Las palabras europeas de 2011

Artículo publicado el 20 de Diciembre de 2011
Artículo publicado el 20 de Diciembre de 2011
Mientras los lexicógrafos de Reino Unido, Alemania, Francia y España se ponen de acuerdo sobre la extraña lista de “palabras del año”, nosotros nos hemos tomado la libertad de hacer nuestra propia clasificación, otorgando notas de 1 a 10, sobre las palabras que han protagonizado 2011.

“Squeezed middle”- Reino Unido

5/10 por la pobre aritmética. Ya sea porque los británicos estén demasiado entusiasmados o porque simplemente no sepan contar, su palabra del año no es una palabra; son dos. Y no, “squeezed middle” no se refiere a una nueva moda que reclame la vuelta de los corsés. La frase, acuñada por el líder de la oposición Ed Miliband, se refiere a la clase social más afectada por la inflación y los recortes y se ha ganado una plaza en el Oxford English Dictionary por su repetido uso a lo largo del año.

“Stresstest”- Alemania

9/10 por el multi-tasking. La palabra alemana del año elegida por Gesellschaft für deutsche Sprache, conocido como GfdS (La sociedad alemana de la lengua), es otro término político que significa “prueba de estrés” (también se refiere a un tipo de prueba que busca conocer la estabilidad de un sistema o una entidad). Se las arregla para referirse a tres historias nuevas en una. ¿Quién tuvo un “stresstest” en Alemania en 2011? Los bancos, las plantas nucleares y los proyectos como la estación de Stuttgart 21.

“Attachiant”- Francia

8/10 por la inventiva. Mientras los británicos y los alemanes tienen una mayor tendencia hacia palabras “relevantes”, los franceses apoyan las nuevas. Inventada en 1970,attachiant” es el “ni contigo ni sin ti”: ese alguien con quien es difícil vivir pero que jamás abandonarías por otra persona. Fue elegida por votación palabra del año en el festival XYZ, ¿será una referencia al presidente Sarkozy? El tiempo y las elecciones presidenciales de 2012 lo dirán.

“Querétaro”- España

10/10 por el esteticismo. Los españoles han abandonado el continente europeo y están visitando en masa la ciudad mexicana de Querétaro, cuyo nombre ha sido elegido la palabra más bonita del español.

En la redacción de cafebabel, España, Italia y Polonia han decidido que la palabra del año es, sin duda, “indignado”.  Alemania y Gran Bretaña se han decantado por “Merkozy” (la canciller alemana, Angela Merkel, más el presidente francés, Nicolas Sarkozy) y “Clammeron” (la coalición de David Cameron y el diputado Nick Clegg).

Ilustración: © Henning Studte; texto (cc) Noukka Signe/ flickr