Las maravillas de la mujer letona

Artículo publicado el 3 de Mayo de 2004
Artículo publicado el 3 de Mayo de 2004

Atención, este artículo no ha sido revisado ni publicado en ningún grupo

Letonia posee un rasgo especialmente significativo: la belleza de sus mujeres. El fruto de una historia multiétnica.

Letonia está a medio camino entre Europa y Rusia, sus habitantes son el fiel reflejo de su historia. Muchos pueblos han pasado por Letonia, dejando su impronta. Numerosas mujeres de diversa índole viven en Letonia y cada una de ellas es única. Se dice de las chicas letonas que son más pragmáticas y consideradas; y de las rusas, que tienen más iniciativa, y más genio. También hay ucranianas, bielorrusas, judías, polacas, y muchas otras, cada cual con su propio carácter. Estas mujeres dibujan la realidad multiétnica de la Letonia de hoy.

Más allá de las apariencias

Muchos hombres que llegan a Letonia se quedan sorprendidos con las mujeres que ven en las calles y en las reuniones de negocios, pero se llevan una impresión equivocada de cómo son realmente estas criaturas expresivas y seguras de sí mismas. La revista para hombres más popular de Letonia, Klubs, se jacta siempre de que ellos «no conocen ni un solo hombre letón que se queje por la falta de mujeres hermosas». Pero también añaden que conseguirlas es algo más complicado.

Gran cantidad de agencias en línea de contactos o de acompañamiento ponen a las letonas en primera página. Buscadores de tesoros procedentes de diversos países europeos vienen a verlo con sus propios ojos, y a menudo se rinden a la evidencia. El periódico alemán Bild publicó hace poco que las diferencias salariales son mayores, las medias más exquisitas y las faldas más cortas que en ningún otro sitio. Pero las apariencias, como sabemos, engañan, tanto como la información que se queda en la superficie. Las letonas no son madres postcomunistas de manos rudas en busca de la protección y la fortuna de los extranjeros millonarios que les propongan matrimonio. La versión letona de la célebre revista Cosmopolitan publica artículos sobre belleza y autoestima, pero existen desde hace muchos años revistas igualmente dirigidas para mujeres, que subrayan la belleza interior, intelectual y espiritual.

Un símbolo del que sentirse orgullosos

Las letonas destacan por su determinación. El empresario letón, Vija Hartmane, dijo en una entrevista para un periódico regional que «han quedado atrás los tiempos en los que las mujeres tenían que ser tranquilas y pasar desapercibidas». No es de extrañar que el símbolo de Letonia, la fémina Milda que corona el Monumento a la Libertad, simbolice precisamente la lucha por la independencia, sea ésta política o emocional. En ocasiones, esta emancipación ha resultado dura debido a ataduras de tipo económico; sin embargo, las letonas parecen fuertes, en esto a veces más que los hombres. Mujeres del mundo de la política como la presidenta letona Vaira Vike-Freiberga y la futura comisaria europea Sandra Kalniete están llevando la imagen de Letonia al escenario político europeo.

Las mujeres no constituyen el único atractivo de Letonia, pero son un reflejo de su cultura, tradiciones y valores. Son tan majestuosas como los edificios art nouveau de Riga; tan traviesas como las pícaras canciones folclóricas de Letonia; tan saludables como los bienes de su tierra; y de una frescura sólo comparable a la del agua de los innumerables ríos y lagos del país. Son, en definitiva, tan bellas como la naturaleza de Letonia.