Ley integral y pionera contra la homofobia en Cataluña -Parte I

Artículo publicado el 11 de Diciembre de 2014
Artículo publicado el 11 de Diciembre de 2014

La nueva ley aprobada en octubre por el Parlamento Catalán, abarca todos los ámbitos de la vida social de una persona y a diferencia de sus antecesoras está dotada de un régimen sancionador. Sus características la convierten en la ley más avanzada y completa de Europa 

La ley aprobada por el Parlamento Catalán el pasado 2 de octubre tiene como objetivo desarrollar y garantizar los derechos de personas lesbianas,  gais, bisexuales, transgénero e intersexuales (LGBTI), en todos los ámbitos y etapas de su vida social, además de erradicar la homofobia, la transfobia y la bifobia, combatiendo cualquier tipo de discriminación por orientación sexual, identidad o expresión de género.

La aprobación de la norma no hubiera sido posible sin la continua e incansable lucha de diversas asociaciones y organizaciones LGBTI, que después de largas horas de consenso y un exhaustivo trabajo de redacción, ahora ven recompensado el esfuerzo, a pesar de estar “aún lejos de la plena normalización” como puntualiza la propia ley.

Un largo recorrido

Eugeni Rodríguez, portavoz del Frente de Liberación Gay de Cataluña (FAGC) y presidente del Observatorio contra la homofobia (OCH), explica que el origen de esta ley se remonta al gobierno del tripartito en Cataluña (inicios de 2005).  “Es una ley que ya teníamos y la hicimos nuestra. La presentamos en las pasadas elecciones. Conseguimos que todos los cabeza de lista de los partidos políticos firmaran un compromiso de aprobarla en esta legislatura”, explica Eugeni.  La ley entra en el Parlamento Catalán de la mano de los grupos políticos de izquierda (ERC, PSC, ICV, EUiA y las CUP), en julio de 2013. Durante la tramitación parlamentaria se ganó el apoyo de CDC y Ciutadans pero, no del PP y UDC. Finalmente, con la mayoría de votos a favor se aprueba la ley y Cataluña se convierte en la Comunidad Autónoma con la ley más avanzada y completa de España y de Europa.

El avance legal y la situación real

La Ley es una herramienta para “la construcción de nuevas referencias de relación basadas en la igualdad y en el respeto”. Además de enriquecer y ampliar el marco jurídico actual donde ya aparece la voluntad de la no-discriminación por motivos de orientación sexual, identidad o expresión de género. Esta ley es “totalmente necesaria para conseguir que la igualdad real se ponga a nivel de la igualdad legal”, explica Jesús Generelo, secretario general de la Federación Estatal de personas LGTB (FELGTB). “Hay que legislar no sólo para impedir la discriminación sino para remover, como dice la Constitución, cualquier obstáculo que haga que la igualdad real, no únicamente legal, sea efectiva”.

Además, la ley establece la implementación de estudios que faciliten la obtención de datos reales de la situación de discriminación dando respuesta a la actual falta de datos e indicadores. Para ello, el Observatorio contra la Homofobia, según explica su presidente Eugeni Rodríguez, ya ha firmado un convenio con la Universidad Autónoma de Barcelona. Un estudio del Ministerio del Interior publicado en 2013 refleja que la primera causa en España de delitos de odio es la homofobia, seguida del racismo y la xenofobia, con más de 400 agresiones recogidas durante ese año. En Cataluña, el Observatorio contra la Homofobia presentó la Memoria Antidiscriminatoria de 2013, donde se recogen las 384 denuncias recibidas por agresiones y discriminaciones por opción sexual e identidad género.

“La dificultad de probar que se ha cometido un caso de discriminación por motivos de orientación sexual o expresión e identidad de género provoca que en muchos casos no se denuncie”, comenta Jesús Generelo.

Una Ley integral e innovadora 

Como define Jesús Generelo (FELGTB) se trata de una ley muy minuciosa que contempla todos los ámbitos de la vida social de una persona: sanidad, educación, trabajo, cultura, ocio y deporte. “Aspectos donde hace falta incidir para que la igualdad legal que ya hemos alcanzado sea realmente efectiva”.

En Sanidad, sensibilizar y prevenir enfermedades de transmisión sexual, especialmente el  VIH/SIDA y regular tratamientos asociados a la transidentidad y la intersexualidad o el acceso a técnicas de reproducción asistida. En Ocupación, destaca la formación en prevención de riesgos laborales; en Medios Comunicación plantea recomendaciones para evitar la difusión de contenidos pro-homofobia. Además de garantizar “un trato y estancia adecuadas de las personas LGBTI en las dependencias policiales”, y “establecer normas de identificación y registro para personas transgénero de acuerdo con la identidad sentida”.

En Educación regula cuestiones como contenidos de materiales escolares, ocio infantil y juvenil, actividades deportivas y formación de padres, madres y profesores con el objetivo de incluir y normalizar la diversidad afectiva y sexual. Además de prevenir y actuar contra el acoso y la discriminación en las escuelas. 

Ver artículo: Ley integral y pionera contra la homofobia en Cataluña -Parte II