La 'playlist' de la semana: Berlín remix

Artículo publicado el 4 de Abril de 2014
Artículo publicado el 4 de Abril de 2014

Cuando alguien escucha Berlín, piensa en "electrónica". Techno. House. O en la fiesta en general. En Berlín no se trata de hacer una fiesta, sino de "celebrar". No importa qué, dónde ni cuánto tiempo, siempre que la música sea buena. CaféBabel Berlín te presenta algunos temas legendarios, algunas joyas ocultas y otras de lo más underground. Sintonízanos. 

En Berlín también hay lugar para la elegancia, a pesar de los mitos: Da­payk & Pad­berg, Smoke, 2013.

Porque nada define mejor a Berlín que el electro, beats y sonidos extranjeros. Aan­ti­gen, Dan­ce­floor Me­di­ta­tion (Ori­gi­nal Mix), 2013

Los Blue Red Shoes vienen de Brighton pero ya son toda una institución en Berlín: The Blood Red Shoes, An Ani­mal, 2014

Uno no puede ser moderado en Berlín, por diversas y buenas razones. Mo­de­rat, Bad King­dom, 2013

Porque en Berlín los 'remix' son tan originales como importantes. Mar­cel Dett­mann, Mo­de­rat/Bad King­dom remix, 2013

Porque es pegadiza, y poros chicos de The Notwist son la mejor prueba de que en Baviera no solo se produce música de viento. The Not­wist, Kong, 2014.

Mind Against vienen de Italia, pero suenan desde hace tiempo en las salas berlinesas. Mind Against, Atlant (Ori­gi­nal Mix), 2013.

¿Habéis oído hablar de la gentrificación? Los Tu­neUp  te darán alguna pista. Tu­neUp, Ka­pi­ta­lis­ten und Kon­sor­ten, 2009.

E incluso el gipsy blues viene de Berlín. Di­ving for Sun­ken Trea­su­re, Stormy Sea, 2013

Porque muchas fiestas de Berlín, a pesar del cielo gris, se celebran en los tejados. Jan Blomq­vist, So­met­hing Says, 2012

CaféBabel Berlín suena en Jukebox

¿Cansado de los grandes éxitos de la radio y de las listas de reproducción de Spotify? En abril de 2014 te traemos en nuestra sección de Juke­box  música joven, DJs y actuaciones en directo desde Berlín como nunca antes habías visto. Para escuchar más pistas y listas de reproducción entra en Ber­lin.​Babel.​Blog y @Ca­fe­ba­bel­Ber­lin