La prensa británica, neerlandesa, checa y suiza hablan del juicio a Breivik

Artículo publicado el 16 de Marzo de 2014
Artículo publicado el 16 de Marzo de 2014

Atención, este artículo no ha sido revisado ni publicado en ningún grupo

Anders Behring Breivik, acusado de asesinato en masa, se declaró no culpable al comienzo de su juicio en Oslo, el 16 de abril de 2012, y declaró haber actuado en defensa propia al matar a 77 personas en julio de 2011. Aunque el estado está en la obligación de ofrecer un juicio justo, también debe prevenir que el acusado lo use como un escenario político en el que difundir sus ideas.

"El acusado recibe un trato correcto y usa sus derechos" - Tages-Anzeiger, Suiza

A pesar de las atrocidades cometidasNoruega debe permitir que Anders Breivik use sus derechos y no debe prohibirle hablar, escribe este diario liberal suizo: "¿Debe Breivik ser libre de diseminar sus monstruosas afirmaciones desde un escenario, y para una audiencia global? ¿E inflingir más daño a las familias de las víctimas? Sí, debe hacerlo. Aunque sea extremadamente desagradable y asqueroso, el principio de que la fuerza y madurez de un estado se mide por cómo se hace cargo de sus miembros más débiles se aplica también aquí, y particularmente aquí. Es verdad que Breivik se ha presentado como una fuerza intelectual, juez, vengador y verdugo en nombre de una loca ideología, y se ve a sí mismo como un monumento de poder y fortaleza. Pero en realidad es débil, patológicamente obsesivo, desprovisto de humanidad. Por eso un estado constitucional debe ser más meticuloso al garantizar que un acusado así sea tratado correctamente y asuma todos sus derechos". (Hannes Nussbaumer)

Sigue leyendo en Tages-Anzeiger.

"La democracia debe ser fuerte" - Pražský deník, República Checa

Para un estado democrático no es una seña de debilidad ofrecer un juicio justo incluso a alguien que claramento ha cometido un asesinato en masa, escribe el diario liberal checo al comienzo del juicio con Anders Bering Breivik: "Claro que parece absurdo que haya un juicio para alguien que admite libremente haber matado a 77 personas y no muestra ni el menor remordimiento. Los noruegos han formado su opinión sobre este monstruo hace mucho tiempo. Para ellos, todo lo que importa es que Breivik esté bajo llave. Sin embargo, en un sistema legal civilizado es vital que el acusado tenga el derecho de defenderse. Es muy posible que al tratar de forma correcta con este asesino muestre las debilidades del sistema que tanto él como otros han atacado. Pero la democracia debe ser fuerte para tratar habitualmente con horrores como este de forma imparcial". (Ivan Hoffman)

Sigue leyendo en Pražský deník.

"Este juicio exige el máximo esfuerzo" - NRC Handelsblad, Países Bajos

Este diario liberal neerlandés advierte de que el juicio contra el supuesto asesino en masa Anders Breivik no debe convertirse en una plataforma desde la que difunda sus ideas. "Por encima de todo estará la cuestión de si Breivik debería poder usar el juicio como un escenario político y mediático. No siente ningún tipo de remordimiento ni empatía hacia sus víctimas. Se siente como un soldado en el frente de batalla, que mató a decenas de jóvenes socialdemócratas en 'defensa propia' porque confabulaban con el islam. El acusado usará el juicio para mermar el sistema legal aún más, esta vez no con armas, sino con palabras. Breivik puede difundir el mensaje de su guerra contra el islam y el multiculturalismo con la esperanza de no quedarse solo y atraer a simpatizantes a su cruzada. Esto requerirá que jueces, abogados, familiares, políticos y los medios de comunicación hagan un esfuerzo máximo. En Noruega y en el extranjero". (16/04/2012)

Sigue leyendo en NRC Handelsblad.

"Noruega reflexiona profundamente" - The Times, Reino Unido

El comportamiento de Breivik en el juicio ha sido provocativo. Hizo gestos agresivos y no mostró ningún signo de remordimiento. La mejor respuesta es ignorar sus intentos de autopromoción, nos advierte el diario conservador británico. "Breivik no conseguiría la atención del público con actividades políticas normales teniendo unas opiniones tan violentas. Así que no debe conseguirla por ser un asesino en masa. Sería un insulto a las víctimas y un peligro público alentar a extremistas a perseguir sus reivindicaciones de esta manera. Noruega tendrá que reflexionar profundamente durante este juicio. Se demostrarán los valores de una sociedad tan tolerante al ofrecérselos también a Breivik. Pero ahí se terminan las obligaciones hacia él".

Sigue leyendo en The Times.

28 países, 300 medios, 1 reseña de prensa exclusiva en cafebabel.com gracias al equipo de euro|topics.