La "prohibición a los musulmanes" desata la ira en Europa

Artículo publicado el 5 de Febrero de 2017
Artículo publicado el 5 de Febrero de 2017

Atención, este artículo no ha sido revisado ni publicado en ningún grupo

Las empresas de EE.UU se plantean emprender acciones legales ante la decisión de Trump de cerrarle la puerta a siete países mayoritariamente musulmanes. Merkel ha criticado la medida, pero el Ministro de Asuntos Exteriores italiano ha aconsejado a la UE que no critique a Trump dada su política migratoria. Los medios de comunicación exigen que políticos y empresarios protesten con fuerza.

La UE es incompetente y débil -NRC Handelsblad, Países Bajos

El NRC Handelsblad exige que la UE rechacé la prohibición de viaje a los musulmanes propuesta por Trump

"El presidente de los Estados Unidos y líder del mundo occidental ha establecido una cruel diferencia entre gente de ciertas creencias y el resto del mundo. Esto constituye una violación de la Decalración Universal de los Derechos Humanos firmada en 1948 por los propios Estados Unidos... Las cosas avanzan de forma vertiginosa a manos de Trump. Muchísimo. Para muchos aliados, demasiado deprisa. La moderada y cauta respuesta de los países europeos ante la orden de Trump no ha mostrado la firme determinación esperada. Hasta este domingo, la Unión Europea no había pronunciado ni una palabra de forma conjunta. Es la mayor prueba de la incompetencia de la Unión Europea de la que a Trump tanto le gusta alardear". (31/01/2017)

Boicotearle no sería productivo -The Irish Independent, República de Irlanda

Donald Trump ha sido elegido como presidente de una gran nación y los políticos europeos no tienen más remedio que aceptarlo, comenta el periódico Irish Independent:

"La realpolitik mundial dicta que debemos llegar a un acuerdo con los líderes y régimes con los que no estamos de acuerdo o que rechazamos. Partiendo de esa base, la petición de Taoiseach y el gobierno irlandés de "rehuir" las noticias relacioandas con el presidente Donald Trump no resulta realista. Estas peticiones ignoran el hecho de que, sin importar lo que uno piense sobre él, el señor Trump ha sido elegido líder de un gran país de forma democrática... Aunque eso no significa que no podamos decir lo que pensemos, sobre todo cuando entran en juego la justicia y los derechos humanos. Después de todo, Irlanda se ha dejado la piel durante décadas para promover los derechos humanos con la ayuda de otras naciones." (30/01/2017)

Las empresas no deben guardar silencio -FAZ, Alemania

Los líderes empresariales deberían atreverse a protestar en contra de la prohibición, escribe el Frankfurter Allgemeine Zeitung:

"La semana pasada todo era amabilidad y desenfado cuando los directivos se reunieron con Trump y le alabaron hasta quedarse sin voz... Ahora algunas empresas se han quitado la máscara y critican el mandato -algunos lo hacen de forma discreta, otros, como el creador de Facebook o el de Netflix, no tienen pelos en la lengua... Por ahora, los representantes de industrias tradicionales han conseguido mantenerse al margen. Dicho esto, el fabricante de automóviles Ford, cuya sede central se encuentra situada en un barrio periférico de Detroit con una gran tasa de población musulmana, no ha tardado en posicionarse al respecto. Está claro que Ford y otras compañías ya saben de primera mano lo que es estar en el punto de mira de Trump. Sin embargo, ¿nos llevaría el silencio a una mejor política? Silicon Valley se ha puesto manos a la obra; los líderes de otras empresas deberían seguir sus pasos". (30/01/2017)

Silicon Valley se levanta en armas- Il Sole 24 Ore, Italia

El hecho de que un gran número de empresas de Silicon Valley se hayan unido a la protesta en contra de la prohibición debería darle que pensar a Trump, comenta el Il Sole 24 Ore:

"Sería sensato que Trump lo tuviera en cuenta, ya que no todo se resume al comercio, derechos de aduana o crear trabajo... Se trata de la crisis de una de los principios básicos de las empresas americanas: los empleados de una multinacional son, sin ninguna duda, ciudadanos del país de origen, pero también, por encima de todo, son ciuadadanos de una gran empresa que por definición no discrimina, que promete meritocracia e igualdad de oportunidades y pone la identidad de la empresa por encima de todo lo demás... La discriminación que ejerce Trump hacia los siete estados islámicos desautoriza la base filosófica sobre la que las empresas estadounidenses y el país en sí mismo han construido su reputación: declararse un país abierto al mundo". (31. Januar 2017)

Trump is continuing where Obama left off-Kristeligt Dagbladet, Dinamarca

En lo que al periódico Kristeligt Dagbladet respecta, hace ya tiempo que los Estados Unidos dejaron de ser un país que acogía a los immigrantes con los brazos abiertos:

"Si estudiamos la presidencia de Barack Obama, podemos ver que la prohibición de viaje no constituye un alejamiento radical de su afirmada apertura a extranjeros. Si por el ex-presidente fuera, al que consideran prácticamente un santo estos últimos días, los Estados Unidos acogerían a 110.000 refugiados este año. Una cuarta parte de los refugiados que acogió Dinamarca en 2016 - año en el que país fue atacado por el control de sus fronteras, la ley que obligaba a los refugiados a pagar con sus pertenencias y nuevas y más estrictas regulaciones para los extranjeros. Para mostrar las cosas tal y como son, se debe mencionar que durante su presidencia, Barack Obama rompió todos los precedentes en lo que a deportaciones de aquellos que no eran bienvenidos en el país se refiere... Los ciudadanos eligieron a Trump, entre otras cosas, porque prometió deportar a tres millones de immigrantes. Aún le queda mucho camino por delante, pero su debut nos deja claro que sus declaraciones iban muy en serio." (31/01/2017)

La oposición va a salir victoriosa- 24 Chasa, Bulgaria

La política anti-immigración de Trump ha desencadenado un movimiento de masas defendiendo la liberatad y la igualdad de oportunidades, escribe el 24 Chasa con deleite:

"La feroz resistencia ante los decretos de Trump nos muestra que no son compañías como iPhone o Coca-Cola lo que hacen que Estados Unidos sea un país maravilloso, sino la libertad que garantiza a cada ciudadano. Su éxito económico está basado en la libertad y no al revés. Estados Unidos es un país de immigrantes en el que todo el mundo tiene las mismas oportunidades... Al ir en contra de este principio básico, Trump se ha posicionado en contra de sus propios ciudadanos. Por ello, la pregunta no es quién ganará, sino cuánto tardará Trump en perder. Al movilizar a aquellos que rehazan que dicho principio sea violado, Trump sí que devolverá a Estados Unidos su grandeza -eso sí, no de la forma que él tenía en mente. (29/01/2017)

__

30 países, 300 medios de comunicación, un análisis de prensa. euro|topics expone los problemas que afectan a Europa y plasma las diversas opiniones, ideas y reacciones que hay repartidas por todo el continente.