreso en primavera, se han adoptado cerca de 350 leyes para integrar los estándares de la UE [el acervo comunitario]. Para daros una idea, los diputados franceses o alemanes han votado entre 30 y 35 leyes en el mismo lapso de tiempo. El Parlamento rumano se ha convertido en toda una factoría legislativa y la aplicación de las medidas no puede ir a la misma velocidad. En Francia seguro que no se implementa el 100% de las normas emanadas de las instancias comunitarias. La lentitud en aplicar las leyes no es específica de Rumania.

Rumania tiene reputación de país con mucha corrupción con dificultades para reformarse. ¿Está justificada esta mala fama?

No hay que fiarse de las etiquetas. La práctica del soborno es, en efecto, más común en Rumania que en Francia. Si acude al médico o si trata de obtener un papel en la administración pública, os pedirán sistemáticamente un bakchich. Pero los casos de corrupción como el caso Clearstream de la primavera pasada en Francia demuestran que la práctica del soborno es igual de corriente en el mundo de los negocios de Occidente. Los grandes casos de malversación de fondos públicos en Rumania datan de principios de 1990, cuando de pronto hubo un enorme vació de legislación y un descontrol sobre las privatizaciones de empresas públicas [tras la caída de la URSS].

¿Se han tomado medidas?

Se ha creado un departamento nacional anticorrupción (DNA) que ha llegado hasta a inculpar al ex ministro de Asuntos Exteriores Adrian Nstase y al Vice-primer ministro, George Copos, quien dimitió hace poco. Desde 2003, los altos responsables del Estado, desde los ministros a los diputados, deben realizar una declaración pública de bienes, comprendidos los objetos de arte. Hoy, la cámara de los diputados debate la creación de una agencia nacional de integridad que examinará las diferencias entre las declaraciones de la renta y las declaraciones de bienes. Esta oficina se interesará, además, por los conflictos de interés en las funciones desempeñadas por los altos cargos de la administración.

¿Por qué insiste la Comisión europea sobre el asunto de la corrupción?

El modo en que la Unión europea insiste sobre el asunto de la corrupción responde a las esperanzas depositadas por los rumanos en ella y expresa también una preocupación por tranquilizar a los electores de los Veinticinco. Sobre todo a los Estados miembro menos entusiastas con esta ampliación. Además se lleva mucho lo de la lucha contra la corrupción. Algunas ONG son muy activas en Rumania. Transparency International se ha concentrado en particular sobre la transparencia de las instituciones rumanas a partir de 1993, fecha en la que algunas sumas de dinero provenientes del Banco Mundial fueron sustraídas. Además, algunos políticos se sirven de envoltorios mediáticos alrededor de la cuestión de la corrupción para desacreditar a sus adversarios.