La mala prensa de la Patata

Artículo publicado el 21 de Diciembre de 2007
Publicado por la comunidad
Artículo publicado el 21 de Diciembre de 2007

Atención, este artículo no ha sido revisado ni publicado en ningún grupo

La patata es un tubérculo originario de Perú y el invierno es cuando se cosecha. Los españoles la importaron a Europa, y desde entonces no ha parado de dar vueltas por el continente.

La primera vez que se tomó como alimento en Europa fue en Sevilla, en el siglo XVI. Se daba a los enfermos y a los soldados, pero no tuvo buena aceptación, pues se la consideraba sosa y además provocaba flatulencias. El ejército español la exportó a Italia, pues era el alimento de los animales de carga y abastecimiento, como los caballos o el cerdo, que acompañaban a los regimientos. De ahí pasó a Holanda y a Alemania, y el pirata Sir Francis Drake la llevó a Irlanda, en donde se convirtió en el alimento casi único de sus habitantes. De todos modos, este alimento siguió teniendo mala prensa. En Francia se pensaba que provocaba la lepra.

¡Desengáñense, Sres., las armas químicas no se inventaron en el siglo XX, sino en el siglo XVI por el ejército español! (Ilustración: María Luque)

Y entonces llegó Parmentier y la puso de moda en el país de la moda. Convenció al rey Luís XVI para que plantara patatas en uno de sus jardines de palacio bajo la férrea vigilancia de sus soldados, a la vista de los campesinos de los alrededores que pensaron enseguida que se trataba de algo muy valioso. Cuando la cosecha estuvo a punto, se ordenó a los soldados bajar la vigilancia y dejar robar a los campesinos. “Cada ladrón será un prosélito”, afirmaba convencido Parmentier. Y así fue. La Revolución Francesa, las hambrunas y las hordas napoleónicas esparcidas por toda Europa hicieron el resto.

La patata y la política

En 1845, los 8 millones de irlandeses (hoy la isla sólo tiene 6,5 millones de habitantes) se alimentaban en esencia de patata, pero el hongo Phytophtora infestans echó a perder todas las cosechas y murieron o emigraron a América o Australia centenares de miles de personas. La reina de Inglaterra hizo poco por evitar las hambrunas y se extendió el odio hacia los ingleses entre los irlandeses. Entonces, se crearon las sociedades secretas que provocaron en el siglo XX la independencia de casi toda la isla.

Tortilla de Patatas o “española”: más fácil imposible

Ingredientes:

4 patatas medianas

4 huevos

Sal

Cucharada de aceite de oliva

Preparación:

Batir los 4 huevos a los que se le añade una pizca de sal. Luego, verter en ellos las patatas peladas y cortadas en cuadrados pequeños tras haberlas freído. En una sartén, calentar a fuego medio una cucharada de aceite de oliva.

Una vez el aceite caliente, se vierte la mezcla de huevos y patatas en la sartén. Cuando la mezcla haya cuajado por abajo, darle la vuelta sobre un plato grande y volver a verter sobre la sartén. Tres minutos más y listo para servir.