¿Listos para comer patatas transgénicas? La prensa opina

Artículo publicado el 3 de Marzo de 2010
Artículo publicado el 3 de Marzo de 2010
La Comisión de la UE autorizó  el cultivo de la variedad de patata transgénica 'Amflora', utilizada para obtener almidón y productos industriales. Desde 1998 no se registraban autorizaciones para organismos genéticamente modificados (OGM).
Bruselas cede de este modo a la presión de las empresas agrarias en opinión de algunos comentaristas europeos, mientras que otros celebran el inicio de un camino hacia un futuro mejor

La Repubblica - Italia: las grandes empresas agrarias se salen con la suya

La autorización de la patata transgénica 'Amflora' en la UE constituye el resultado de los intereses de los organismos multinacionales, opina el fundador del movimiento 'Slow Food' Carlo Petrini en el periódico liberal de izquierda La Repubblica: "Europa es un plato apetitoso para los productores de OGM [organismos genéticamente manipulados]. Era una meta estratégica en sus planes de conquista del mundo, pero algunas cosas salieron mal: aplazamientos, desconfianza o rechazo por parte de los ciudadanos, normas de precaución vinculantes. Tanto que en el transcurso del último año la superficie cultivada de OGM en el continente se vio reducida a un 12 por ciento.[...] Estoy convencido de que las multinacionales productoras de OGM no podrán entrar en los próximos dos años en los mercados de los que ahora están excluidos, [...] deberán revisar sus planes y empezar a contar las ingentes pérdidas económicas: ése es el verdadero motivo de esta enésima ofensiva contra el buen sentido y la voluntad de los ciudadanos europeos, que se lleva adelante mediante la autorización de la patata 'Amflora'". (03/03/2010)

Les Echos - Francia: ganar la lucha contra el hambre

El periódico financiero Les Echos opina que los organismos genéticamente modificados (OGM) pueden reducir el hambre en el mundo, aunque los franceses se opongan en general a la ingeniería genética: "En el dominio agrícola, algunos querrían que no se tolerara sino el riesgo cero. [...] Detrás de las grandes potencias agrícolas –los estadounidenses y los brasileños[...]– ahora son nuestros vecinos europeos los que se convierten progresivamente a los OGM. [...] A la hora de esta revolución tecnológica, los agricultores franceses se encontrarán marginados. Este aislamiento del Hexágono resulta más incomprensible en tanto los tan demonizados OGM permitirían paradójicamente regular en parte el problema del hambre en el mundo contribuyendo asimismo a un desarrollo más sostenible. [...] Al anunciar en este caso la autorización de una patata transgénica, la Comisión de la UE ha tenido la buena idea de relanzar el debate". (03/03/2010)

Novinar - Bulgaria: se abre el debate

La aprobación de la Comisión de la UE del cultivo de la patata transgénica 'Amflora' endurecerá en Bulgaria la controversia en torno a una posible reforma legal en ese sentido, opina el periódico Novinar: "¿Qué significa esta decisión de la UE? ¿Que la Unión modifica su política respecto a los organismos genéticamente modificados (OGM)? ¿Que la nueva patata es sólo el comienzo y que muchas otras plantas se abalanzarán sobre Europa? ¿Que el grupo de interés de la genética presiona enormemente a la UE y que ésta cede? ¿Que resulta inevitable aceptar alimentos genéticamente modificados ya que todos estamos en el mismo barco? Quién sabe. Esta decisión nos confundirá seguramente más en Bulgaria. Llega justo en el momento en el que vacilamos y nos enfrentamos unos con otros en el debate sobre los pro y los contra de los OGM". (03/03/2010)

Foto: ©Jordan Prestrot/Flickr