Loretta Napoleoni: "Europa: Un gran paraíso fiscal"

Artículo publicado el 19 de Junio de 2009
Artículo publicado el 19 de Junio de 2009
Entrevista con la economista italiana de 55 años residente en Londres y especialista en finanzas y terrorismo. Nos reunimos con ella en Roma durante la promoción de su último libro: La Morsa. La crisis financiera: "Una ocasión perdida de que Europa hablase con una sola voz"

La entrevista a Loretta Napoleoni estuvo precedida de la compra de su libro Economia canaglia, un ensayo que todo el mundo parece haber leído en estos tiempos de crisis. Trata acerca de cómo los consumidores vivimos en un mundo construido por los medios de comunicación, atrapados en una red virtual de deseos e ilusiones sociales, mientras que la realidad económica ha cambiado rápidamente. Lo que domina el planeta es la 'economía canalla', una fuerza incontrolable en manos de las nuevas generaciones de hombres de negocios, empresarios y financieros sin escrúpulos.

Distraídos por Al Qaeda y despojados por Wall Street

"Este es un libro sobre el mundo moderno que corre el riesgo de ser completamente transformado por la acción de unas fuerzas económicas oscuras. Es un libro sobre lo que no es sino el último episodio de una historia antigua, una historia que nos obliga a recordar que la humanidad está siempre obligada a pagar un precio muy alto por lo que en los libros de historia se define como conquistas", se lee en la introducción.

"Disculpe, dispongo de poco tiempo. De aquí a veinte minutos tengo que estar en la radio, luego otra entrevista, una cena de trabajo...". ¿Se siente como una estrella del rock? "Bueno, un poco sí. Tengo muchos compromisos en mi agenda y lo peor es que estoy en Roma y mi secretaria no lo ha tenido en cuenta al organizarme el día: ¡es difícil trasladarse de un lado al otro del centro rápidamente!" El número de esta semana de Internazionale publica un artículo suyo titulado 'El sueño de Bin Laden' y anuncia la publicación inminente en la editorial Chiarelettere de La Morsa (La mordaza): "El artículo es un extracto del libro, del capítulo 'Las Vegas y Dubai', las dos metrópolis símbolo de la decadencia y de la contaminación de occidente que desde finales de 2001 crecen y se enriquecen. Con el estallido de la burbuja financiera de 2008, han sido las primeras en resentirse de la crisis porque están vinculadas a las finanzas de asalto globalizadas". El subtítulo de la portada reza: Distraídos por Al Qaeda y despojados por Wall Street ¿Cómo salimos de ahí? "Mientras los políticos nos aterrorizaban, las finanzas nos robaban los ahorros: esta es la mordaza que nos atenaza a todos nosotros".

Occidente se ha hundido sin Bin Laden

En el taxi da instrucciones para llegar a via Asiago, con la seguridad de alguien nacido en Roma y que allí ha vivido hasta los veinticuatro años cuando –como puede leerse en un nota biográfica–. Después de haber intentado en vano encontrar trabajo en Italia, obtiene la prestigiosa beca Fulbright y se traslada a los Estados Unidos. Se considera una emigrante, más que un cerebro fugado.

El boletín informativo de la radio abre con una noticia sobre la crisis. 'Crisis' es la palabra más pronunciada de los últimos ocho meses: "La crisis económica es la consecuencia del 11 de septiembre y de las guerras que le siguieron. Con el ataque a las Torres Gemelas, Bin Laden creyó provocar un acto de purificación de occidente, y en cambio ocurrió todo lo contrario. Gracias a una política que no produce nada y gasta un dinero que no tiene, el desplome de ese mundo de celuloide y de pasiones incontrolables se ha producido realmente, pero ha llegado después y provocado por occidente mismo". ¿Quién se está enriqueciendo gracias a este cortocircuito económico? "Como suele pasar, el crimen organizado. Piense en Nápoles, por ejemplo, donde las pequeñas empresas que corren el peligro de quebrar se están dirigiendo a los usureros para hacer frente a la crisis. La ‘Ndrangheta se está moviendo mejor que la Camorra, especialmente en territorio europeo, donde hay países, como Alemania, que no disponen de una legislación con la que combatirla".

Este libro ha sido publicado en Canadá, Estados Unidos y Reino UnidoA propósito de Europa. Las noticias de la radio anunciaban precisamente unas políticas compartidas: "Este momento histórico podía haber sido la oportunidad de la UE de rediseñar su papel a nivel mundial, pero el exceso de voces, las distintas políticas internas y exteriores de los países miembros han reducido su efectividad". Hojea el periódico y encuentra en la sección de internacional el escándalo que está salpicando a la clase dirigente británica: parecen muy lejanos aquellos días en que la prensa coronaba a Gordon Brown como el hombre que sacaría a Europa de la crisis: "No hay ningún país en concreto que esté manejando la crisis mejor; la que se encuentra en peores condiciones es sin duda Gran Bretaña, que corre el riesgo de sucumbir ante una crisis de una década de duración a causa de los errores cometidos en los últimos seis meses".

Europa: "Un gran paraíso fiscal"

¿Qué papel tiene entonces la UE? "Sencillamente se ha convertido en un paraíso fiscal a causa de la Patriot Act aprobada en 2001 por el Congreso estadounidense que introduce el control y la severidad para con los flujos de dinero que llegan a los Estados Unidos. De esta manera, el blanqueo de dinero se ha trasladado al viejo continente gracias a la falta de una normativa homogénea y exhaustiva contra el blanqueo y los paraísos fiscales. De nuevo, quien resulta vencedora es la ‘Ndrangheta, que es ahora, gracias al ascenso de Salvatore Mancuso (emigrante siciliano que se ha convertido en líder de la organización terrorista paramilitar colombiana), una aliada comercial de los narcotraficantes de Colombia". A punto de llegar a nuestro destino, Napoleoni repasa sus citas del día, recorre con el dedo los horarios de la agenda y los recortes de prensa de los meses anteriores y se prepara para la última pregunta: ¿cómo salimos de ello? "La crisis podría resultar positiva y hacernos reflexionar acerca de las consecuencias negativas de la globalización, pero no esperemos que lo hagan los políticos; es preciso movilizar a la sociedad civil". Con tono seco y conciso, lo ha señalado repetidamente.

Paga al taxista y baja rápidamente del coche para reunirse con un grupo de periodistas en el exterior de los estudios de Rai Radio Tre. Duda, regresa para quitarme de las manos el ejemplar de su último libro, escribe algo y se aleja. Abro y leo su autógrafo en caracteres grandes: va a resultar que soy una groupie.

Nuestro agradecimiento a Giulia Civiletti por su ayuda y paciencia