Le Gorafi: “La sátira es un espejo deformante”

Artículo publicado el 20 de Abril de 2017
Artículo publicado el 20 de Abril de 2017

Desde las elecciones presidenciales de 2012, Le Gorafi escribe artículos paródicos que consumen con alegría tres millones de usuarios. Gracias a estos textos, ahora se habla de la “goraficación” de Francia para ilustrar su influencia sobre la política ¿Es la sátira la heredera de los espejos deformantes de Valle-Inclán?

cafébabel: en los últimos años hemos visto que se han multiplicado los sitios de información paródicos, ¿cómo explican este éxito?

Sébastien Liébus (cofundador): estamos viviendo una época bastante absurda. Las personas necesitan encontrar una fuente de información alternativa, otra ventana al mundo que los rodea. Eso funciona, actualmente tenemos cerca de tres millones de visitantes al mes.

cafébabel: ¿Qué temas gustan más?

Sébastien Liébus: es difícil saber de antemano si un artículo va a funcionar. La gente es bastante versátil en ese aspecto. Ahora abordamos mucho la actualidad política, dado que se acercan las elecciones presidenciales. Al fin y al cabo, tenemos exactamente el mismo enfoque que los otros medios de comunicación.

cafébabel: ¿Resulta difícil competir con la realidad cuándo la propia clase política se presta a la caricatura?

Sébastien Liébus: es un auténtico desafío, nos obliga a renovarnos constantemente. Trump, por ejemplo, es muy difícil de caricaturizar porque siempre está dentro de los márgenes de la exageración. Lo difícil es buscar la sutileza sin caer en la pesadez. El efecto buscado por la sátira puede ser triste o cómico.

cafébabel: ¿Cómo nació Le Gorafi?

Sébastien Liébus: técnicamente, empezamos en febrero de 2012, durante la campaña presidencial. Históricamente, Le Gorafi fue creado en 1826 por nuestro director de publicación Jean-François Buissière. El periódico cuenta en la actualidad con alrededor de 650 redactores a través del mundo (risas).

cafébabel: ¿Cuál es su mejor artículo?

Sébastien Liébus : hay varios. Puede ser el del candidato olvidado en una de las celdas de Fort Boyard [conocido fuerte francés situado en el mar, cerca de la ciudad costera La Rochelle, ndlr], o también el del hombre que termina detenido de tanto sonreír en el metro. Pero no tenemos ninguna preferencia en particular. Nos gustan todas nuestras historias, aun cuando no siempre encuentren su público. 

cafébabel: ¿Qué hay de sus colegas satíricos europeos?

Sébastien Liébus: tuvimos la oportunidad de encontrarnos y hablar con The Onion [sitio paródico estadounidense, ndlr]. Es un orgullo para nosotros. También está The Daily Mash, en Inglaterra, aunque lo conocemos solamente de lejos. Fuera de Europa, está El Manchar, en Argelia, que también le va muy bien. Por otra parte, no voy a hacer comentarios sobre el sitio belga [Nordpresse, ndlr]. Su trabajo me parece peligroso.

cafébabel: ¿Cuál es su opinión sobre el trato general dado a la información?

Sébastien Liébus: estamos en una era de “faking news”, donde uno no sabe bien quién dice la verdad. Las herramientas “fact-check” para la verificación de datos se popularizaron mucho estos últimos meses, aunque no todo el mundo las utilice. Dicho esto, Rusia estableció su propia red de fact-checking para hacer propaganda. Russia Today utilizó la verificación de datos con el fin de desmantelar los artículos sobre la piratería de los hackers rusos. Esa no es una herramienta inocente.

cafébabel: ¿Se plantean tener un impacto en la política?

Sébastien Liébus: no, eso nos haría asumir responsabilidades, que es algo que odiamos. No pretendemos dar lecciones. La sátira es un espejo que se expande sobre un acontecimiento. Puede que no se aprecie bien su reflejo. Recientemente, hicimos un chiste sobre Emmanuel Macron, que aperecía buscando su programa. A menudo nos preguntan si no tenemos miedo de hacerlo parecer simpático. La respuesta es no, no hay ninguna voluntad de nuestra parte de volverlo más humano. A diferencia de Guignols de l'info que realizaron un verdadero trabajo de personificación de sus personajes y que hicieron a Chirac casi agradable en 1995.

cafébabel: ¿Existe sensacionalismo en la prensa hoy?

Sébastien Liébus: tengo la impresión de que en la actualidad la prensa evoluciona inspirándose en el modelo de The Onion en cuanto al trato dado a hechos diversos o acontecimientos inofensivos. Nosotros nos basamos mucho en los medios de comunicación tradicionales, como BFM o 20 Minutes que publican información llamativa para hacer reír a la gente mientras hacen clic. Nosotros adoptamos sus códigos, pero son ellos quienes nos copian.