¡Llueven gatos y perros!

Artículo publicado el 29 de Abril de 2005
Artículo publicado el 29 de Abril de 2005

Atención, este artículo no ha sido revisado ni publicado en ningún grupo

Imagine la escena. Hace mucho, mucho tiempo, alguien, en algún lugar del mundo angloparlante, miró por la ventana cuando estaba lloviendo y espontáneamente exclamó: "¡Caramba! ¡Están lloviendo gatos y perros!"

Suena raro. Y con todo, debe haber una explicación de por qué esta extraña expresión se incorporó a la lengua inglesa y en ella permanece. Pero lo que es especialmente interesante, dada la actual tendencia de moldear Europa como una única entidad, es saber cómo otros idiomas europeos describen el mismo fenómeno meteorológico. En Francia, por lo visto, llueven cuerdas; en Italia, barreños; en Alemania, cubos; en España suele “llover a mares” o “a cántaros”. Sólo hace falta una expresión cotidiana tan simple como esta para demostrar la increíble profundidad de Europa y su habilidad para confundir. Por cierto, la expresión inglesa tiene su origen en la mitología nórdica, según la cual los gatos simbolizaban la lluvia y los perros grandes ráfagas de viento. ¡Vive la différence!