Las elecciones europeas en Bélgica compiten con la crisis y las regionales

Artículo publicado el 28 de Mayo de 2009
Artículo publicado el 28 de Mayo de 2009
El 7 de junio se celebrarán dos clases de elecciones en Bélgica: las elecciones europeas y las regionales. En diciembre de 2008, la dimisión del primer ministro Yves Leterme puso fin a la crisis política que vivía Bélgica. Así que cabe preguntarse qué está realmente en juego en estos momentos. ¿Puede surgir la cuestión europea en medio de los omnipresentes debates sobre su futuro?

Los intelectuales suelen considerar las elecciones europeas como unas elecciones de segunda fila, ya que se suelen tratar asuntos de política nacional, aunque sin repercusiones políticas. El 7 de junio, en Bélgica se celebrarán otras elecciones sobre asuntos nacionales y, para ser más precisos, regionales. En este contexto, ¿se pueden considerar las elecciones europeas como elecciones de segunda fila? ¿Qué explica la devaluación de las elecciones europeas? Es la crisis, tonto.

En primer lugar, Bélgica se está enfrentando a una grave crisis económica que, a juicio del actual primer ministro Herman Van Rompuy, del Partido Cristiano-Demócrata Flamenco (CD&V), es la mayor que sufre el país desde la II Guerra Mundial. Incluso la actual crisis política se ha dejado en un segundo plano. En segundo lugar, en la parte belga de habla francesa, la contienda entre los dos mayores partidos resta importancia a las elecciones europeas. Los liberales y los socialistas quieren ser el primer partido en las elecciones regionales, relegando al margen la cuestión europea.

En tercer lugar, los medios de comunicación no están dando importancia a los comicios europeos. Todo lo contrario. Estas elecciones son claramente periféricas para la mayoría de los periodistas porque prevalecen dos temas: la crisis económica, especialmente el problema de Fortis (uno de los principales bancos de Bélgica, que fue adquirido por el banco francés BNP Paribas en octubre de 2008) y las elecciones regionales. Las elecciones europeas están doblemente escondidas por el contexto económico y el político. ¿Se puede encontrar un camino intermedio entre sobredimensionarlas e ignorarlas completamente por razones económicas y políticas?

¿Quizás la comunidad flamenca?

Las elecciones europeas juegan un destacado papel en el norte de Bélgica. Dos famosos políticos pugnan en las listas europeas. Por el Partido Liberal Flamenco (VLD), el ex primer ministro  Guy Verhofstadt está muy comprometido. Recientemente publicó otro libro, De weg uit de crisis. Hoe Europa de wereld kan redden, (El camino para salir de la crisis. Cómo Europea puede rescatar al mundo), en el que promueve la actuación de la Unión Europea para solucionar la actual crisis económica. Jean-Luc Dehaene, otro ex primer ministro del CD&V, en el candidato número uno de los cristiano-demócratas flamencos. En Flandes, la cobertura de las elecciones europeas está siendo más destacada, una realidad muy distinta de la que se ve en la comunidad francófona. Una cosa está clara: lo más probable es que la UE sea la perdedora.

(Image: ©ll'Europe en Débat)En colaborción con Eudebate2009.eu y el blog de ARTE - L'Europe en débateditado por estudiantes delCollège d'Europeen Brujas, Bélgica