La lista de la compra

Artículo publicado el 19 de Enero de 2004
Publicado por la comunidad
Artículo publicado el 19 de Enero de 2004

Atención, este artículo no ha sido revisado ni publicado en ningún grupo

No es una invitación para aprovechar las rebajas, ni un eslogan para las próximas elecciones europeas, sino más bien el equipo inédito de la otra Europa: he aquí los “neoconservadores” europeos.

No son ni de derecha ni de izquierda. Al contrario, son ignorados con suficiencia por la derecha y detestados por la izquierda europea más o menos democrática. No hay ningún partido que los reúna, ningún dogma, ningún periódico de referencia; pero sí ideas capaces de trastornar (ver mejorar) la manera de pensar y de vivir en Europa. Ninguno de ellos detesta América y su modelo, ninguno de ellos renunciaría a la existencia de Israel –única democracia de Oriente Medio. Todos critican las inercias y los temores de Europa, tanto en política internacional como en economía. He aquí la lista de los “neoconservadores” europeos, cuya candidatura como guías de Europa sería interesante proponer para las próximas elecciones europeas.

Los cuatro mosqueteros

Jean-François Revel, académico, es uno de los pensadores libres europeos más eminentes. Autor del reciente ensayo “La obsesión antiamericana”, donde estigmatiza las regresiones intelectuales y el unanimismo de las élites francesas. La unica revolución posible (escribió en los años 70) es la revolución estadounidense, que pone al individuo y sus derechos en el centro del mundo.

Alain Finkielkraut, filósofo, debe mucho al pensamiento de Hannah Arendt. Representa al intelectual por excelencia: opositor a la Gran Serbia en época de Milosevic, denuncia “la barbarie del mundo moderno”, sin caer en la tentación apocalíptica e instrumental del veteromarxismo. En Arche, revista judia francesa, se dirige contra todo relativismo cultural y vigila el creciente antisemitismo en Europa.

Bernard Kouchner es el dirigente histórico de los French doctors. Antiguo ministro de sanidad con Jospin, ha sido uno de los pocos en la izquierda francesa que ha defendido la necesidad de una intervención militar contra el régimen de Sadam. Allende la soberanía nacional muy querida por una parte de Francia, guardando el derecho/deber de injerencia allí donde el derecho a la vida es violado.

André Glucksmann, entre Dostoievski y el redescubrimiento de la función de “Dios”, el filósofo francés descendió al campo de batalla contra la masacre rusa en Chechenia, incitando a Europa a reconocerse en un proyecto común y no solamente en el antiamericanismo.

El homosexual que detesta el Islam

Pym Fortuyn y sus compañeros, estigmatizados como xenófobos y racistas por una gran parte de la prensa europea, animan la integración total de los inmigrantes bajo el estandarte del derecho y la tolerancia. Pero no en un sentido único, para no caer en el populismo...

Los miembros del grupo de Estocolmo no se contentan con la política economica de la Constitución de Giscerd d’Estaing que pretende nadar entre dos aguas y sienten la decadencia de la “economía social de mercado”. Han constituido una red transnacional de think thanks con la intención de influir en las políticas europeas. Son:

Civitas, con sede en Londres, se ocupa de la sociedad civil, de la familia, de la solidaridad. Desde un nuevo punto de vista, porque es posible llegar a la providencia sin pasar por el Estado.

Timbro es uno de los centros de investigación suecos mas importantes que se permite refutar todos los lugares comunes sobre las virtudes del modelo comunitario escandinavo.

Paradigmes es el lugar francés de reflexión del grupo. Método comparativo para comprender qué Europa es la que más nos conviene en todos los dominios.

Center for the New Europe es el cerebro de la Europa proglobalización: patentes al comercio internacional, la alternativa inteligente a José Bové.

Los radicales

Marco Pannella, dirigente de los Radicali italiani e transnazionali (radicales italianos y transnacionales). Antes, durante y tras la guerra de Irak, ha propuesto una alternativa pacífica a la “política exterior europea”: exilio, inmunidad sin impunidad para Sadam y transición democrática bajo la égida de la ONU. Pasando por la denuncia al Parlamento europeo de la deriva de la Europa de Vichy, cómplice de los dictadores del mundo entero.

Emma Bonino, antigua comisaria europea para los refugiados, se bate en El Cairo por la democracia en el mundo arabe. Ha promovido con el gobierno de Yemen una conferencia regional sobre los derechos humanos, la democracia y el Tribunal Penal Intarnacional en Oriente Medio. En medio de la indiferencia de la Europa oficial. Con Panella, ha fundado hace unas semanas el Partido Radical Europeo.

¿Equipo de ensueño o de perdedores? ¿Reaccionarios o visionarios? Escoja su opción.