Ligar gracias a un bebé

Artículo publicado el 13 de Diciembre de 2014
Artículo publicado el 13 de Diciembre de 2014

Atención, este artículo no ha sido revisado ni publicado en ningún grupo

El flirteo desemboca en sexo, en niños, en... ¿no ligar nunca más? En esta ecuación todas las variables son erróneas. Para variar un poco, nos centramos en los niños: ¿Cómo se liga con un bebé en los brazos?

Tan pronto como tenga un bebé, se acabó ligar. Adiós. Punto y final. Al parecer la reproducción se da por terminada y la atracción por el sexo contrario se reduce a cero. Eso es lo que yo pensaba. La verdad es otra: un bebé es el mejor método para conocer nuevas personas. Incluso en Berlín, la ciudad cuya fama de ser distante supera hasta la de Alaska.  

Los bebés ganan a los perros, por lo menos al ligar 

¿Que cómo funciona? Muy sencillo: le ponemos al bebé un gorro adorable (si tiene orejas de oso, tanto mejor) y nos lo atamos en el vientre de manera que mire de cara. Si antes a esta altura los hombres nos miraban el escote, ahora les sonríe un bebé mofletudo de ojos grandes y  orejas de oso, que apela a su instinto protector.  Se despierta el interés. La mirada va subiendo poco a poco del bebé a la mamá sexy con un rostro feliz y liso por las hormonas (en caso de que la falta de sueño no haya hecho que  los sacos lagrimales le lleguen hasta las rodillas). Entonces llega el famoso piropo para entablar conversación "¡Qué monooo!", junto con una amplia y estúpida sonrisa, porque se acuerda de sus propias vivencias. Los sentimientos le/la desbordan y en seguida sabemos un par de datos personales sobre la vida privada del que hasta ahora había sido un desconocido. Y podemos opinar en todos los temas, para que no lleguen los silencios incómodos: qué tal fue el parto, todo lo que sabe hacer ya el niño, cómo fue la ruptura de pareja. Y entonces se pone interesante. Podemos quedar en el parque con un café para llevar y traer a los niños o vernos de nuevo en el grupo PEKiP (Grupo de juegos y de movilidad para padres y niños). El bebé actúa de vínculo y procura que los temas de conversación nunca se acaben. ¡El motivo ideal para ligar! 

Posdata: Un test de realidad en el grupo de recuperación posparto, cuyo objetivo es poner en forma de nuevo el suelo pélvico distentido, demostró que se liga mucho mejor cuando los padres pasean por el parque con la mochila portabebés Manduca. Por desgracia, en el caso de las mujeres, ligar con la ayuda de bebés solo funciona con hombres más mayores, que ofrecen manzanas si se les permite mirar dentro del carrito del bebé o, como le pasó a la hija de la autora, con políticos europeos escandalosos que esperan que aparezca una cámara al hacerles carantoñas a bebés desconocidos, para mejorar su imagen pública. El encanto de un bebé acarrea todo tipo de consecuencias. 

Ligar en Berlín: ¿Todo un éxito o una causa perdida? 

¿Los alemanes no saben ligar? Un prejuicio más viejo que la picor, pero que ahí sigue. Cafébabel Berlin se propone averiguar el porqué de la crítica situación del amor.  Si creéis que habéis hallado la táctica definitiva para ligar, ¡enviadnos un correo a berlin@cafebabel.com!