Londres: LLegó la época para ser feliz... 

Artículo publicado el 28 de Diciembre de 2014
Artículo publicado el 28 de Diciembre de 2014

Atención, este artículo no ha sido revisado ni publicado en ningún grupo

La época festiva del 2014 está en pleno apogeo en Londres tras la transformación de la atestada metrópoli  en  la ciudad loca por la Navidad.

A medida que los londinenses se dejan llevar por el aumento de las expectativas navideñas, ¿son concientes de la transformación de la ciudad en ese proceso? A continuación, una galería de fotos.

En cuanto salgo de la estación de Bond Street a primera hora de la tarde, tengo la sensación de haber dormido durante quince días y haberme despertado en Nochebuena, pero mientras me deslizo entre la muchedumbre en la concurrida acera, entre todo el alboroto, escucho a dos personas decir: "si crees que hay mucha gente, imagínate como estará la semana que viene y la semana anterior al día de Navidad...". Suspirando con alivio al descubrir que no había viajado en el tiempo, siento el deseo de ir hacia Regent Street.

Más adelante me fijo en la decoración. La capital se ha engalanado con un nuevo traje estacional: las luces alumbran cada metro cuadrado. Oxford Street está decorada con bolas de nieve gigantes que cuelgan del techo y muchas de sus tiendas tienen sus propias decoraciones. 

Bond Street está iluminada con gigantescas plumas de pavo real, mientras que Regent Street ha incorporado publicidad de películas en su iluminación. Los árboles de navidad gigantes son frecuentes, el de Covent Garden (con sus enormes bolas) es el más impactante. El Real Jardín Botánico de Kew está iluminado de forma espectacular y, aunque la iluminación local es el plato fuerte de los diferentes barrios, destaca sobre todo Seven Dials, que da la bienvenida a los visitantes de una forma diferente en cada una de sus calles. Las diferentes galerías comerciales también han adquirido un aspecto muy navideño, lo que añade aún más encanto a la ciudad.

Pero hay dos cosas que son la verdadera atracción de esta época del año (aparte de las tiendas). La primera, las pistas de hielo que se han colocado en varios lugares como Canary Wahrf, Somerset House, The National History Museum y el London Eye. Puede que no todo el mundo esté hecho para patinar sobre hielo, pero es una señal indiscutible de esta época del año y una tradicción en sí misma. La otra, el parque de atracciones navideño llamado Wonderland -en Hyde Park- que, este año,  se ha ampliado para incluir una ciudad bávara (quizá demasiado comercial) que ofrece papeo y piscolabis alemanes así como música en directo, pese a que los mercados de estilo continental, junto con una amplia selección de parques de atraciones para niños, vuelven a estar de moda.

Sin embargo, este año Hyde Park compite con Winterville ("la ciudad de invierno"), situada en Victoria Park, que este 2014 hace su primera aparicición en el este de Londres. En otra parte, el festival Southbank Winter Festival alegra ese lado del Támesis durante la espera hasta que comience el mercado navideño de South Bank Centre, uno de los numerosos mercados  que se instalan en algún momento de diciembre en Londres.

¡Así que si estás en Londres para realizar compras, patinar, divertirte o aunque no te interesen ninguna de estas cosas, cuando te encuentres maldiciendo a la gran cantidad de gente que hace que no puedas avanzar por la calle, respira hondo, admira la iluminación que te rodea, sonríe y... simplemente continúa!