La UE, tierra del exilio marroquí

Artículo publicado el 5 de Abril de 2004
Publicado por la comunidad
Artículo publicado el 5 de Abril de 2004

Atención, este artículo no ha sido revisado ni publicado en ningún grupo

La falta de derechos sociales, económicos y políticos en Marruecos no deja lugar a las dudas. Mejor cruzar el estrecho para llegar a la UE que esperar una solución de su parte.

El 11 de marzo de 2004 España fue objeto de una serie de atentados asesinos con el resultado de 200 muertos y centenares de heridos. Jóvenes marroquíes están implicados es este crimen. En varios atentados perpetrados en el mundo planea la sombra de los extremistas marroquíes. ¿Se ha convertido Marruecos en el patio trasero del terrorismo internacional?

Quizá la pregunta más importante es cómo un país conocido por su apertura y símbolo en el mundo árabe de la simbiosis de culturas y religiones, puede producir jóvenes capaces de tamañas infamias.

Ciertamente el terrorismo es una plaga internacional y transnacional que se alimenta del conflicto de Oriente Próximo y de las frustraciones de los pueblos en busca de libertad, de justicia y de reconocimiento. Sin embargo, su abono es la miseria, la exclusión, las difíciles condiciones sociales y económicas. Estos factores conjugados con una política de estímulo a la emergencia de las corrientes islamistas, llevada por el poder marroquí durante años con el fin de doblegar a los opositores demócratas, contribuyen a explicar el fenómeno.

Durante años, la religión ocupaba un lugar preponderante en la enseñanza en Marruecos. Se han reforzado dogmas como la imposibilidad de separar política y religión en en islam. Los manuales escolares vehiculaban ideas poco compatibles con los Derechos Humanos.

El Estado había rechazado, durante mucho tiempo, la enseñanza de la materia de Derechos Humanos es las escuelas. En cuanto a los años de represión, debilitaron a los progresistas y favorecieron la emergencia de las corrientes islamistas. La ausencia de un proyecto democrático claro y coherente cultiva aún más las frustraciones. Los jóvenes ceden fácilmente al discurso islamista radical.

Un paso de gigante

Efectivamente, Marruecos ha conocido evoluciones importantes en el respeto de los Derechos Humanos:

- Liberación de varios presos de opinión y políticos.

- Reforma del código de la familia que reconoce los derechos de la mujer. Esta reforma constituye un paso de gigante dado por Marruecos a pesar del conservadurismo de la sociedad.

- La creación de una comisión denominada "Equidad y Reconciliación" cuya misión es esclarecer las graves violaciones de los Derechos Humanos desde la independencia en 1956 e indemnizar a las víctimas. El trabajo de esta comisión debería permitir a Marruecos pasar definitivamente la página de los años de plomo.

Pateras para escapar

Si se han registrado progresos en el plano de las libertades individuales y colectivas, los derechos sociales y económicos todavía hacen aguas. Cada año, centenares de jóvenes arriesgan sus vidas para atravesar el Mediterráneo en pateras improvisadas con el fin de alcanzar la orilla norte. Las condiciones sociales son muy difíciles y la diferencia entre ricos y pobres no deja de acentuarse. El crecimiento fue del 4% * en 2003. La media de estos cinco últimos años es del 3,5%. Un índice inferior al de otros países de la región e insuficiente para sacar a Marruecos de su marasmo económico.

El paro urbano oficialmente es del 20%. Toca todos los estratos de la población y no excluye a los diplomados: uno de cada cuatro está en paro. El sector servicios emplea el 40% de la población. Más de 5 millones de marroquíes viven en la pobreza absoluta (progresó un 50% en los años 1990).

Destaca la desigualdad social, el 20% de la población acapara más de la mitad de los recursos del país. En el otro extremo de la escala social el 19% de los marroquíes viven bajo el umbral de la pobreza. Las diferencias se agudizan, hace 10 años esta última proporción era sólo del 13%.

El nepotismo marroquí

Ignacio Ramonet, en las columnas de Le Monde Diplomatique de julio de 2000 escribía "aquí domina un sistema de redes, de nepotismo, de clanes, de familias vinculadas entre ellas que prefieren darle un puesto a un pariente inepto e incompetente que a un joven de origen modesto muy diplomado. (…) Una encuesta reciente estableció que el 72% de los marroquíes deseaba emigrar, y que, para los jóvenes de 21 a 29 años, ¡este índice alcanza el 89%!"

Sobre el plano político, a pesar de la apertura del nuevo rey Mohamed VI, el régimen se mantiene como un poder personal. El rey acumula todos los poderes, reina y gobierna sin que pueda ser objeto de crítica. Sin embargo, Marruecos está llamado a reformar sus instituciones y construir un verdadero Estado de Derecho y democrático. La cuestión del Sahara occidental pesará enormemente en su futuro. En el actual contexto internacional, una mayor autonomía para los saharauis en un Marruecos democratizado será la solución probable y puede que incluso impuesta por los EEUU.

La UE desarmada

En cambio, lo que de verdad está en juego tiene que ver con la Unión Europea. Repetidas veces, la UE ha denunciado las violaciones de los Derechos Humanos en Marruecos. Estas denuncias contribuyeron al desarrollo de las libertades en este país. Pero sin hacer de la democracia y los Derechos Humanos una prioridad.

Mientras que el acuerdo de asociaciones entre Marruecos y la UE estipula en el artículo 2 "el respeto de los principios democráticos y de los derechos fundamentales del Hombre tales como los enunciados en la Declaración Universal de los Derechos Humanos, inspira las políticas internas e internacionales de la comunidad y de Marruecos y constituye un elemento esencial del presente acuerdo".

Desgraciadamente esta cláusula que es la misma en el acuerdo con Tunicia, no tiene ningún efecto sobre el régimen tunecino. Este último continúa burlándose de los Derechos Humanos impunemente.

Aunque, a veces, la UE tiene buenas intenciones, le faltan instrumentos para llevar a cabo su política. A pesar de la intervención de Pat Cox como Presidente del Parlamento europeo ante las autoridades marroquíes para expresar su preocupación por el encarcelamiento y la condena del periodista Ali Lmrabet por un delito de opinión, Lmrabet ha sido liberado gracias a las presiones estadounidenses…

* Banco mundial