Las palabras que han marcado 2009 en Europa

Artículo publicado el 22 de Diciembre de 2009
Artículo publicado el 22 de Diciembre de 2009
¿Una palabra que resuma el año que está a punto de terminar? Un pequeño diccionario de actualidad

¿Se puede resumir 365 días, 8.769 horas y más de tres millones de segundos en una sola palabra? La redacción central de cafebabel.com en París, los equipos locales por toda Europa y los lectores de la revista se aplicaron a esta delicada tarea. Lo primero de lo que no dimos cuenta es que las expresiones que recordamos suenan casi siempre mal… Es lo que demuestra el término que inspiró esta especie de encuesta: ‘unfriend’, la palabra del año según el New Oxford American Dictionary. “Ya no eres mi amigo”, esta tendencia nos la explica la redactora de nuestra versión inglesa, Nabeelah: “Tus nuevos conocidos te piden enseguida tu nombre para poder añadirlo a sus contactos de Facebook. Y por varias razones, podemos también dejar atrás esa amistad…”. 

Las palabras que encabezan la lista de propuestas, en la mayoría de las lenguas europeas, son, por supuesto, ‘recesión’, ‘paro’ y ‘referéndum’, que aparecen en las columnas de los periódicos y en las conversación a través de todo el continente. Dana apunta esta nota negativa eligiendo ‘sabrukums’ (‘disolución’) como la palabra del año en Letonia, lo que no sorprende si se tiene en cuenta la situación de esta república báltica. 

Por su parte, Wladek, de la redacción de Varsovia, cree que la palabra del año debe ser ‘niepewnosc’, ‘la duda’ que viene asociada a toda crisis: económica, política, sanitaria… Una problema que también han sufrido los franceses este año: la palabra ‘nepotismo’, elegida por Jane, redactora francesa, que hizo reir o llorar, según el caso, a todos los jóvenes licenciados y en paro del país (en relación con el tema Jean Sarkozy, el hijo del presidente, que estuvo a punto de ponerse al frente del mayor barrio de negocios de Europa).

La política y los que se dedican a ella juegan un  papel importante en la elección de las palabras que resumen el último año de la primera década del siglo XXI: en honor de Berlusconi, los italianos han elegido, irónicamente, el término ‘escort’. En Alemania, gana ‘kopftuchmädchen’, que significa ‘ chica con pañuelo’. Este neologismo lo creó Thilo Sarrazin, miembro de la Presidencia de la Bundesbank, que se expresó con violencia sobre el tema de la inmigración, y de su informe a la nación. Katharina, la redactora alemana de cafebabel.com, prefiere ‘Westervilli’. Willy es la pequeña abeja amiga de Maya (el insecto Ángela Merkel). Es con este apodo con el que los alemanes llaman a Guido Westerwelle, el nuevo ministro de Asuntos Exteriores, procedente del Partido Liberal Demócrata (FDP). Como el color de la CDU es el negro y el del FDP, el amarillo, los más maliciosos pronto compararon a los dos políticos con estos populares dibujos animados.

Para la eslovaca Michaela, ‘jazyk’ (‘idioma’) resume la situación de su país debido a la introducción de una nueva ley en materia lingüística que refuerza la reglamentación oficial sobre el eslovaco ‘correcto’, en oposición a las lenguas regionales o minoritarias (más del 10% de los eslovacos hablan húngaro). Esta ley ha sido ampliamente cuestionada y “mucha gente la considera como un intento de hacer del idioma un arma que podría volverse en su contra”.

Cyrielle, de Bélgica, prefiere la palabra ‘uniformité’, recordando así el consenso en la resolución de los debates sobre el problema lingüístico en las diferentes comunidades del país, sea flamenca, belga, francófona o alemana. En el país de Alberto II, las palabras están vivas cuando se trata de ‘el reconocimiento de las diferentes lenguas (del país)’ (podríamos, sin embargo, probar estas ideas entre los canadienses o los españoles). La redacción local de Bruselas va más lejos al inclinarse por la palabra ‘identité’ (‘identidad’), que también faltaría en Bélgica. ¿Es solo el acento optimista?

Más al sur, Mauro, de Cataluña, considera que la palabra del año debe ser ‘triplet’ : un guiño a las tres victorias que consiguió este año el FC Barcelona. ¡Al menos los seguidores del Barça mantienen alta la moral!