Lecciones de Crowdfunding

Artículo publicado el 11 de Mayo de 2017
Artículo publicado el 11 de Mayo de 2017

Atención, este artículo no ha sido revisado ni publicado en ningún grupo

Hoy en día el crowdfunding se está convirtiendo en una facinante forma de recaudar dinero para cualquier tipo de proyecto. Cafébabel investigó este fenómeno y sacó algunas lecciones.

De acuerdo con la definición proporcionada por Freedman and Nutting el crowdfunding se refiere a “un método para recolectar muchas pequeñas contribuciones, mediante una plataforma de financiación en línea, para financiar o capitalizar una empresa”. Esta definición presupone la novedad de la práctica y la implicación de TIC (Tecnologías de la Información y la comunicación) como un aspecto fundamental para su implementación. Pero esto no es totalmente cierto.

En primer lugar, es importante subrayar que el crowdfunding no es del todo una nueva práctica, ha salido a la luz con modernidad y se ha desarrollo gracias al Internet. Probablemente el ejemplo más famoso para demostrarlo está representado por la Estatua de la Libertad. ¡Sí, esa estatua! De hecho sucede que, en 1884 los franceses prepararon la estatua y la enviaron a través del Océano Atlántico. Pero una vez que desembarcaron en las costas americanas la estatua no tenía su propio lugar. El Comité Americano había recolectado solo la mitad de la cantidad necesaria para construir la plataforma para erigirla. Al principio, los estadounidenses no estaban realmente dispuestos a ayudar a financiarla (¡Primera señal de que el crowdfunding no siempre funciona!). ¡Pero la notoriedad es una buena atracción! Joseph Pulitzer (sí, ese que dió su nombre al famoso premio!) lo entendió y, como director del periódico The World, se ofreció a publicar el nombre de todos los que donaran dinero a la causa (segunda lección: para que el crowdfunding funcione necesita una recompensa). ¡Y funcionó! él recolectó 102.000 dólares, donados por 120.000 personas, sin usar Internet (tercera lección: ¡No se necesitan las TIC!).

A partir de este momento el crowdfunding se estructuró más y desarrolló varias formas de recompensa. El crowdfunding actual por ejemplo, representa la solución correcta dedicada a las nuevas empresas y pequeñas compañías que prometen una participación financiera a las personas que financian. Sin embargo, si tu compañía no está dispuesta a proporcionar ésta solución, no te preocupes, hay una solución que se adapta a tus necesidades: las personas pueden convertirse en prestamistas del préstamo de la empresa. 

¿No eres dueño de una empresa? ¡La recompensa del crowdfunding es el camino! Como nos enseña el caso de la Estatua de la Libertad, las personas financian un proyecto a cambio de una recompensa simbólica o material (usualmente un servicio o un regalo). Finalmente, el crowdfunding podría también funcionar como una plataforma de beneficio para la recolección de donaciones.

Tres actores importantes están implicados en el proceso: el emprendedor, los partidarios y a plataforma. Cafébabel Bruxelles decidió conocerlos para brindar un panorama completo de esta investigación sobre el crowdfunding.

La primer cosa que aprendimos: los partidarios, emprendedores y plataformas creen realmente en los proyectos que apoyan y no tienen miedo de comprometerse con ello. De hecho, Hussein Rassim, cuyo proyecto fue el lanzamiento de su álbum Migration, declaró: “Pienso que las personas quieren ayudar pero nos ayudan porque creen en mi, esa es la razón”. Desde su propia experiencia Hussein aprendió que la mayoría del tiempo la gente está allí solo para hacer que pase.

Segunda lección: el crowdfunding es mejor que pedir un préstamo a un banco. De hecho, el crowdfunding ayuda a establecer una base de clientes afiliados que creen en el proyecto y que probablemente lo sigan durante su implementación. Hussein apoya ésta idea: “(crowdfunding) es más sobre comunicación y conocer más gente. Para mi es muy interesante reunir a la gente. Lo hicimos juntos, no es solo "dame dinero y eso es todo". Estas nuevas plataformas te dan la oportunidad de conseguir contactos y ser promocionado, lo que te dá la energía para no darte por vencido en tu proyecto. Frederik Lamote, director de la plataforma belga en línea Growfunding, admitió: “Nuestro trabajo es centrarnos en la formación, entrenamiento, pero especialmente en la comunicación. Invertimos mucho en comunicación, siempre junto al emprendedor". 

Tercera lección: ¡Inesperadamente la gente participa! En estos tiempos de crisis económica, esperamos que la gente ahorre su dinero y su tiempo. Apoyar económicamente una idea podría considerarse una perdida de tiempo. Incluso si la fundación es recompensada, como en el cado de Hussein y Growfunding, la gente puede elegir no tener una recompensa, y lo hace! Frederik sugiere que la gente invierta en un proyecto simplemente porque quiere aportar una contribución y hacerse cargo de una idea que les guste, en un espíritu de participación. 

¿Qué pasa si no tienes éxito? Según Hussein, una campaña no tiene éxito cuando no se comunica con la multitud. Los aspectos importantes son, por supuesto, el lenguaje usado para comunicar, y el objetivo establecido. Hussein también agrega “a veces ellos tienen miedo de mostrar sus sentimientos” y aparentemente, ésta es la llave para el éxito. Sin embargo, si todavía no lo has conseguido, hay una especie de limbo de crowdfunding para todos los proyectos que fallaron. La plataforma Kickended tomará tu proyecto y lo reevaluará, tratando de encontrar un público más adecuado inclinado a ayudarte.

Nota final: legislación. A primera vista todo parece perfecto: el crowdfunding trabaja y representa una solución que beneficia a todos. Sin embargo, no debemos olvidar que donde se involucra dinero, hay reglas. Por supuesto cada método financiero tiene que respetar legislaciones estrictas, ¿no es así? De hecho, la Comisión Europea no trata de introducir leyes para el crowdfunding, sino solo supervisar el desarrollo del sector. Por eso, cada país está empezando a producir su propio marco legal. Italia ha sido el primero en adoptar una legistlación sobre la equidad en el crowdfunding y Bélgica acaba de implementar su ley belga sobre crowdfunding a principios de febrero. Sin embargo, ambos simplemente intentan regular el sector para las plataformas de crowdfunding de equidad y deuda mientras que las que se basan en  recompensas y donaciones no están dentro del alcance de esta ley.

En cuanto a esto Frederik admite que el aspecto negativo del crowdfunding es lo administrativo.

Sin embargo, algo está cambiando: Frederik de hecho fue invitado a discutir el rol que el gobierno debería tomar en cuanto a esta legistación para apoyar una plataforma como Growfunding. Entonces es hora de tener una idea y hacer que suceda, ninguna ley puede detenerte!