La paz: 2011 nos recuerda que “la solución a los conflictos existe”

Artículo publicado el 21 de Diciembre de 2011
Artículo publicado el 21 de Diciembre de 2011
A Cathy Van Dorslaer, psicóloga belga especializada en la prevención de conflictos, le ha marcado especialmente 2011 y nos explica por qué este año, según ella, se ha caracterizado por el signo de la paz a través de las aspiraciones democráticas que han transformado el juego mediático.

Cafebabel.com: Como psicóloga de conflictos, pero también como observadora de la actualidad, ¿qué sentimiento le ha dejado 2011?

En la foto : "El resto seguirá"Cathy Van Dorslaer: Sería exagerado decir que 2011 me ha dejado un sentimiento de paz, pero es verdad que ha hecho nacer en mí mucha esperanza. En 2011, diez años después de los atentados del 11 de septiembre, los acontecimientos han demostrado que el pueblo y sus responsables políticos son capaces de cambiar. Han pasado de una política de competición a otra que deja cada vez más una puerta abierta a la expresión, a escuchar a los otros, a la negociación y al compromiso. En 2011, ciudadanos de diferentes partes del mundo - entre ellas, las que menos esperábamos-  como Túnez, Libia, Egipto, Siria, Arabia Saudí o Yemen se han otorgado el derecho a expresar sus necesidades y reivindicarlas, como hicieron los heroicos manifestantes de la Primavera árabe y los Indignados. Aunque no es la primera vez que un pueblo se levanta e intenta hacerse escuchar, sí es la primera vez que, en el siglo XXI, sus gritos y sacrificios han surtido efecto. Han caído dictaduras, otras van a caer, se actúa en los organismos internacionales respetando las resoluciones de la ONU, se ha sancionado las políticas económicas catastróficas que han provocado la "dimisión" de Zapatero, Berlusconi y Papandreu. De este modo hemos entrado en un nuevo paradigma que nos lleva a escuchar y reconocer las necesidades y los derechos de cada uno.

Leer "Aprender del pasado: la primavera árabe y la Europa postcomunista" en cafebabel.com

Cafebabel.com: El alcance democrático de las revoluciones árabes está por demostrar y en Europa la clase media cada vez es más pobre. ¿Estas situaciones no le llevan a pensar en los últimos acontecimientos con menos optimismo?

Cathy Van Dorslaer: Soy consciente de la fragilidad de esta nueva actitud. El individualismo y los nacionalismos siguen estando latentes. ¿Cómo van a plantearse los nuevos gobiernos formados tras la Primavera árabe, islamistas en su mayoría, las relaciones con Israel y la injusticia que sufre el pueblo palestino? ¿Cuál será el posicionamiento de Irán y de sus caprichos nucleares en caso de ruptura? África, el continente más desfavorecido y olvidado, ¿no querrá también que su gente alce la voz? En Europa, la práctica más frecuente es la búsqueda de chivos expiatorios (los parados, los extranjeros, los políticos, los bancos, los países emergentes que prestan a Europa el dinero que necesita).

Leer "Mubarak&Co: la vida después de la dictadura" en cafebabel.com

Cafebabel.com: ¿Cuál ha sido la actitud de los medios de comunicación en relación a estos conflictos?

Cathy Van Dorslaer: Los medios de comunicación han estado ahí y han ocupado un lugar predominante tanto en el mantenimiento de los acuerdos como en el regreso a los conflictos y las guerras. En el año 2011, ha nacido una nueva forma de informar, caracterizada por una tendencia más marcada de buscar el compromiso. Los medios de comunicación audiovisuales, accesibles a un gran número de personas, se presentan como objetivos en las democracias y como ideológicos en las dictaduras. Los medios en papel, que cuentan con un público más reducido, están orientados a distintas ideologías políticas. A estos medios tradicionales se ha sumado la información online, la única que permite una difusión más amplia de las opiniones individuales a través de páginas webs, blogs, etc. Aunque estos nuevos medios de comunicación se le escapan más fácilmente a la censura, permiten mayor objetividad, verdad, apertura y diálogo, no se puede olvidar que no los garantizan necesariamente. No obstante, han sido un factor muy poderoso en la difusión de las reivindicaciones de los movimientos populares y han permitido, sin lugar a dudas, que no fuesen ignoradas.

Leer "Revolución entre tweets: la Primavera árabe y los cambios en Periodismo" en cafebabel.com

Cafebabel.com: A parte de las novedades de Internet, ¿cómo se ha producido este cambio de actitud en los medios de comunicación?

Cathy Van Dorslaer: En mi opinión, la combinación de distintas formas de información ha modificado el impacto de la propia información, la reflexión de los oyentes y los lectores, así como sus exigencias. Estas nuevas expectativas por parte del público podrían llevar a los medios a restablecer diferentes principios olvidados como la descripción objetiva de los hechos, la explicación en lugar de la valoración, el rechazo o la condena a todo aquello que es diferente o desconocido. También habría que evitar resaltar lo emocional, lo sensacionalista que despierta la necesidad de supervivencia y seguridad pero entorpece el espíritu crítico. Por último, se debe escuchar y tener en cuenta el sufrimiento, las expectativas y la incomprensión de todas las partes implicadas en un conflicto.

Une indice-niais.

Leer "Paul Lewis, príncipe de The Guardian:  El periodismo vive su edad de oro" en cafebabel.com

Cafebabel.com: ¿Cuáles serían sus beneficios?

Cathy Van Dorslaer: Este nuevo enfoque no favorece la oposición, el antagonismo, la discrepancia o el particularismo. Aunque no está demostrado, esta actitud es posible y deseable; promovería los valores que el año 2011 ha augurado y asentaría las bases para la búsqueda de soluciones inexploradas hasta ahora y del compromiso. Esos son mis deseos para 2012.

Fotos : Une (cc)smash13/flickr ; Texto : doigt d'honneur (cc)khalidalbaih/flickr yeah (cc)lintmachine/flickr pequeño revolucionario (cc)hedrok/flickr,  Anonyme-Net (cc) stianeikeland/flickr