Leyes algo peculiares que le esperan a la Italia del 2015

Artículo publicado el 25 de Enero de 2015
Artículo publicado el 25 de Enero de 2015

Atención, este artículo no ha sido revisado ni publicado en ningún grupo

¿Qué le espera a la Italia del 2015? No sabemos responder del todo a esta pregunta, pero sí podemos hacer un resumen de las nuevas leyes que o bien se han introducido recientemente o bien se introducirán dentro de poco en Italia. Ya os decimos de antemano que hemos escogido aquellas que creemos que causarán más sensación.

1. El reglamento municipal de Falciano del Massico establece la prohibición de morir. Aquí está prohibido morirse y para certificarlo está la ordenanza municipal firmada en 2012 por el alcalde Fava.

2. Desde mayo de 2015 en Venecia estará prohibido usar maletas con ruedas porque el ruido molesta demasiado a los habitantes de la famosa ciudad turística, mientras que en Capri y en Positano, por el mismo motivo, una ordenanza prohíbe llevar zuecos por la calle.

3. En Eraclea, cerca de Venecia, está prohibido caminar por la playa sin camiseta y tampoco se puede jugar a pelota, construir castillos de arena, recoger conchas o llevarse arena.

4. Esta no es precisamente una novedad, pero desde luego es realmente cómico que el artículo 121 del T.U.P.S. (el ordenamiento jurídico del Reino de Italia, todavía hoy vigente) del 18 de junio de 1931, tercer apartado, establezca que está «prohibido ejercer la profesión de charlatán».

5. En Sorrento está prohibido que los artistas de calle permanezcan en el mismo lugar más de quince minutos: tienen que desplazarse al menos 500 metros.

6. En Éboli, cerca de Nápoles, está prohibido besarse en el coche bajo multa de 500 euros.

7. En Milán, 40 euros de multa para quien se encarame a un árbol.

8. En Padua, según el nuevo reglamento de la policía municipal, desde el 29 de septiembre de 2014 está prohibido ensuciar el suelo público, tirar huevos, harina u otras sustancias que embadurnen suelo, edificios, cosas o personas y fijar a los troncos de los árboles pósters de universitarios recién graduados o cualquier otro elemento.

9. Del mismo modo, en Padua está prohibido atar o apoyar bicicletas o ciclomotores en el mobiliario urbano, en los árboles, en los postes, en los monumentos o en cualquier otra obra pública que no esté destinada a ese fin.

10. Está prevista una multa de 166 euros para quien incluso solo se limite a dirigirle la palabra a las prostitutas en Pomezia.