La tauromaquia, ¿es cultura?

Artículo publicado el 8 de Diciembre de 2015
Artículo publicado el 8 de Diciembre de 2015

Ajeno a las miles de voces, ciudadanas y también políticas, que piden al gobierno de España que prohíba el maltrato animal y las fiestas en las que participan toros, el ejecutivo de Mariano Rajoy, lejos de escucharlas, propone crear un ciclo de Formación Profesional en Tauromaquia. ¿Qué opinan los jóvenes españoles? ¿Es la tauromaquia cultura o educación? 

En los últimos meses, el rechazo a la tauromaquia en España ha aumentado. Uno de los momentos en los que más se ha evidenciado se vivió durante las tensas confrontaciones entre los animalistas y los participantes en la matanza del toro de Tordesillas. Es evidente que hay un sentimiento de rechazo creciente y que una parte destacable de la opinión pública se posiciona, ahora más claramente, contra el maltrato animal en España.

A penas hace tres semanas, el pequeño pueblo de Aldaia, en Valencia, votó en referéndum la eliminación de los festejos taurinos durante las fiestas patronales: El resultado dió la victoria a los defensores del animal. Sin embargo, el gobierno central, lejos de escuchar todas estas peticiones, ha dado un golpe sobre la mesa. Pretende arropar la tauromaquia y meterla por la fuerza en el apartado "cultura" a través del sistema educativo. Para ello, de manera apresurada y antes de que lleguen elecciones, escribió un borrador que propone crear un ciclo de Formación Profesional (FP) dedicado a este sector. Obviamente, el objetivo de estos ciclos es el público joven, pero: ¿Creen los jóvenes españoles que la tauromaquia debe ser estudiada en centros de educación superior?

Sheila Cruz Sánchez, 26 años (Almería)

"Sólo le faltaba esto a nuestro sistema educativo: Un ciclo formativo donde la tortura se incluye cómo enseñanza. Me pareció indignante ver cómo se anunciaba un curso de verano sobre tauromaquia en mi universidad, pero ahora esto ya me resulta vergonzoso. No creo que sea necesario desprestigiar más nuestra educación. Los jóvenes no necesitan aprender nuevos actos de crueldad. El regocijo de ver cómo muere un ser vivo no es una Fiesta Nacional

En el caso de que este borrador saliera adelante, los valores que se van a transmitir a los jóvenes son los mismos que hace siglos se transmitieron al pueblo romano: Pan y circo para entretener al pueblo. Me hace gracia ver cómo los de la 'vieja escuela' pretenden que subvencionemos entre todos esa tradición a la que llaman cultura. Cultura es enriquecer el alma, es pensar, evolucionar... Y creo que esto no encaja con ver a un animal siendo maltratado".

Aitor de Andrés Gonzalez, 23 años (Tarragona)

"Las tradiciones y valores que las distintas sociedades han desarrollado a lo largo de su historia son hoy más volubles que nunca. Aplastadas por aquellos países con mayor poder mediático y económico, las culturas locales son progresivamente adaptadas o substituidas, para dar paso a la (in)cultura de la globalización. Pero salir de la sartén para caer en las brasas no es, sin embargo, una buena idea. Concentrar nuestros esfuerzos en mantener lo peor de nuestra cultura, mientras vemos esfumarse lo mejor, no resultará.

Ante un escenario en que la mayoría de artistas y científicos no tienen más remedio que huir del país para poder vivir, la apuesta cultural de nuestro gobierno es, una vez más, matar toros. Como si querer hacer cultura basándonos en el sufrimiento ajeno no fuera ya de por sí una idea bastante repugnante, permitimos, mientras debatimos si los animales sufren o no, que la cultura muera día a día".

Mauro Sirvent, 22 años (Alicante)

"Creo que la imagen que estamos dando al resto de países de la Unión Europea no es la correcta. España es un país en el que sólo se habla de recortes y mientras tanto al Gobierno no se le ocurre otra cosa que tratar de instaurar una FP de tauromaquia. No puedo entender que pretendan priorizar una formación tan absurda y salvaje e invertir dinero público en ella.

Vergüenza es lo que sentí cuando leí la noticia por primera vez: ¿Cómo alguien puede creer que es buena idea fomentar el maltrato, que esto puede aportar algo a la sociedad? Mientras se expone el borrador de esta FP, muchos estudiantes estarán en un aeropuerto porque no tendrán recursos para poder llevar a cabo sus investigaciones o sus estudios. Y después los gobernantes afirmarán que quieren copiar el sistema educativo de Finlandia, un país donde, creo estar seguro, nunca se plantearía una FP como esta".

Nico Cabanes, 22 años (Madrid)

"No soy quién para juzgar qué es cultura y qué no, pero aunque nunca he estado en ningún festejo taurino, creo que matar a un toro no se asemeja a lo que yo entiendo por cultura. Ya creía que dabamos bastante mala imagen tirando cabras por los balcones o aplaudiendo el asesinato de un toro, pero ahora veo que aún puede empeorar, es deplorable.

Hay muchas alternativas culturales que el Gobierno podría promover: La cultura responsable e intelectual en definitiva. Fomentar que cualquier chaval tenga al alcanze un ciclo para formarse en como matar a un animal o como cuidar el capote y el traje de luces, además de que me parece totalmente innecesario, creo que dice muy poco de nosotros. Los niños tienen que aprender a leer; los jóvenes tienen que ir al teatro o escuchar música... En cambio, creo que enseñarles a limpiar un capote es bastante ridículo".

Carmen Torreblanca, 22 años (Valencia)

"En pleno debate sobre prohibir 'los toros' en España, proponen un ciclo medio sobre tauromaquia en el que pretenden enseñar desde 'liturgia del toro', hasta cómo limpiar el traje de luces. Deberíamos valorar, al menos, el intento del Gobierno de esconderse tras la banderilla de 'unificar la enseñanza sobre tauromaquia, actualmente no reglada en nuestro país'. El problema es que no responde a un fin educativo, sino político: El de reivindicar esa visión de que la tauromaquia es arte, es cultura. Con un plan Bolonia mal adaptado, protestas en las calles por la propuesta del 3+2 y una reforma educativa que amenaza asignaturas como la filosofía, no creo que la FP en tauromaquia sea una prioridad académica, ni creo que el estado deba invertir tiempo ni dinero en reglar una profesión que implica un maltrato animal aberrante y medieval. ¿Qué será lo siguiente? ¿Una FP en trata de esclavos?".