La victoria de Ucrania en Eurovisión: entre la política y la pirotecnia 

Artículo publicado el 18 de Mayo de 2016
Artículo publicado el 18 de Mayo de 2016

El triunfo de la cantante ucraniana Jamala en el Festival de Eurovisión ha generado tensiones en las relaciones rusoeuropeas. Su canción "1944" habla sobre el destino de los tártaros de Crimea deportados por Stalin. Para algunos políticos rusos, la canción es un ataque directo a Rusia. ¿Hasta dónde debe llegar la política en el Festival de la Canción?

"Nos vemos en la fiesta eurovisiva del Maidán", Die Tageszeitung taz, Alemania. 

Con su victoria, Jamala ha vuelto a poner a su país en primera línea mediática, comenta el periódico taz: "La gente habla ahora de libertad y de crímenes contra la humanidad que tuvieron lugar hace muchos años. Jamala, que es una cantante inteligente, sabe que para poder pasar página, ese período no debe quedar relegado al olvido. ¡Qué mensaje político tan astuto! Sin embargo, su aviso más importante fue: Queremos que Europa no se olvide de Ucrania. Sólo pedimos que los rusos nos dejen vivir tranquilos porque hemos sido parte de este continente desde hace mucho tiempo. Todo apunta a que tendremos una cita en Kiev, en lo que será, de manera segura, la fiesta eurovisiva del Maidán. ¿No es maravilloso?" (15/05/2016)

"La confianza en occidente se va a pique"- The Times, Reino Unido

El descontento de Rusia por el resultado del festival, va a tensar aún más sus relaciones con los países occidentales, ya de por sí complicadas, y va a hacer que la desconfianza sea aún mayor, escribe Hugo Rifkind, columnista en The Times: "Con este descontento no pretenden convencer, sino desconcertar y denigrar. Incluso Moscú debería saber que ningún gobierno occidental amañaría un festival musical, ni siquiera un gala de premios literarios. ¿Para qué tanto esfuerzo? Siembra ahora las semillas de la paranoia y verás qué rápido se extienden. Rusia tiene razones para creer que el año que viene habrá nuevas modificaciones en el sistema de votación, pero lo cierto es que a nadie le importará y está muy bien que sea así. Al final, lo que se desvanece es la confianza que tienen ambos [Rusia y los países occidentales] en sí mismos". (17/05/2016)

"El regreso de los estereotipos soviéticos-Efimerida ton Syntakton, Grecia.  

La canción de Jamala es un claro ataque a Rusia, escribe Dimitris Patelis, profesor de filosofía en Efimerida ton Syntakton: "¿Acaso es una simple coincidencia que el jurado en Kiev eligiese esta canción? La letra podría haber sido un inocente himno sobre el drama de la nación, pero en este momento, tiene muchos otros significados. Los fantasmas del fascismo se elevan una vez más en Ucrania, en Europa, en todo el mundo. Es otro acto más de propaganda de guerra, con unas consecuencias ideológicas extremadamente negativas a nivel ideológico, político y geopolítico. Es una justificación del régimen de Kiev y una resurrección de los nazis. Se vuelven ha avivar los estereotipos anticomunistas y antisoviéticos". (17/05/2016)

"La política no tiene lugar en el festival"- Kainuun Sanomat, Finlandia.

Eurovisión debería alejarse de temas tan sensibles, advierte Kainuun Sanomat: "Con su voto, los europeos han hecho entender que no aprueban las operaciones rusas en Ucrania. Este mensaje es de gran valor pero contradice los valores del festival, quien ha adoptado ya en otras ocasiones una postura similar en otros asuntos como la igualdad de género. La política, sin embargo, perjudica al concurso. La próxima vez, quizás Polonia apunte contra las atrocidades cometidas por los nazis en Alemania; o Finlandia reclame la región histórica de Karelia; o incluso Bosnia -Herzegovina evoque la masacre de Srebrenica. La política no tiene lugar en el festival. Los organizadores deben trabajar para que esto no ocurra el año que viene". (16/05/2016)

---

30 países, 300 medios, 1 revista. La revista euro|topics presenta los temas que afectan a Europa y refleja la diversidad de opiniones, de ideas y estados de ánimo del continente.