Las alertas antiterroristas desafinan en Europa

Artículo publicado el 11 de Septiembre de 2006
Artículo publicado el 11 de Septiembre de 2006
Ahora que los atentados abortados en Londres ponen a prueba los sistemas de alerta de cada país europeo, sepa cómo funcionan y qué grados de alerta se aplican hoy por hoy en varios de ellos.

Aún no existen dos sistemas de alerta antiterrorista en Europa que coincidan de un país a otro. Aunque en los últimos meses los ministros de interior del Reino Unido y España –los dos países golpeados con más fuerza por el terrorismo yihadista- se hayan reunido para imaginar un sistema de alerta para la toda la UE, no han llegado a resultado alguno. Los políticos y los medios de comunicación hablan a menudo de cooperación contra un terrorismo cuyo supuesto objetivo es socavar las instituciones democráticas occidentales. Sin embargo, cada país decide cuándo y cómo activar un determinado nivel de alerta dentro de su territorio. Siga de cerca la actualidad de estos sistemas.

Reino Unido: al igual que los EE UU, cuenta con 5 niveles de alerta. De menos grave a más, son los siguientes: bajo para ataques improbables, moderado para posibles ataques poco probables, considerable cuando el ataque es muy posible, severo para ataques muy probables y crítico para ataques inminentes. En la actualidad se ha bajado del nivel crítico al severo.

Países Bajos: aumenta la complejidad, pues existen dos sistemas. Uno para activar la protección especial de ciertos sectores económicos como el suministro de energía, los transportes públicos o las administraciones públicas, y otro para definir el grado de riesgo del país de recibir ataques terroristas. Ambos constan de 4 niveles. Respecto al segundo sistema son estos: mínimo, limitado, considerable y crítico. Hoy, el país se encuentra en el nivel considerable y espera pronto bajar a limitado.

España: simplifica su sistema a 3 niveles numerados del 1 al 3. Desde hace un año se encuentra en el nivel 3, el más grave y que implica la posibilidad de que el ejército tenga que actuar.

Francia: su sistema –denominado pomposamente Vigipirate- se divide en 4 niveles representados por 4 colores de menos grave a más grave: amarillo, naranja, rojo y escarlata. En la actualidad opera el nivel rojo, el pensado para prevenir atentados graves.

Colaboró Thijs Lammers desde nuestra redacción local de Ámsterdam