“La musa susurrante”, una nueva oda de Sjón

Artículo publicado el 2 de Julio de 2012
Artículo publicado el 2 de Julio de 2012
La musa susurrante va más allá de la simple historia de un hombre y su pasión por el pescado. Con una prosa rigurosa, aguda y a veces hipnótica, Sjón aúna las leyendas griegas con el mito islandés para crear una fábula propia y descarnadamente original.

Pese a que todavía no se ha editado La musa susurrante en castellano, otras de sus obras publicadas en este idioma son Tus ojos me vieron (Siruela, 2005), El zorro ártico (Nórdica, 2008) y Maravillas del crepúsculo (Nórdica, 2011).

Año 1949. Valdimar Haraldsson, un islandés cuya vida le ha golpeado doblemente, es invitado a bordo de un barco de mercancías danés con destino el Mar Negro. La nave transporta pasta de celulosa desde Noruega hasta Turquía, atracando en varios puertos a lo largo del recorrido. No obstante, parece ser que Haraldsson tiene solo un único interés: el pescado. A sus 27 años, Haraldsson, un personaje excéntrico con una imaginación desbordante, fundó una revista de carácter científico llamada Fisk og kultur (Peces y Cultura, título de la charla que ofrece a los invitados del viaje durante una velada). La publicación estaba principalmente dedicada a su “principal preocupación”, es decir, “la relación entre el consumo de pescado y la superioridad de la raza nórdica”.

Fusión de mitologías

No es que Haraldsson siguiese una alimentación basada en el pescado, excluyendo otras proteínas animales, pero la dieta a base de carne a bordo del buque Elisabeh Jung-Olson parece deprimirle. Invitado a la travesía por el propietario del barco, cuyo hijo había sido uno de los colaboradores en Fisk og Kultur, en lugar de quejarse, prefiere dedicarse a la pesca de bacalao. La musa susurrante no es solo la historia de un hombre y su afición por el pescado. Con una prosa rigurosa, aguda y a veces hipnótica, Sjón aúna las leyendas griegas con la mitología islandesa para crear una fábula propia y descarnadamente original.

Ediciones en inglés.Durante el viaje a bordo del Elisabeth Jung-Olson, el segundo oficial de cubierta, Caeneus, cautiva a la tripulación y a los invitados con cuentos de su época: uno de ellos narra la historia de un “marinero en un barco llamado Argo”. Cualquiera que haya leído la novela griega o haya visto la pieza audiovisual de Ray Harrihausen sobre el clásico Jasón y los Argonautas, sabe que Argo fue el barco en que Jasón navegó en busca del vellocino de oro. En la mitología griega, Caeneus fue un héroe, padre del argonauta Cornus. No obstante, la versión de este Caeneus sobre los argonautas finaliza en Thesbos, donde solo pueden permanecer las mujeres, e introduce a un poeta que recita unos versos acerca de Sigurd y la hechicera Gudrun, una historia procedente de la mitología nórdica.

Visión

Entremezcladas con las leyendas nórdicas y griegas, hay historias menores: desde el controvertido ganador noruego del premio Nobel, Knud Hamsun, hasta otras muchas historias sobre el pescado. “En su estado embrionario, el corazón humano es casi idéntico al de un pez”, afirma Haraldsson en el inicio de su discurso en el barco sobre Fisk og Kultur. Las obras de Sjón has sido merecedoras de numerosos premios y nominaciones, además de haber sido traducidas a 25 lenguas. En la actualidad, se encuentra seleccionado para el premio a la mejor ficción extranjera otorgado por el periódico británico The Independent. Además de novelas, ha escrito poesía, teatro, guiones de cine e incluso música para su compatriota Björk. De hecho, en 2001 fue nominado a los Óscar, junto a Lars von Trier y la cantante islandesa, por su canción I’ve Seen It All, compuesta para la película Bailar en la oscuridad (2000).

Escritor, poeta y compositor de renombre internacional, además de esposo y padre, Sjón esconde bajo su firma, que ha surgido de la unión de la primera letra y la última sílaba de su nombre (Sigurjón), la idea de “visión” o “perspectiva”. Y lo cierto es que hay mucho de perspectiva, y de introspectiva, en este sencillo libro, pero increíblemente atrayente. La prosa lacónica y austera de este escritor de 49 años consigue ser, a un tiempo, simple y concreta. A menudo, cuando describe escenas e historias que se sitúan entre lo real y lo imaginario, adquiere un carácter ensoñador. Pese a ello, su escritura se mantiene precisa y afilada. La musa susurrante fue publicada por primera vez en Islandia en 2005, pero su traducción al inglés por Victoria Cribb, quien ha traducido dos de sus novelas anteriores: El zorro ártico (2008) y From the Mouth of the Whale (2010), ha sido retrasada durante un largo tiempo. Aun así, no cabe duda de que La musa susurrante podría convertirse en el mejor y más exitoso trabajo de este islandés hasta la fecha.

Foto: (cc) editorial Bjartur/bjartur.is/Hörður Sveinsson/wikimedia