Lo más valioso que traes a casa después de un viaje largo son historias

Artículo publicado el 25 de Noviembre de 2014
Artículo publicado el 25 de Noviembre de 2014

Atención, este artículo no ha sido revisado ni publicado en ningún grupo

Mi abuelo tuvo la oportunidad de viajar a muchos lugares diferentes en todo el mundo y lo más valioso que siempre traía a casa eran sus historias. Aquellas historias se materializaron en los sellos que, después de cada viaje, pegaba con cuidado en su libro de sellos. 

Autor: Stefan Alijevikj Imágenes: Marija Grujovska

“Uno de los recuerdos más claros que conservo de mi niñez es la colección de sellos de mi abuelo. Mi abuelo tuvo la oportunidad de viajar a muchos lugares diferentes en todo el mundo y lo más valioso que siempre traía a casa eran sus historias. Aquellas historias se materializaron en los sellos que, después de cada viaje, pegaba con cuidado en su libro de sellos. Fue ver la colección de sellos y escuchar las historias de mi abuelo lo que encendió la chispa de mi gran interés por la diversidad cultural. Mi, en ese momento, pequeño descubrimiento de la idea de que hay muchas formas de seres humanos encauzó mis intereses y mi pasión desde entonces y me ha llevado a estudiar una carrera de antropología social y cultural", escribe Marija Grujovoska, de Macedonia, quien estudia en Viena, Austria, en el campo de la antropología. 

Más adelante, añade: “Estudiar antropología es, probablemente, una de las mejores decisiones que he tomado, teniendo en cuenta el modo en que ha dado forma a mi personalidad. Me ha enseñado muchas cosas muy relevantes para mi vida. Una de ellas es que la realidad en la que vivimos no es la única, y que hay gente en el mundo que vive su vida de formas que son inimaginables para nosotros, pero muy normales para ellos".

Además de la antropología, a Marija también le gustan la fotografía y el relato visual. Cree que la fotografía es un medio poderoso y positivo cuando se utiliza de manera adecuada. En cuanto a los relatos, han desempeñado un papel muy importante en su vida y le gusta tanto leerlos y verlos como contarlos. Ahora, Marija cuenta su historia para Mladiinfo: 

Mladiinfo: ¿Por qué decidiste estudiar en el extranjero e irte a Viena?

Marija: “Se me ocurrió estudiar en el extranjero bastante pronto, en mis primeros años de instituto, ya que tenía que satisfacer mi curiosidad por el resto del mundo. Si bien no estaba muy segura de lo que iba a estudiar, sabía que no sería en mi país. Tuve en cuenta el hecho de que una de las opciones económicamente más razonables para estudiar en el extranjero son los países de habla germánica, y empecé a estudiar alemán de forma intensiva. Me decidí por Viena en cuanto supe que lo que quería estudiar era Antropología y el Instituto de Antropología Social y Cultural de la Universidad de Viena era el que más me interesaba".

Mladiinfo: ¿En qué se diferencian el sistema educativo de Viena del de tu país? 

Marija: “Mi exeperiencia con las universidades de Macedonia no es de primera mano. Todo lo que sé sobre estudiar en Macedonia lo sé por mis amigos y mi familia. Sin embargo, una de las diferencias más visibles es el enfoque altamente individualizado que tiene la Universidad de Viena hacia sus estudiantes. Fundamentalmente, los estudiantes pueden escoger ellos mismos cuántas asignaturas y exámenes quieren hacer durante el semestre. La elección de las asignaturas depende completamente de los mismos estudiantes. Este enfoque tiene tanto pros como contras. Por un lado, como estudiante tienes las completa libertad de diseñar tus estudios como quieras y, por el otro, esto quiere decir que la responsabilidad en caso de que algo salga mal es totalmente tuya. También significa que, como no tienes un horario fijo, tampoco tienes un grupo de trabajo fijo, lo que puede complicarte un poco las cosas a la hora de hacer vida social en un país extranjero". 

Leer el artículo completo (en inglés)